Croquetas de queso manchego

septiembre 29, 2023 | 7 Comentarios

Hacía tiempo que no publicaba ninguna receta de croquetas, y eso que suelo hacer bastante a menudo porque es un aperitivo o segundo plato que siempre apetece en casa, así que ya tocaba.

Las croquetas son una receta clásica de la gastronomía española, que se suelen hacer para aprovechar sobras o restos de alimentos, pero estas de hoy, no están hechas por ese motivo.

Hoy os enseño las típicas croquetas de queso, (que puedes ver en el enlace), pero elaboradas con auténtico queso manchego, unas croquetas con un sabor increíble y una cremosidad que hará que no puedas parar de comerlas.

El queso manchego es el queso español más famoso, dentro y fuera de nuestro país. Está elaborado con leche de oveja de raza manchega, con una maduración mínima de 30 días para quesos elaborados con leche pasteurizada con peso igual o inferior a 1,5 kgs, y de 60 días para el resto de formatos.

Está protegido por la Denominación de Origen Queso Manchego, que debe aparecer en la etiqueta comercial del queso. Si ha sido elaborado con leche cruda aparecerá, además, la palabra “artesano”.

Este queso se puede encontrar como viejo, curado y semicurado, éste es el que vamos a utilizar en estas cremosas y ricas croquetas de queso manchego.

Con estas riquísimas croquetas de queso manchego, participo en el reto Tus recetas de este mes, ya que salió elegido el "Queso manchego", y que mejor receta para este delicioso queso, que hacer unas croquetas......

Si quieres ver las otras recetas de croquetas que están publicadas en el blog, pincha en Croquetas de jamón estilo Chicote, Croquetas de huevo duro, Croquetas de queso, Croquetas de setas, Croquetas de menudillos, Croquetas de lentejas, o en las riquísimas Albóndigas de bacalao.
 
El tamaño de las croquetas está en proporción a su finalidad, si las haces de aperitivo suelen hacerse pequeñas, pero si las preparas como comida, tienes que hacerlas de tamaño mediano...y eso se consigue según el tamaño de las cucharas que elijas para formarlas.


Ingredientes:

Para la masa:

  • 150g. de queso manchego semicurado.
  • 400ml. de leche.
  • 80g. de harina.
  • 60g. de mantequilla.
  • 20g. de aceite de oliva virgen.
  • 1 cebolla pequeña.
  • Sal.

Para el rebozado y frito:

  • 2 huevos.
  • Harina.
  • Pan rallado.
  • Nuez moscada.
  • Pimienta molida.
  • Aceite de oliva virgen.

Modo de hacerlo:
  • Pela y corta muy menuda la cebolla, reserva.
  • Ralla la cuña de queso manchego, reserva.
  • Pon una sartén al fuego y añade la mantequilla con el aceite de oliva. El aceite siempre ayuda a que no se queme la mantequilla.
  • Cuando la mantequilla esté líquida, añade la cebolla y póchala a fuego lento.
  • Ahora echa  la harina y mezcla sin dejar de remover a fuego medio, hasta que esté dorada y pierda el sabor a cruda. 
  • Incorpora la leche caliente poco a poco, removiendo a la vez con unas varillas, hasta que esté la bechamel suave y cremosa y no hayan grumos. Sabrás que está en su punto cuando se despegue de las paredes de la sartén.
  • Apaga el fuego, echa el queso rallado en la bechamel y mezcla hasta que se haya deshecho y esté bien integrado.
  • Añade la sal, pimienta molida, nuez moscada y mezcla bien
  • Pasa la masa de las croquetas a una fuente de cristal y cubre con papel film tocando la masa, para evitar que se reseque.
  • Deja que se enfríe y luego guarda en la nevera durante unas horas, mejor de un día para otro.


  • Cuando la masa esté fría, coge pequeñas porciones de la masa y dale forma con las palmas de las manos ayudándote con la harina.
  • Bate los huevos en un bol y pon la harina y el pan rallado en otros.
  • Pasa cada croqueta por harina, huevo y pan rallado, déjalas en un plato tal como las vayas rebozando.
  • Fríe en abundante aceite caliente a fuego medio, y ves pasándolas a un plato con papel absorbente para que pierdan el exceso de aceite.
Consejos para unas buenas croquetas:
La bechamel para preparar las croquetas ha de estar espesa, y eso se consigue a base de cocerla a fuego lento, sin necesidad de poner excesiva harina.
La masa de las croquetas debe cocinarse con tiempo para que esté perfectamente fría antes de darles la forma..
Para hacer una buena fritura de croquetas, tienes que tener la sartén con abundante aceite muy caliente.
No pongas muchas croquetas a la vez en la sartén porque se enfriará el aceite y se pueden abrir.
Si preparas una buena cantidad de croquetas, siempre puedes congelar unas cuantas para otro día, para eso ponlas primero en una bandeja sin que se toquen y cuando ya estén congeladas pásalas a una bolsa.

Espero que te guste.
 
Si quieres ver las recetas con queso manchego de mis compañeras de reto, pincha en la foto del logo:
                                                  

7 comments:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Focaccia de cebolla y piñones

septiembre 25, 2023 | 1 Comentarios

Hoy vamos a preparar una deliciosa receta de focaccia casera, esponjosa, sabrosa y llena de burbujas. Una focaccia de cebolla, piñones y romero, muy jugosa y tierna, crujiente por fuera y esponjosa por dentro.

La focaccia es un pan italiano que nos gusta mucho en casa, suelo hacerla cuando tengo alguna comida o cena informal y también algún que otro domingo cuando vienen mis hijos a comer.

Es un pan que acompaña de categoría durante el aperitivo, comida, o incluso como bocadillo en almuerzos y meriendas, rellenándola de ricos ingredientes.
Existen infinitas variedades de focaccias, desde unas con masas gruesas y jugosas, hasta otras que son finas láminas de masa, y además pueden estar cubiertas con diferentes ingredientes y especias, pero siempre son unos panes aceitosos y aromáticos.

Al igual que la última focaccia que publiqué, la Focaccia en freidora de aire, ésta, también la he hecho en la freidora, por eso tiene una forma diferente a las que publiqué antes y que están horneadas en el horno convencional, puedes verlo en la Focaccia de romero y cebolla crujiente, en la Focaccia de aceitunas verdes, romero y queso, en la Focaccia de aceite, ajo y perejil, o en la jugosa Focaccia de patata de Puglia.
 
Las focaccias con el toque y aroma de romero, me encantan, se lo pongo a casi todas, les da un punto campestre que me gusta mucho, pero tu puedes ponerle la especie, o no, que más te guste.

Ingredientes:
  • 125g. de harina de trigo.
  • 125g. de harina de fuerza.
  • 5g. de levadura fresca.
  • 160ml. de agua.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen.
  • 5g. de sal.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • 1 cebolla.
  • Piñones.
  • Romero.
  • Escamas de sal. 

Modo de hacerlo:

  • Deshaz la levadura en el agua tibia.
  • Pon en un bol la harina, la sal en un lado y en el otro el azúcar.
  • Añade la levadura disuelta en el agua, y el aceite.
  • Mezcla hasta que se unan todos los ingredientes y deja que repose tapada, durante unos 10 o 15 minutos.


Vamos a amasar con el sistema de pliegues: (puedes verlo mejor en la receta Pan sencillo sin amasar)

  • Mójate la mano con agua para que no se te pegue la masa.
  • Pliega la masa con las manos húmedas desde fuera hacia dentro por los 4 lados, tapa y deja que repose 10 minutos.
  • Repite el plegado cada 15 minutos un total de 3 veces.

  • Engrasa bien con aceite una fuente de cristal o una bandeja, coloca la masa y pliega otra vez sobre sí misma por todos los lados.
  • Haz una bola con la masa y deja que leve durante 1 hora más o menos, en un sitio cálido y seco tapada con un trapo limpio.
  • Cuando veas que está esponjosa y ha doblado su volumen, pon la masa en el molde o bandeja donde la vayas a cocinar, untada de aceite, y que te quepa en la freidora de aire.
  • Al ponerla en el molde no te preocupes si no queda perfecta, porque ella sola se expandirá.
  • Haz unos huecos, pero sin llegar a romper la masa, en toda la superficie con las yemas de los dedos, hundiendo bien los dedos.
  • Deja que repose unos 10 minutos más.

Vamos a cubrirla:
  • Pela y corta la cebolla en rodajas no muy finas.
  • Coloca por encima de la masa las rodajas de cebolla y los piñones.
  • Espolvorea el romero por encima.
  • Echa un chorrito de aceite de oliva por toda la focaccia y una pizca de sal.
  • Pon la focaccia en la freidora de aire a 200º durante 15 minutos, o hasta que veas que está dorada la masa. (Si ves que se quema la cebolla, puedes cubrirla con papel de horno)

Deja que se enfríe sobre una rejilla antes de servir, aunque caliente también está riquísima!!

Si no tienes freidora de aire, puedes hacerla exactamente igual en el horno, pero precalentando y aumentando el tiempo de horneado. (En el horno con calor abajo, no se quemará tanto la cebolla)

Espero que te guste.

1 comments:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Natilla con dulce de arándanos, Colombia

septiembre 17, 2023 | 11 Comentarios

Todos tenemos algún postre tradicional que nos transporta a nuestra tierra, a nuestra casa, a nuestra infancia, por más lejos que estemos de ella.
Y si hay un postre entrañable que nos recuerda todo eso, son las natillas caseras, esas que nos hacían las abuelitas y que siempre estaban riquísimas!!

Si al leer el título de esta receta, te has preguntado porque digo natilla y no natillas, como es costumbre aquí en España, es porque este postre tan delicioso y rico, es típico y tradicional de Colombia, sobre todo cuando se acerca la Navidad.

Y es que esta natilla, es mi pequeño homenaje a Nati, de Poesía Culinaria, Sabores de Nati, para el reto HomenajeBlog, un reto ideado por Estela y Elvira, para sacar a la luz recetas que hay en muchos blogs de cocina, que ya ni recordamos.
 
Nati es de Colombia aunque vive en Brasil, es una persona encantadora, dulce y cariñosa, que aunque no la conozco personalmente, siempre lo he sentido al leer sus recetas y sobre todo en los comentarios que me hace.
 
Su blog es precioso, no sólo por sus deliciosas recetas, sino por todas las poesías, historias, canciones, fotos....y muchas cosas más con las que nos deleita su creadora.
Para su homenaje he querido hacer algo típico de su tierra, ya que Nati es muy parecida a mi en el sentido de que nos gusta mucho hacer recetas tradicionales de casa. 
 
De ella ya publiqué su delicioso Postre de limón y galletas, y una bebida navideña riquísima, el Sabajón casero colombiano.
 
Ahora, buscando recetas de su tierra, me encontré con esta Natilla con dulce de moras, me gustó el título, entré a verla, y aún me gustó más.....y es que sin darme cuenta, siempre voy al dulce.

Esta natilla es como una papilla de maicena, pero con una textura parecida a la pannacotta.
 
Nati la cubre con dulce de moras, pero como yo no tenía y no encontré cuando quise hacerla, he hecho el dulce con arándanos que tenía congelados.

Ingredientes:
 Par la natilla: (Si quieres hacer más cantidad solo debes doblar las cantidades).
  • 500ml. de leche.
  • 6 clavos de olor.
  • 1 rama de canela.
  • 50g. de azúcar.
  • 50g. de maicena.
  • 6g. de mantequilla (1 cucharadita).

Para el dulce de arándanos: (Puedes cambiar los arándanos por moras, frambuesas, o la fruta roja que más te guste).
  • 200g. de arándanos.
  • 50g. de azúcar.
  • 1 cucharada de zumo de limón.
  • 1 cucharadita de maicena.

Modo de hacerlo:
La natilla:
  • Pon en un cazo la leche (guarda una poca para disolver la maicena, unos 100ml), junto a la canela y los clavos.
  • Calienta la leche hasta que empiece a hervir, apaga el fuego y tapa el cazo para que infusionen los sabores, durante una media hora. Si lo quieres con más sabor y aroma, hazlo de un día para otro.
  • Disuelve la maicena en la leche que tenías reservada y mezcla hasta que esté bien disuelta.
  • Quita la canela y los clavos de la leche infusionada y pon el cazo al fuego.
  • Echa la maicena disuelta en el cazo de la leche aromatizada, cuece a fuego medio removiendo con unas varillas hasta que no queden grumos.
  • Cuando veas que empieza a espesar, sigue batiendo la natilla a fuego bajo durante unos 10 minutos más.
  • Una vez se ha espesado lo suficiente y está en su punto para cuajar, añade la cucharadita de mantequilla y remueve bien.
  • Echa enseguida la natilla en unos recipientes de cristal y deja que se enfríen bien. Guarda en la nevera.

El dulce de arándanos:
  • Pon los arándanos en un cazo con el zumo de limón y el azúcar.
  • Pon el cazo al fuego medio-bajo y remueve de vez en cuando aplastando los arándanos a la vez que remueves, deja que se cueza a fuego bajo.
  • Disuelve la maicena en un poquito de agua y añádela al cazo para espesar un poco la mermelada.
  • Mezcla bien y deja que se cocine unos 5 minutos más.
  • Deja que se enfríe bien.


Presentación:

  • Desmolda la natilla o córtala en cuadraditos.
  • Sirve la natilla acompañada de un poco del dulce de arándanos por encima o por los lados.
  • Guarda en la nevera hasta el momento de su consumo.

Espero que te guste.

Bueno Natalia, como siempre te digo, ha sido un verdadero placer entrar de nuevo en tu cocina para hacerte este pequeño homenaje, espero que lo disfrutes.

Puedes ver las recetas de mis compañeras de reto, si pinchas en la foto del logo:

11 comments:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Magdalenas de chufa, en freidora de aire

septiembre 11, 2023 | 1 Comentarios

Septiembre es el mes que nos devuelve a la rutina, a casa, al trabajo.....y como no, al colegio. En cocina nos empiezan a apetecer platos más cocinados, de cuchara, como guisos o sopas, y volvemos a encender el horno para preparar bizcochos, cocas o magdalenas para el desayuno o merienda de nuestros hijos.
 
Estas magdalenas de hoy, están hechas con el ingrediente principal de una de las bebidas que más gusta a mi familia durante el verano, incluso el resto del año, la Horchata. Hace varios años que aprendí a hacerla yo en casa, desde entonces, todos los veranos la hago varias veces para tenerla siempre que vienen mis hijos.

El verano pasado, se me ocurrió aprovechar la pasta de chufas que sobra al hacer la horchata, y que antes tiraba, para hacer un riquísimo Bizcocho de pulpa de chufa.

Este año, aprovechando que me quedaba un buen puñado de chufas de la última horchata que hice, y que ya estaban un poco secas para comerlas tal cual, se me ocurrió hacer con ellas estas ricas magdalenas.
La chufa es un tubérculo seco, cuyo consumo se remonta a 4000 años atrás. La planta requiere un suelo arenoso y temperatura templada, por lo que el clima mediterráneo de Valencia es muy propicio para su cultivo. Son un fruto seco muy pequeño y rugoso, de sabor dulce y agradable.

Para que las magdalenas queden jugosas es imprescindible que pongas en remojo las chufas durante varias horas, así cogerán humedad y la masa quedará esponjosa y con sabor de chufa.

Cuando tritures las chufas puedes dejarlas tipo harina, sin ningún trocito, o triturarlas de manera que queden trocitos crujientes en las magdalenas, que es como las he hecho yo.

Estas magdalenas están cocinadas en la freidora de aire, pero puedes hacerlas en el horno a 180º durante unos 20 minutos.


Ingredientes: (para 10 magdalenas)

  • 100g. de chufas.
  • 2 huevos.
  • 100g. de azúcar.
  • 100g. de harina.
  • 100ml. de aceite de oliva suave.
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • Canela en polvo.

Modo de hacerlo:
  • Tritura las chufas, previamente remojadas, con una picadora, añade un poquito de agua del remojo hasta dejarlas del tamaño que prefieras, tipo harina, o un poco grumosa.
  • Bate los huevos en un bol, añade el aceite y el azúcar y sigue batiendo.
  • Añade las chufas trituradas y mezcla bien con unas varillas.
  • Ahora echa la harina tamizada junto a la canela y la levadura, mezcla bien hasta que quede un crema sin grumos.
  • Rellena los moldes de magdalena hasta los 2/3. Yo utilizo unos de silicona que van geniales para la freidora de aire.
  • Mezcla en un cuenco azúcar con un poquito de canela y espolvorea por encima de las magdalenas.
  • Pon los moldes en la bandeja de la freidora y cocina a 160º durante 15 minutos. Recuerda que puedes hornearlas en el horno a 180º durante 20 minutos.


Espero que te guste.

Y como estas magdalenas están hechas con restos de chufas que me quedaban de hacer horchata, esta receta se va para el reto 1+/-100 Desperdicio 0 de mi amiga Marisa de Thermofan, ese reto que consiste en hacer recetas en las que hayamos contribuido a aprovechar los restos de alimentos, y no desperdiciar ni tirar nada a la basura.

1 comments:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Sardinas al limón con salsa verde, en freidora de aire

septiembre 08, 2023 | 1 Comentarios

Que ricas son las sardinas a la plancha, sobre todo en verano que es cuando están en su mejor momento!! Y cuantas veces dejamos de comprarlas, solo de pensar en el olor que dejan en la cocina y en toda la casa.

Pero ahora, asándolas en la freidora de aire, podemos controlar un poco ese olor tan desagradable, y disfrutar de unas ricas y tiernas sardinas, sin olor, ni humos en la cocina.

Así que sabiendo que las iba a cocinar en la freidora de aire, compré en el mercado central de Castellón unas riquísimas y frescas sardinas del Grau. Un pescado azul, que en el Mediterráneo es pequeño, sabroso y muy apreciado.

Aunque las sardinas se pueden encontrar todo el año, la mejor época para su pesca y consumo, es de mayo a octubre, ya que el agua es más cálida y la sardina se sobrealimenta por la abundancia de plancton, acumulando gran cantidad de grasa.

La sardina es un pescado que me encanta, me gusta cocinada en todas sus versiones, fritas al limón, en escabeche, de bota con huevo y pimiento, encima de una coca de sardinas....

He hecho las sardinas enteras, limpias de tripas y escamas, pero con cabeza, me apetecía hacerlas así, pero por supuesto que puedes limpiarlas y quitarles la cabeza antes de cocinarlas.

El tiempo que indico de cocinado en la freidora de aire, es el que yo he necesitado, que como he comentado antes, aquí las sardinas son pequeñas, no son tan grandes como en el Cantábrico, por lo que el tiempo dependerá del tamaño de las tuyas.

Las mías han estado en su punto en 15 minutos, incluso en menos tiempo cuando son más pequeñas, pero si las tuyas son grandes necesitarán unos 20 minutos, aunque eso también depende de los gustos de cada uno. A mi me gustan que se queden en su punto, jugosas y que no estén demasiado hechas.

Ten en cuenta que el pescado se hace rápido, y que si te pasas se seca, y en la freidora de aire aún más.

Ingredientes:
  • Sardinas frescas.
  • Aceite de oliva virgen.
  • 1 limón.
  • 3 o 4 dientes de ajo.
  • Sal.
  • Perejil fresco.

Modo de hacerlo:
  • Primero de todo tienes que tener limpias las sardinas de las tripas, con cabeza o sin, es a tu gusto.
  • Pela y pica en trocitos los dientes de ajo. Lava y pica el perejil.
  • Pon los ajos y el perejil en un mortero y pica hasta que formen una pasta.
  • Añade el aceite y la sal, remueve y mezcla hasta que se unan todos los ingredientes, reserva.
  • Pon las sardinas limpias en la bandeja de la freidora.
  • Echa un chorrito de limón exprimido por encima.
  • Pinta bien las sardinas con el aliño de aceite, y ajos, dales la vuelta y unta por el otro lado.
  • Pon la bandeja en la freidora y programa 180º durante 15 minutos, o hasta que veas que están a tu gusto, porque el tiempo también del tamaño de las sardinas.
Puedes añadir unos tomatitos cherry para acompañarlas, quedan muy buenos con el sabor de las sardinas.

Espero que te guste.

1 comments:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Arroz al horno en paella

septiembre 02, 2023 | 4 Comentarios

Hola amigos, ya estamos de vuelta!! ¿Como han ido vuestras vacaciones? Espero que el intenso calor de este verano no os haya impedido disfrutarlas!!
Después de un mes de vacaciones del blog, sin publicar nada, pero sí cocinando, hemos vuelto con las pilas cargadas y con muchas ganas de compartir con vosotros, todas las recetas nuevas que he ido preparando durante este verano.

Cuando me despedí de vosotros a finales de julio, lo hice con una receta dulce, una espectacular tarta fría, cremosa y preparada sin horno, la Tarta fría de limón y queso.

Hoy vuelvo con una receta salada, con un arroz muy tradicional en mi tierra, en toda la Comunidad Valenciana, Arroz al horno, pero cocinado de una forma diferente, ya que no está hecho en cazuela de barro y en el horno, lo he cocinado en el paellón donde hago la paella, y todos los arroces que puedes ver en el blog.
Esta forma de hacer el arroz al horno, no es demasiado conocida, así de esta manera no suele prepararse normalmente, aunque también se hace desde hace bastante años.

El arroz al horno, junto a la paella, no faltan en ninguna casa desde que tenemos recuerdos, los hacían nuestras abuelas, nuestras madres, nosotras, y ahora siguen nuestros hijos.....

El arroz al horno ha sido desde siempre una receta de aprovechamiento de los restos del cocido o puchero de días anteriores.

A este arroz de hoy, le he puesto el título de arroz al horno en paella, porque lleva los mismos ingredientes que el que se termina en el horno, los pasos son los mismos, hasta incluso el sofrito del arroz y el caldo, pero todo hecho en el paellón o paella.
Empezar esta nueva temporada con este riquísimo arroz, ha sido para participar en el nuevo reto InternationalDay, un reto de instagram, ideado por Andrea de Andreíta come de todo.

Este reto consiste en cocinar una receta en los días en los que la gastronomía y la cocina, celebran días internacionales de diferentes platos o ingredientes. El reto #InternationalDay es la excusa perfecta para dar el reconocimiento a esos días y aprovechar para exaltar esos ingredientes o recetas.

Y después de las vacaciones, resulta que hoy, día 2 de septiembre, se celebra el Día Internacional del Tocino, en cualquiera de sus versiones, porque el tocino y el bacon, son la panceta o tocineta del cerdo curada o ahumada.

Y uno de los ingredientes que no suelen faltar en el arroz al horno, junto a la costilla y la morcilla, es la panceta o tocino curado, que como su nombre indica, es la parte de la panceta del cerdo, sazonada y curada lentamente, y que salteada le da un sabor exquisito al arroz.

Ingredientes:(6 personas)
  • 6 tazas de arroz (100gr. por persona).
  • 1 kilo de costilla de cerdo troceada.
  • 4 o 5 morcillas o 1 morcilla de Burgos. 
  • 5 o 6 tiras de panceta curada.
  • 2 patatas.
  • 2 tomates maduros.
  • 1 cabeza de ajos.
  • 1 bote de garbanzos en conserva.
  • 1,5l. de caldo de cocido, pollo....(el doble de volumen que la cantidad de arroz).
  • Pimentón dulce.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal.
  • Azafrán o colorante.

Modo de hacerlo:
Antes de echar el arroz tienes que medirlo:
Pon el arroz en un cazo para medir después la cantidad de caldo, ya que se tiene que echar el doble de caldo que de arroz. Por ejemplo, si con 600g. de arroz has llenado un cazo, tendrás que poner 2 cazos de caldo.
  • Pela y corta las patatas en rodajas no muy finas.
  • Parte 1 tomate en rodajas y ralla el otro tomate. Quita la capa más seca de la cabeza de ajos y hazle un corte a lo ancho.
  • Trocea la panceta en tiras como de un dedo.
  • Corta la morcilla de Burgos en rodajas.
  • Pon aceite de oliva en la paella o paellón y mira que esté nivelado.
  • Enciende el fuego y esparce un puñadito de sal por toda el paellón.
  • Cuando el aceite esté caliente deja el fuego suave y añade la costilla troceada, deja que se sofría bien por todos los lados, no la gires demasiadas veces para que se coja un poco al paellón y deje una pequeña costra, eso dará más sabor al arroz.
  • Cuando la costilla esté bien dorada, apártala a los lados y añade la panceta en el centro, deja que se dore y suelte su grasa.


  • Saca la panceta a un plato y añade las rodajas de morcilla, deja que se doren por los dos lados y aparta al plato.
  • Añade las rodajas de tomate, dales una vuelta y saca al plato.
  • Ahora añade las rodajas de patata y la cabeza de ajos, deja que se doren las patatas por los dos lados y saca al plato.
  • Añade los garbanzos cocidos, si son en conserva como los míos, enjuágalos antes de echarlos en el paellón, dales unas vueltas para que se doren un poco y apártalos hacia los lados.
  • Echa la cucharada de pimentón, remueve y añade el tomate rallado, sofríe hasta que haya perdido el agua que suelta.
  • Añade el arroz que previamente tendrás medido, remueve mezclando la costilla, la panceta y los garbanzos, deja que absorba el sofrito, hazlo a fuego lento hasta que veas que el arroz ha perdido el color blanco.
  • Ahora añade el caldo de cocido y reparte bien el arroz, recuerda que tienes que poner el doble de la medida de arroz.
  • Añade el azafrán o colorante, prueba de sal y añade si hace falta, deja que se cueza el arroz a fuego fuerte unos 5 minutos, luego baja a fuego medio y sigue cociendo durante otros 10 o 12 minutos más. No remuevas el arroz.
  • Adorna por encima todo lo que habías sacado al plato, las rodajas de patata, tomate, morcilla y la cabeza de ajos.
  • Apaga el fuego y deja que repose 5 minutos antes de servirlo.

Espero que te guste.

 

Si quieres ver las recetas con tocino de mis compañeras de reto, pincha en la foto del logo:


4 comments:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Gracias por tu visita!!
Si me dejas un comentario, me haces muy feliz ya que me ayuda mucho!!
Que Recetas

Participo en: