Rosquillas de naranja sanguina

marzo 28, 2021 | 9 Comentarios

Las rosquillas son uno de esos dulces tradicionales, que cada vez que había un acontecimiento familiar, o simplemente para merendar, pero sobre todo, durante las vacaciones de Semana Santa, preparaban nuestras abuelitas y madres en casa, para toda la familia.


Estamos en tiempo de Cuaresma, hoy es Domingo de Ramos y mañana ya entramos en la Semana Santa, y aunque este año, tampoco vamos a poder celebrar estos días tan señalados como nos gustaría, nada nos impide preparar sus dulces tradicionales, como son estas rosquillas, leche frita, arroz con leche, frixuelos, orelletes y como no, las típicas torrijas.


Este año para el Viernes de Dolores o Viernes de Pasión, preparé estas rosquillas de naranja, pero con naranjas sanguinas que me encantan y les dan un sabor y aroma increíble!!
A diferencia de los rollitos de anís que suelo hacer de vez en cuando y que se hacen en el horno, estas rosquillas se fríen, por lo que quedan más gorditas, muy esponjosas y tiernas.

Último domingo de marzo, este es el día en el que publicamos una receta para el reto Asaltablogs, administrado por Marga de Azafranes y canelas, y este mes le ha tocado ser asaltada a Mary de Fogones y Melones.
Mary tiene un blog lleno de riquísimas recetas, sencillas, sabrosas....de todo tipo. Así que entré en su cocina y me puse a mirar, pero como siempre, me voy directa a los dulces, no me lo puedo remediar.

De entre todos los dulces y postres que tiene, me quedé con sus Rosquillas de naranja, para aprovechar unas naranjas sanguinas que tenía, y que había comprado antes de que se termine la temporada.


Ingredientes:(para 24 o 25 rosquillas)

He seguido la receta como la ha hecho Mary, solo he cambiado la mantequilla por aceite de oliva suave y las naranjas por naranjas sanguinas.
He hecho la mitad de las cantidades que Mary porque me parecían bastantes, si quieres más, dobla las cantidades.
  • 1 huevo L.
  • 50g. de azúcar.
  • 50g. de zumo de naranja sanguina.
  • Ralladura de 1 naranja sanguina y la corteza de otra.
  • 75g. de aceite de oliva suave.
  • 1 sobre de gaseosas, en mi caso de "El Tigre".
  • 250g. de harina.
  • Aceite de oliva suave para freír.
  • Azúcar para rebozar las rosquillas.

Modo de hacerlo:
  • Bate el huevo con el azúcar hasta que haya doblado su volumen.
  • Sin dejar de batir, añade añade el aceite.
  • Ahora añade el zumo y la ralladura de naranja, sigue batiendo.

  • Añade poco a poco la harina tamizada junto con la levadura, no la pongas de golpe, ves echando un poco cada vez, mezcla con una espátula hasta obtener una masa homogénea, manejable y no pegajosa, si ves que te hace falta, puedes añadirle un poco más de harina.
  • Haz una bola con la masa y deja que repose unos 30 minutos.

  • Pasado ese tiempo, pon a calentar aceite en una sartén con la cáscara de la otra naranja para que se aromatice.
  • Mientras se calienta el aceite, forma las rosquillas. Extiende la masa y dale forma alargada, corta porciones.
  • Con cada trocito que has cortado, haz una bolita, estírala y forma las rosquillas. También puedes hacerlas metiendo el dedo en la bolita para hacer un agujero en el centro y dar forma a la rosquilla. 
 
  • Fríe las rosquillas por tandas para que no se enfríe el aceite, y por ambos lados, en abundante aceite caliente pero no humeante. Ten cuidado porque se queman fácilmente, deja una separación entre las rosquillas porque al freírlas se hinchan.
  • Ves sacándolas a un plato con papel de cocina para quitar es exceso de aceite.
  • Rebózalas en azúcar, una vez se hayan enfriado y...

A disfrutar!!
Puedes hacerlas también en el horno para que no sean tan calóricas, pero la verdad es que quedan más esponjosas y con más sabor si las fríes.
 
Seguro que te desaparecen enseguida, pero si las quieres guardar, se conservan de categoría en una caja metálica durante unos 15 días.
Bueno Mary, ha sido un verdadero placer entrar en tu cocina, seguro que verás alguna receta más que me he guardado.

9 comentarios:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Bolla gallega, sin amasado

marzo 24, 2021 | 5 Comentarios


Hoy os dejo un pan increíble y lleno de sabor, si te gusta la corteza, este pan gallego te parecerá una maravilla. La bolla gallega, o bola, es un pan con una alta hidratación, tiene mucha corteza y poca miga, pero con un gran alveolado y mucho sabor!!


Como la mayoría de los panes que hago, este también es de Iban Yarza, del libro 100 recetas de pan de pueblo....y siempre sale perfecto, sus recetas nunca fallan.


La bolla es un pan con mucha hidratación, por lo que es bastante complicado trabajar bien la masa, por eso, lo mejor es utilizar el amasado francés, o el de pliegues y reposo que es el que yo he utilizado....puedes ver el paso a paso en la receta "Pan sencillo sin amasado".

 

Anímate a preparar este pan en casa y conseguirás un pan con una corteza muy crujiente y una miga sabrosa y húmeda.

Es un pan ideal para tomar como tostada en el desayuno o merienda....puedes tomarlo solo o acompañarlo con lo que prefieras.

Iban utiliza un poco de harina del país para hacer la bolla, es una harina de trigo gallego que está molida a la piedra y tiene un sabor muy potente, pero yo no la encontré y la cambié por harina de fuerza.....si puedes conseguirla cuando hagas la bolla, cambia 50g. de harina de fuerza por harina del país.


También utiliza harina de centeno y un poco de masa madre, que es lo que le da el sabor tan rico y delicioso.
La harina panificable es la harina que tiene entre un 10 y un 11% de proteína, y una fuerza W entre 130 y 200, no es la harina normal que utilizamos para todo ya que esta suele tener un 9% de proteína, puedes encontrarla en las panaderías.


Ingredientes:
Para la masa madre:

  • 50g. de harina panificable.
  • 50g. de agua.
  • 5g. de masa madre de cultivo.
  • 0,5g. de levadura fresca (como medio garbanzo)


Masa final:

  • 105g. de masa madre, todo el prefermento anterior.
  • 250g. de harina de fuerza. (o 200g. y 50 de harina del país)
  • 50g. de harina blanca de centeno.
  • 240-260g. de agua.
  • 6g. de sal.


Modo de hacerlo:
Es una masa muy pegajosa, mójate un poco la mano de vez en cuando para manejarla bien.
El prefermento:

  • La noche anterior mezcla todos los ingredientes de la masa madre y deja que fermente, tapado unas 12 horas por encima de los 20º.
Masa final:
  • Al día siguiente mezcla todos los ingredientes en un bol grande. Verás que te queda una masa bastante pegajosa.
  • Ahora deja que la masa repose unos 15 minutos en el bol tapado, verás que está algo más manejable.
  • Amasa con el sistema de pliegues, dando 4 o 5 pliegues separados cada uno por 20 o 30 minutos de reposo. Cuando termines el último pliegue, verás que la masa está suave y con más fuerza.
  • Deja que la masa repose durante 2 horas y 30 minutos o 3 horas más o menos.

  • Pasa la masa a la mesa bien enharinada y haz un hatillo a modo de boleo para dar un poco de tensión.
  • Termina haciendo una bola sobre la mesa, sin desgasificarla, y deja que repose en la misma mesa, unos 40 o 45 minutos más, hasta que haya doblado.

  • Pasa la masa sobre un papel de horno muy enharinado, y con la punta de los dedos, baja la bolla haciendo presión, para formar una estructura de agujeros, pero ten cuidado de no desgarrar ni atravesar la masa.
  • Mete los dedos en el centro de la masa para hacer un pequeño agujero, y echa un poco de harina para que no se cierre.

  • Precalienta el horno a 250º con calor arriba y abajo, con una bandeja metálica en la base del horno para generar vapor.
  • Pon la bandeja con la bolla en el horno y echa un vaso de agua caliente en la bandeja al empezar la cocción.
  • Pasados 10 minutos, saca la bandeja del horno y cuece la bolla otros 40 o 45 minutos a 200º hasta completar unos 50 o 55 minutos de cocción total.
  • Saca el pan del horno y deja que se enfríe sobre una rejilla.
Cuando esté totalmente fría, pártela por la mitad y a disfrutar!!
Las masas con mucha hidratación son complicadas y se necesita algo de práctica, por lo que si no te sale a la primera, no te desanimes y repite dos o tres veces hasta que te salga como tu quieres.
 
El próximo intentaré hacerlo con harina del país molida a la piedra...ya te contaré.
Espero que te guste.

5 comentarios:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Bizcocho de pulpa de chufa

marzo 21, 2021 | 11 Comentarios

http://
Cuando llega el buen tiempo y el calor, incluso antes del verano, no os podéis imaginar la horchata que se toma en mi casa, les encanta a toda mi familia, sobre todo a mi hijo que la tomaría a todas horas.

Desde que aprendí a hacerla en casa, todos los veranos la hago varias veces; compro varios kilos de chufas y la voy preparando tal como se la van tomando.
Al principio de hacer la horchata, tiraba toda la pasta que sale al exprimir las chufas, pero el verano pasado decidí guardarla para utilizarla en alguna que otra receta.

Como tenéis explicado en la receta de horchata casera que tengo publicada, por cada litro de horchata se necesita medio kilo de chufas, por lo que se recoge bastante cantidad de pasta. Este verano pasado lo que hice fue congelar bolsitas con la pasta de chufa, unas las hice con 100g. de pasta y otras con 150g. 

Este bizcocho es el segundo regalo para mi amiga Marisa de Thermofan, por el 10º aniversario de su blog. El primero fue una receta salada, le hice un Arroz con alcachofas, bacalao y setas....pero esta vez quería hacer una receta suya y dulce, y se me ocurrió hacer alguna con horchata, ya que Chufas Bou, es una de las empresas valencianas que colaboran en la celebración de "Te regalo mi receta".

Como buena valenciana que es Marisa, me imaginaba que tendría alguna receta de horchata, y claro que la hay, pero tiene la riquísima Orxata de xufes valenciana, con o sin azúcar.....y es que yo ya la tengo también publicada en mi blog, así que no la iba a repetir.....

Pensando en la horchata, me acordé de que aún tenía en el congelador un par de bolsitas con la pasta de chufas de este verano, así que se me ocurrió hacer este delicioso bizcocho.
Además, con este bizcocho le hago un doble regalo, ya que es una receta de aprovechamiento y se va para el proyecto de Marisa,1 +/-100, desperdicio 0.

Este bizcocho lo hice para mis hijos, porque aunque no vienen a comer a casa desde mediados de enero porque no se puede, los domingos y fiestas como era el viernes, hago paella, arroz negro o fideuá y se lo llevan en tápers a su casa.....y el viernes se llevaron también la merienda!!
 
Se me ocurrió hacer el clásico bizcocho de yogur, pero añadiéndo la pulpa de chufa, y lo puse en un molde de bundt cake para que quedara más bonito. Hice las fotos y luego se lo llevaron.....fue todo un éxito, les encantó!! 
 
Al principio no sabían que llevaba pero les sonaba mucho el sabor, cuando se lo dije, alucinaron por lo rico que estaba, sobre todo mi hijo que le chifla la horchata.

Ingredientes: (tomando la medida del vaso de yogur)
  • 3 huevos.
  • 1 yogur natural.
  • 1 medida de aceite de oliva suave.
  • 2 medidas de azúcar.
  • 2 y media medidas de harina.
  • 100g. de pasta o pulpa de chufa.
  • 1 sobre de levadura química.
  • Ralladura de 1 limón. 
  • Azúcar glass para espolvorear.

  • Modo de hacerlo:
    • Bate con unas barillas, los huevos y el azúcar hasta que cambien de color y obtengas una mezcla esponjosa. 
    • Añade el aceite de oliva y el yogur, sigue batiendo.
    • Ahora añade tamizada la harina con la levadura, y mezcla con una espátula de silicona.
    • Añade la pulpa de chufa y mezcla hasta que esté todo bien incorporado.
    • Echa la ralladura de limón y remueve.
    • Vierte la masa en el molde previamente engrasado si no es de silicona.
    • Pon el molde en el horno precalentado a 180º y cuece el bizcocho durante unos 30 minutos.
    • Deja que se enfríe antes de desmoldar.
    • Sirve el bizcocho espolvoreado de azúcar glass.
    ;

    Como la pulpa de chufa tiene mucha humedad, queda un bizcocho muy jugoso y esponjoso, y con un sabor rico rico....

    Bueno Marisa, espero que este segundo regalo te haya gustado tanto como el primero, y que lo disfrutes junto a todos los que te han hecho el montón de amigas que tienes.

    11 comentarios:

    Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

    Bacalao a la portuguesa de Rocío

    marzo 20, 2021 | 6 Comentarios


    El bacalao a la portuguesa es uno de esos platos, que en cuanto lo pruebas, te quedas impresionada de lo delicioso que está. Es un plato de lo más sencillo de hacer, con un resultado exquisito y sabroso.

    El bacalao en salazón me encanta y lo utilizo mucho en mi cocina durante todo el año, pero tengo que reconocer, que cuando más me apetece cocinarlo es durante la Cuaresma, Semana Santa y Pascua.

    Cocinado a la portuguesa, una de las recetas más tradicionales de nuestro país vecino, es como más suelo hacerlo en casa porque les encanta a todos, está hecho en el horno sólo con patatas cebolla y pimentón de la Vera.

    Aunque también se consume fresco, el bacalao en salazón es el más utilizado en la cocina española. Sus características nutritivas se multiplican cuando se le somete al proceso de deshidratación típico de los salazones.
    En seco, tres cuartas partes de su peso son proteínas de alta calidad, sin contener apenas grasa. Después de desalado sigue siendo un producto de mayor riqueza en nutrientes que el mismo pescado en fresco.

    La península ibérica llegó en una época a estar cruzada por largas "rutas del bacalao" protegidas de los asaltos de los bandoleros; hoy en día, aún hay ciudades españolas donde siguen existiendo "casas del bacalao", como recuerdo y testimonio del que fue un alimento fundamental para la población del país.

    Como habrás visto en el título de la receta, pone que este bacalao a la portuguesa, es de Rocío. ¿Que quien es Rocío? enseguida te lo explico.....
    Rocío es una de las jefas, de las boss, en el reto Desafío en la cocina, bueno, lo era, porque debido a unos problemas personales ha tenido que dejar el grupo.

    Para agradecerle todos los años que ha sido jefa del reto y compartido riquísimas recetas, las otras jefas han querido tener con ella un bonito detalle, y han decidido que le hagamos entre todas, un pequeño homenaje, un pequeño regalo preparando una de las recetas de su blog Chismes y cacharros.


    Yo no conozco mucho a Rocío, pero os puedo decir que es una persona encantadora y amable, y que tiene un blog lleno de deliciosas recetas, dulces y saladas, y sobre todo con recetas tradicionales de su tierra, de León. Pero de lo que más tiene en su blog, son recetas con bacalao......Rocío es la reina del bacalao....la receta que quieras con este pescado, la tiene en su blog, bien explicada y con preciosas fotos!!

    Y como no podía ser de otra manera, la receta que le he copiado ha sido de bacalao, su espectacular Bacalao a la portuguesa, que puedes ver si pinchas en el enlace.

    Recetas con diferentes tipos de bacalao tengo bastantes en el blog, puedes pinchar en la etiqueta "Cuaresma-Bacalao" y las verás todas.

    Pero si quieres ver solo recetas con lomos de bacalao puedes pinchar en Bacalao gratinado con ajoaceite de almendra, Lomos de bacalao con pimientos rojos asados, Bacalao con naranja, Bacalao con tomate y pimiento, Bacalao gratinado con verduras al horno.


    Se nota que me gusta el bacalao???

    Ingredientes: (4 personas)

    • 4 lomos de bacalao en salazón o desalado.
    • 2 patatas grandes.
    • 1 cebolla grande.
    • 1/2 vaso de coñac, brandy, oporto....
    • 1 cucharadita de pimentón de la Vera.
    • Harina para rebozar.
    • Sal.
    • Aceite de oliva virgen extra.


    Modo de hacerlo:
    Yo he utilizado bacalao en salazón y lo he tenido 48h en remojo, cambiando el agua 5 veces porque eran lomos gruesos.

    • Pela y pica la cebolla en juliana.
    • Pon una sartén al fuego con aceite de oliva, añade la cebolla y sofríe a fuego lento hasta que esté tierna.
    • Aparta la sartén del fuego y añade el pimentón, remueve y echa el brandy o vino.
    • Vuelve a poner la sartén al fuego y deja que cueza un par de minutos, apaga el fuego y reserva.

    • Pela y corta las patatas en rodajas gruesas.
    • Pon otra sartén al fuego con abundante aceite de oliva y sofríe las patatas hasta que estén casi hechas, saca las patatas a un plato y reserva. 
    • Seca los lomos de bacalao con papel de cocina y pásalos por harina.
    • Fríe los lomos en el mismo aceite donde has hecho las patatas, sella solo por los lados, unos 2 minutos y saca de la sartén, no los tengas más tiempo.
    • Pon en una fuente de horno las patatas repartidas por el fondo.
    • Coloca encima los lomos de bacalao.
    • Vierte toda la salsa con cebolla por encima y por los lados del bacalao.
    • Pon la fuente en el horno precalentado a 170º con calor arriba y abajo, y hornea unos 15 minutos, o hasta que veas que están los lomos hechos. 

    Ten en cuenta que el tiempo depende del grosor de los lomos. Siempre es mejor menos tiempo que más para que no se seque y quede jugoso.
    Como Rocío dice: cebolla, patata, y bacalao, estos tres humildes ingredientes te ayudarán a preparar un plato de esos que quitan el sentido.

    He acompañado el plato con unas aceitunas negras que le quedan genial y tanto les gusta a los portugueses.

    Espero que te guste.

    Bueno Rocío, espero que este pequeño regalo te haya hecho tanta ilusión como a nosotras regalártelo...
    Te echaremos de menos Rocío, y espero que todo te vaya muy bien.
     
    Puedes ver las recetas de Rocío que han hecho mis compañeras de reto, pinchando en la foto del logo:

    6 comentarios:

    Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

    Hogaza de centeno, con brócoli, coliflor y sobrasada

    marzo 17, 2021 | 8 Comentarios

    Hoy os dejo un pan que ha sido todo un descubrimiento para mi, es la primera vez que hago masa de pan con verduras.....y ha sido un éxito!!

    El pan de centeno integral, es un pan muy sabroso y sano, es el pan que yo suelo consumir a diario junto a otros de cereales que me compro, pero cuando lo hago en casa, se nota la diferencia, se nota el sabor....
    Por eso, para hacer esta hogaza con verduras, con tropezones, he utilizado harina de centeno integral que le da al pan un sabor muy especial.

     

    Hacer pan con verduras formando parte de la masa es una maravilla, ya que se pueden añadir todas las que quieras o que más te gusten. Es un pan que queda algo más húmedo que otros, y queda muy jugoso y sabroso.

    Harinas de centeno hay muchas, pero yo casi siempre utilizo la de centeno integral, una harina con un color oscuro y un tacto suave, que compro en tiendas donde venden la harina suelta, al peso.
    A pesar de ser una harina muy buena y con más fibra que la de trigo, es mejor combinarla con harina blanca de fuerza para hacerla más panificable. 


    Las masas de pan hechas con harina de centeno integral son más pegajosas que las de harina blanca, debido a la alta hidratación con la que se trata. Como ya he comentado antes, el centeno, a pesar de contener gluten, no forma la estructura del trigo, por lo que necesita un tratamiento especial, como por ejemplo, la hidratación; las masas con centeno se tienen que hidratar bastante más que las blancas para favorecer su esponjosidad, y debido a esa hidratación y a su estructura, no necesitan que se las amase demasiado, por eso le va muy bien el amasado francés o el de pliegues y reposo.

    Ingredientes:
    Para el prefermento:

    • 100g. de harina de centeno integral.
    • 150g. agua.
    • 2g. de levadura fresca.
    Para la masa:
    • Todo el prefermento.
    • 200g. de harina de centeno integral.
    • 140g. de masa madre blanca (la mía es MM de pizza) o 150g. de harina de fuerza.
    • 25g. de aceite de oliva.
    • 150.g agua.
    • 3g. levadura fresca.
    • 5g. de sal.

    Para el relleno:
    • Flores de brócoli.
    • Flores de coliflor.
    • 2 cucharadas de sobrasada.


    Modo de hacerlo:

    He utilizado harina de centeno integral para el prefermento y la masa, combinada con una masa madre de harina blanca de pizza que tenía en la nevera, pero sino tienes masa madre blanca, la puedes sustituir por harina de fuerza.

    El prefermento:

    • Pon en un bol la harina de centeno con la levadura troceada por encima.
    • Añade el agua y mezcla, verás que se te queda una masa rara que parece cemento, no te preocupes que es normal.
    • Tapa el bol con papel film y deja que repose unas dos horas, también puedes guardarla en la nevera hasta el día siguiente.


    Las verduras:

    De verduras he utilizado unas florecitas de brócoli y de coliflor que tenía, y un poquito de sobrasada que me quedaba, pero puedes poner las verduras que tengas o que más te gusten. Eso sí, te aconsejo que las cuezas al vapor para que no cojan agua.

    • Cuece al vapor el brócoli y la coliflor hasta que estén tiernos, pero al dente.


    La masa:

    Como la masa madre de pizza que he puesto ya llevaba aceite, no le he añadido más, pero si le pones harina de fuerza, es mejor que le añadas un poco de aceite de oliva, la masa lo agradecerá.
    • Pon en un bol grande el prefermento, la harina de centeno, la masa madre o harina de fuerza, la levadura deshecha y la sal.
    • Añade el aceite y el agua, es mejor que reserves una poca y se la añadas después si ves que le hace falta.
    • Mezcla todo bien con la mano hasta que sea una masa compacta y veas que están bien unidos todos los ingredientes.

    • Deja que repose la masa tal cual está, unos 10 minutos, verás como pasado el tiempo la masa está mucho más manejable.
    • Puedes amasar con el método francés o con el de pliegues y reposo, que es el que yo he utilizado.
    • Deja que la masa fermente un par de horas tapada.
    • Pasa la masa a la mesa enharinada y aplana con las manos.
    • Reparte la sobrasada por encima de la masa y coloca los ramitos de las verduras cocidas por encima. 
     
    • Cierra la masa con cuidado, dejando la junta por debajo.
    • Pasa la masa a la bandeja de horno con papel y haz una bola alta, porque enseguida se bajará.
    • Precalienta el horno a 250º con calor arriba y abajo y pon una bandeja vacía en la parte de abajo para hacer vapor.
    • Espolvorea con harina blanca por encima de la hogaza.
    • Cuando el horno haya llegado a esa temperatura introduce la bandeja con la hogaza y echa un vaso de agua tibia en la bandeja del fondo para crear un golpe de vapor.
    • Pasados 10 minutos, baja la temperatura a 200º, saca la fuente con el agua y deja que se cueza unos 35 o 40 minutos más.
    • Deja que se enfríe sobre una rejilla.

    Me esperaba que se quedara más alta pero se ha bajado bastante.

    Es un pan muy sabroso y tierno, y al ser tan húmedo dura perfecto varios días.
     
    Atrévete con la harina de centeno y con este tipo de panes, te encantarán!!

    Espero que te guste.

    Y como para hacer este pan he aprovechado restos de verduras, de sobrasada y de masa de pizza que tenía en la nevera, esta receta va para el reto 1+/-100 Desperdicio 0 de mi amiga Marisa de Thermofan, ese reto que consiste en hacer recetas en las que hayamos contribuido a aprovechar los restos de alimentos, y no desperdiciar ni tirar nada a la basura, por no saber que hacer con ellos.
                

    8 comentarios:

    Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

    Gracias por tu visita!!
    Si me dejas un comentario, me haces muy feliz ya que me ayuda mucho!!

    Participo en: