Sabajón casero colombiano

noviembre 28, 2021 | 10 Comentarios


Faltan dos días para que entremos en el mes de la Navidad, en el mes de las reuniones familiares que siempre son alrededor de una mesa y disfrutando de las copiosas comidas navideñas.

Hoy os quiero dejar un licor riquísimo, que bien fresquito, sienta de categoría como final de esas comidas navideñas. Una copita de esta bebida dulzona y deliciosa es excelente para disfrutar de una buena charla con la familia o amigos, alrededor de una mesa llena de dulces navideños.....
El Sabajón colombiano es una bebida cremosa, dulce y suave muy tradicional durante la Navidad, es una bebida espirituosa, muy parecida al ponche de huevo o a la crema de Whisky, ya que está formada a base de leche, huevos y azúcar, aunque también se le puede añadir algún licor como el ron o brandy.

El origen de esta bebida dulce, o por lo menos es muy parecida, a un postre que la tradición atribuye a Sant Pasqual Baylón, y que es ampliamente popular en diferentes países de Europa y, en especial, en la región del Piamonte italiano, más concretamente en su capital, Turín, donde se le denomina l´sanbajon o zabaglione.
La diferencia que he podido ver, es que el Sabajón es más como un postre y en Colombia le añaden alcohol para convertirlo en un bebida tipo licor.

En mi casa las comidas familiares siempre terminan con varios licores sobre la mesa, nos encanta acompañar el postre con un chupito de licor, con alcohol o sin alcohol.
Este de hoy es el tercer licor que hago en casa y está riquísimo, tanto como el Licor de mandarina casero o el Limoncello casero.
Esta deliciosa y dulce bebida navideña ha sido mi robo a Nati de Sabores de Nati, Poesía culinaria, ya que ella ha sido la afortunada en el reto Asaltablogs de este mes.

Como ya os comenté el año pasado cuando le robé el Postre de limón y galletas, Nati tiene un blog precioso, no sólo por sus recetas sino por todas las poesías, historias, canciones, fotos....y muchas cosas más con las que nos deleita en cada publicación.
En cada receta que publica intenta sacar una sonrisa, un suspiro, un deseo....a todo el que la lee.....y os aseguro que lo consigue. Es una de esas personas, que sin conocerla personalmente, le coges cariño, es encantadora, dulce y cariñosa.

Nati es de Colombia aunque ahora vive en Brasil, y lo mismo que hice la otra vez que me tocó robarle, he querido hacer algo típico de su tierra ya que ella es muy parecida a mi, las dos somos muy tradicionales con las cosas de nuestra tierra, y además he querido que fuera navideño.....

En cuanto vi su Sabajón casero tradicional...{Aires de Navidad en Colombia, me encantó, y estoy segura de que le hará ilusión ver que he hecho el Sabajón de su padre. Él lo preparaba en grandes cantidades para toda la familia, pero Nati lo ha reducido.
Es un licor en el que se utilizan bebidas que suelen tener en Colombia como el aguardiente anisado o ron, aunque también hay quien le pone brandy o whisky.
Ese punto de alcohol es el que ayuda a que la bebida dure todo el mes.

Ingredientes: (Sale 1,5 litros)
  • 1l. de leche entera.
  • 2 yemas de huevo. (30g.)
  • 50g. de Flan de vainilla en polvo. (en sobre)
  • 450g. leche condensada.
  • 1 cucharada de azúcar. (15g.)
  • 2 cucharadas grandes de maicena. (34g.)

Como yo no tenía aguardiente anisado, le he puesto anís.
  • 200ml. de ron. 
  • 100ml. de anís.

Modo de hacerlo:
  • Pon unos 200ml. de leche en el vaso de la batidora, añade el sobre de flan, la maicena, el azúcar, las yemas de huevo y la leche condensada.
  • Bate todo muy bien hasta que esté todo mezclado.

  • Pon el resto de la leche en un cazo grande y añade todo el líquido obtenido en la batidora, mezcla bien con unas varillas.
  • Pon el cazo al fuego medio y deja que se caliente removiendo continuamente con una espátula de goma, remueve desde el fondo del cazo para evitar que se pegue y forme una capa.
  • Cuando empiecen a salir burbujas pon el fuego al mínimo y sigue removiendo unos 5 minutos más.
  • Aparta el cazo del fuego y deja que se enfríe bien, puedes hacerlo de un día para otro y guardarlo en la nevera.

Vamos con los licores: Puedes hacer el sabajón en una botella grande de cristal, o en dos más pequeñas.....
  • Pon la crema de huevo fría en el vaso de la batidora, añade el aguardiente y el ron y bate hasta que esté todo bien mezclado.
  • Echa el sabajón en las botellas y guarda en la nevera para que al servirlo esté bien frío.

  
Te aconsejo que ajustes la cantidad de alcohol a tu gusto.

También puedes hacer la mitad de la crema con más cantidad de alcohol y la otra mitad con menos, antes de rellenar las botellas.

Puedes espolvorear con un poquito de canela.


Bueno Nati bonita, ha sido un verdadero placer entrar otra vez en tu cocina, me ha costado elegir porque tienes una cocina con recetas de categoría, pero al final me he llevado algo muy tuyo.....


Espero que te guste.

10 comments:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Llonguet casero

noviembre 24, 2021 | 1 Comentarios


Este fin de semana me he puesto con las manos en la masa, y he hecho unos panecillos riquísimos, bonitos por fuera y con una miga espectacular por dentro, que forma hilos de pan.

El llonguet es un pequeño panecillo muy típico y tradicional en Mallorca y Cataluña, tiene una forma muy carácteristica, ya que tiene un corte en el centro por donde se abre y se ven las hebras de su miga. Estas hebras se consiguen con una trabajada labor de amasado y plegado.

El llonguet es un pan tan rico, especial y extraordinario, que todo lo que le pongas dentro le queda genial!!

Como la mayoría de mis publicaciones de pan, esta receta también es del libro de Iban Yarza, "100 recetas de pan de pueblo"

Lo único que he cambiado de su receta es la masa madre, ya que Iban la prepara la noche anterior con harina, agua y levadura, y como yo tengo masa madre natural que hice este verano, la he refrescado y activado para hacer los llonguets.


En los ingredientes y en el modo de hacerlo, os pondré tal como lo hace Iban por sino tenéis MM natural.

Ingredientes:
Masa madre: (la noche anterior)

  • 100g. de harina panificable suave.
  • 50g. de agua.
  • 0,2g. de levadura fresca (como una lenteja)
Masa final:
  • 150g. de masa madre ( la mía refrescada y activa).
  • 500 g. de harina panificable suave.
  • 285g. de agua.
  • 2 g. de levadura fresca.
  • 11g. de sal.

Modo de hacerlo:
Si tienes masa madre natural, actívala la noche anterior con 80g. de harina, 20g. de masa madre y 50g. de agua.
Si no la tienes, prepara la masa madre la noche anterior:
  • Mezcla los ingredientes de la masa madre en un bol, y deja que fermente toda la noche, o al menos durante 12 hora por encima de los 20º.
  • Al día siguiente mezcla todos los ingredientes de la masa final en un bol grande hasta que te quede una masa homogénea.
  • Saca la masa del bol y ponla sobre la mesa, amasa unos 10 minutos hasta que veas que está lisa y fina. Deja que repose unos 30 minutos.
 
  • Estira la masa hasta que mida unos 50 x 10cm.
  • Pliega la mitad de la masa a lo largo hacia el centro y luego pliega el otro lado, cierra como si fueras a hacer una barra de pan sellando bien.

  • Pliega ahora la barra como si fuera un tríptico y vuelve a sellarla bien.
  • Espera 10 minutos para que se relaje la masa y vuelve a repetir lo mismo con los pliegues, hasta obtener un cilindro de unos 20cm. La longitud y el grosor es el que te dará el tamaño final de los llonguets.
  • Corta rodajas de 2 o 3 cm. de grosor y ponlas para que fermenten sobre una tela enharinada y plegada unas 2 horas.
 
  • Deja que fermenten los llonguets unas 2 horas, más o menos.
  • Pasa los llonguets a una hoja de papel de horno y dales un corte de 1cm. de hondo a lo largo.
  • Cuece en el horno a 250º con calor arriba y abajo, sin vapor, durante unos 15 minutos.
  • Deja que se enfríen sobre una rejilla.

Los llonguets son unos panes muy sabrosos, y tienen una miga que al partirlos se abren como una hebra.

Es la primera vez que los hago y estaban riquísimos, pero la miga la tengo que mejorar.....Como bien se dice, y en las masas aún más....."La práctica hace al maestro"
Espero que te guste.

1 comments:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Timbal de patata con manzana y queso, al microondas

noviembre 20, 2021 | 3 Comentarios

Para este fin de semana os dejo una receta muy alegre, ya que está llena de color, sabor y es, sencillamente exquisita...

Es un entrante perfecto para cualquier celebración, como por ejemplo, las fiestas de Navidad que ya se acercan.

El timbal de patatas con manzana y queso, es una receta muy sencilla de hacer que mezcla ingredientes dulces con salados, dando lugar a una combinación de sabores riquísima, y que emplatado todo junto queda un plato bonito y una receta deliciosa!!
Timbal se le llama a la forma de presentar la receta, en cilindro y con varias capas formadas por diferentes ingredientes.

Este timbal de patata con manzana y queso fresco, es mi aportación al 95º Desafío en la cocina de este mes de noviembre. La jefa ha sido Carolina, y aunque puso 5 pistas para adivinar el desafío, cada una de ellas me despistaba más, y claro, no acerté que nos pedía que hiciéramos, un "Timbal"
 
La idea de esta receta la he sacado del libro de Karlos Arguiñano, "La buena cocina", aunque he cambiado algunos ingredientes. Karlos la hace con foie, pero como a mi no me termina de gustar, le he puesto queso fresco.
El aliño lo hace de frambuesa, pero yo las he cambiado por mandarinas ya que están en temporada, y a mi me encantan!!
Y como decoración del plato, Karlos utiliza kikos, que yo he cambiado por piñones fritos.....
 
Otra cosa que he cambiado es la forma del cocinado, Karlos lo hace todo en el fuego y yo lo he hecho en el microondas.

Ingredientes: (2 personas)
  • 2 patatas pequeñas.
  • Queso fresco o de cabra.
  • 1 manzana pequeña.
  • Brotes tiernos de lechugas.
  • Piñones.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Azúcar.
  • Sal.

Para el aliño de mandarina:
  • 1 o 2 mandarinas.
  • Zumo de 1/2 limón.
  • 50ml. de Pedro Ximenez.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

Modo de hacerlo:
El aliño:
  • Pela la mandarina, separa los gajos y córtalos en trocitos.
  • Pon los gajos de mandarina en un bol que pueda ir al microondas y añade el zumo de limón, el vino Pedro Ximenez, el azúcar y una pizca de sal.
  • Tapa el bol con papel film y pínchalo con la punta de un cuchillo, pon el bol en el microondas y deja que se cocine todo durante unos 5 minutos a máxima potencia.
  • A mitad cocción saca el bol, remueve y aplasta los gajos de mandarina para que suelten su zumo, vuelve a meter en el microondas y termina la cocción.
  • Cuela la salsa y añade un chorrito de aceite de oliva, mezcla y reserva.

  • Lava la manzana y córtala por la mitad.
  • Corta las mitades en rodajas muy finas, te quedarán mejor si lo haces con una mandolina.
  • Pon las rodajas en un bol y cúbrelas con agua para que no se oxiden.
  • Pela las patatas y córtalas en rodajas finas, pero un poquito más gruesas que las de manzana, mejor también si lo haces con la mandolina.
  • Pon las rodajas de patata en un bol amplio con abundante aceite de oliva. 
  • Tapa el bol con papel film y ponlo en el microondas a media potencia, confita las patatas durante unos 5 o 6 minutos, o hasta que compruebes que están tiernas.
  • Saca el bol del microondas, escurre las patatas, sazona y reserva.
 
Piñones fritos:
  • Pon los piñones en un bol con aceite de oliva virgen.
  • Tapa el bol, pínchalo y ponlo en el microondas.
  • Cocina los piñones durante unos 5 minutos, o hasta que veas que han cambiado de color y están tostados.
Montaje del timbal:
  • Corta el queso en lonchas.
  • Pon un molde de aro redondo en un plato llano.
  • Coloca en el fondo 3 rodajas de patata confitada, encima 1 loncha de queso, y después 3 rodajas de manzana. 
  • Repite lo mismo otra vez.
  • Espolvorea la última manzana con un poquito de azúcar y quémala con un soplete hasta que esté toda caramelizada.
  • Saca el molde del plato y coloca alrededor unos brotes tiernos de lechugas.
  • Sazona los brotes y riégalos con el aliño de mandarina.
  • Reparte los piñones por encima del plato.


Espero que te guste.

Si quieres ver las propuestas de mis compañeras de reto, pincha en la foto del logo:
Y como todo lo cocinado de esta receta está hecho en el microondas, va directa para el reto En buena onda de mis amigas Marisa de Thermofan y Elisa de Que no te falte un perejil.

Puedes saber más sobre este reto pinchando en la foto del logo:

3 comments:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Magdalenas de calabaza y chocolate

noviembre 17, 2021 | 2 Comentarios


Aprovechando que estamos en temporada de calabazas, vamos a preparar unas jugosas, esponjosas y nutritivas magdalenas, muy sencillas de hacer y que estoy segura de que gustará a todos, mayores y pequeños.
Son unas magdalenas de calabaza y pepitas de chocolate con un resultado sorprendente, ya que la calabaza le da un sabor dulzón muy natural a la magdalena y el chocolate le añade un toque exquisito.

El otoño y las calabazas van de la mano, los mercados están llenos de ellas para comprarlas, cocinar y disfrutar de diferentes recetas, bien saladas, o dulces como la Coca de calabaza y chocolate, o la Coca de calabaza con anís y anisetes, o bien como unos ricos Buñuelos de calabaza....

Hace unas días compré una calabaza para preparar la crema ligera de calabaza, y como aún me quedaba media en la nevera, la he aprovechado para hacer estas jugosas magdalenas.

Las magdalenas se parecen mucho a los muffins y a veces se confunden, pero son diferentes, sobre todo por la forma de preparar la masa, ya que las magdalenas quedan muy esponjosas por el batido que se hace antes de poner la harina que es donde cogen mucho aire, y esto a los muffins no se les hace, se mezcla pero no se bate tanto.


Desde que publiqué las Magdalenas caseras de aceite de oliva, no había vuelto a hacer magdalenas de ninguna manera, de hecho, parece mentira pero son las únicas que tengo publicadas junto a las Magdalenas de chocolate y naranja.

Ingredientes:

  • 200g. de puré de calabaza.
  • 200g. de harina.
  • 2 huevos.
  • 100g. de azúcar.
  • 140g. de aceite de oliva suave.
  • 1 sobre doble de gaseosas El Tigre.
  • 1 cucharadita de canela en polvo.
  • Pepitas de chocolate.
  • 1 pizca de sal.

Modo de hacerlo:

El puré de calabaza lo puedes hacer bien asando la calabaza en el horno, o cociéndola en el microondas, como he hecho yo ahora, a máxima potencia durante unos 8 minutos, hasta que está tierna. Una vez esté asada y tierna, pícala con un tenedor hasta obtener una pasta fina.


  • Bate bien los huevos con el azúcar en un bol, hasta que blanqueen.
  • Añade el aceite de oliva y sigue batiendo.
  • Añade el puré de calabaza y mezcla bien.
 
  • Añade la canela.
  • Mezcla la harina con los sobres de gaseosa, y échala tamizada al bol de los huevos, añade la pizca de sal y mezcla con cuidado.
  • Echa ahora las pepitas de chocolate y remueve con una espátula para que se repartan por toda la crema.
 
  • Precalienta el horno a 180º.
  • Pon las cápsulas de magdalena en un molde de muffins para que no se abran y deformen.
  • Rellena las cápsulas con la masa hasta los 2/3.
  • En un bol mezcla azúcar con canela y espolvorea las magdalenas por encima.
  • Hornea durante unos 15 minutos.
  • Saca del horno y deja que se enfríen.

Estas magdalenas de calabaza y chocolate van de categoría para empezar el día, formando parte del desayuno, o para acompañar el café o leche de media tarde.
Espero que te guste.
 
Y como para hacer estas magdalenas, he aprovechado calabaza que me quedaba de otra receta, va directa para el reto 1+/-100 Desperdicio 0 de mi amiga Marisa de Thermofan, ese reto que consiste en hacer recetas en las que hayamos contribuido a aprovechar los restos de alimentos, y no desperdiciar ni tirar nada a la basura por no saber que hacer con ellos.


2 comments:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

6 Maneras de conservar robellones, setas

noviembre 13, 2021 | 3 Comentarios

Esta entrada de hoy no es una receta en si, es una entrada dedicada a enseñaros diferentes formas de conservar las setas de temporada, en este caso, los robellones.....

A finales del verano, y sobre todo, al principio del otoño, es por excelencia, la época o temporada de los robellones o níscalos, y si es un buen año, como este ha sido, se cogen muchísimos.

A todos los que nos gustan ir al monte a coger robellones, nos encanta que llueva bastante a finales del verano, ya que eso significa que en otoño habrá una buena temporada de setas. Yo suelo ir a los bosques de Teruel, por Mosqueruela, Puertomingalvo, Cantavieja.....es una zona perfecta para coger; ahora, eso sí...hay que madrugar, llegar cuando aún no ha amanecido, y nada más sale el sol subir por la montaña, y sin levantar la cabeza, por si te dejas alguno, ir recorriendo los bosques con la cesta en una mano y la navajita en la otra.

A principios de octubre fuimos a por robellones y nos vinimos cargados, en menos de dos horas llenamos dos cestas.


Hay muchas recetas que se pueden hacer con los robellones, como un Guiso de conejo con robellones y caracoles, o de Costilla con robellones y patatas, una rica Frittata de brócoli y robellones, unas deliciosas Croquetas de robellones, o simplemente Robellones salteados al ajillo.....
Pero si tenemos muchos, o queremos tener robellones en casa todo el año para hacer diferentes recetas, debemos conservarlos de una manera u otra.

En esta entrada os enseño 6 maneras diferentes, unas en conserva, otras congeladas, otras deshidratadas y otra en polvo.


Antes de empezar con las técnicas de conservación, vamos con la preparación de las setas:

Lo primero es limpiarlas bien de la tierra que puedan tener, se recomienda no limpiarlas con agua, se deben limpiar con un cepillo para quitar la tierra que tenga pegada, aunque yo suelo lavarlas un poco con agua, me quedo más tranquila, luego las secas bien y ya está.
Si no tienen gusanos puedes utilizarlas enteras, pero si ves que el sombrero está con gusanos tienes que seguir cortando en trozos pequeños hasta que queden limpios. 

Separa en grupos la cantidad de robellones que quieras conservar para cada manera.


Técnicas de conservación:

Conservar en botes de cristal:

Los podemos conservar de dos maneras: Cocidos casi naturales o Cocinados, por ejemplo, al ajillo.

Para cualquiera de las técnicas, debes limpiar y cortar los robellones en trocitos.


1) Cocidos, casi crudos:

Esta manera de conservar las setas, nos permite cocinarlos después como queramos.

  • Pon una cazuela al fuego con abundante agua, sal y alguna hojita de laurel.
  • Cuando el agua empiece a hervir añade un puñado de robellones, espera 1 minuto y saca enseguida con una espumadera o colador. Haz lo mismo con el resto de los robellones que quieras conservar de esta manera. No los tengas más tiempo que se pasarían.
 
  • Ves poniendo los robellones pasados por el agua hirviendo en botes de cristal estirilizados, puedes ver como hacerlo si pinchas aquí, añade el agua de cocción hasta cubrir las setas.
  • Tapa los tarros de cristal y colócalos en una olla con agua hirviendo, deja que cuezan durante unos 50 minutos.
  • Pasado el tiempo, saca de la olla los tarros y deja que se enfríen boca abajo.
  • Cuando estén fríos puedes guardarlos en la despensa. 


2) Cocinados Fritos al ajillo:

Otra manera es cocinar los robellones antes de conservarlos en los botes, así cuando los abras, estarán casi listos para su consumo o para añadir a alguna receta.

A mi esta técnica es la que más me gusta porque quedan muy jugosos.

  • Pon una sartén al fuego con aceite de oliva virgen.
  • Pela y pica 2 o 3 ajitos en trozos muy pequeños.
  • Añade los ajos a la sartén y sofríe unos segundos, antes de que cambien de color añade las setas a la sartén y deja que se cocinen durante unos cinco minutos para que tengan ese punto de cocción, pero sin pasarse.
  • Deja que se enfríen  un poco y ves echando los robellones en los botes de cristal.
  • Llena los botes con aceite del sofrito añadiendo más aceite crudo si te hiciera falta y cierra los tarros.
  • Ponlos al baño María como en la técnica anterior.



3) Conservar congelados:
Para conservar las setas congeladas puedes hacerlo también de dos maneras, o bien cocidos casi crudos, o cocinados.
No es conveniente congelar las setas al natural porque contienen mucha agua y al descongelarse se quedarían en nada.
  • Limpia y corta los robellones en trocitos.
  • Cocina en una sartén como hemos explicado en la conserva al ajillo.
  • Deja que se enfríen bien.
  • Guárdalos en una bolsa hermética de congelación.

4) Conservar deshidratados:

  • Limpia los robellones y córtalos en trocitos finos.
  • Pon todos los trozos de setas en una bandeja de horno sobre papel sulfurizado.
  • Ahora puedes dejar que se sequen al aire libre hasta que veas que están secos, o hacerlos como he hecho yo en la freidora sin aceite a 50º durante 1 hora o más, hasta que estén deshidratados. También puedes usar el horno con aire o un deshidratador de alimentos.

Una vez deshidratados, puedes guardarlos en un bote, o triturarlos para convertirlos en polvo de setas, para aderezar guisos, carnes a la plancha, para mezclar con sal....
5) Deshidratados y triturados:
El triturado puedes hacerlo más o menos fino, que quede en trocitos para echar en ensaladas o salsas.
 
6) Polvo de robellones:
O triturarlo hasta que quede en polvo......como una especia.


Si te gusta cualquier tipo de setas de temporada, puedes conservarlas todo el año con alguna de estas técnicas.

Espero que te guste.

3 comments:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Gracias por tu visita!!
Si me dejas un comentario, me haces muy feliz ya que me ayuda mucho!!

QUE RECETAS

Que Recetas

Participo en: