Pastel de yogur y queso

julio 31, 2021 | 3 Comentarios

Que pastel más bueno y sencillo os dejo en este último día de julio, un postre hecho solo con cinco ingredientes que solemos tener en casa. Es un pastel de queso y yogur griego, cremoso, fresco y muy rico!!


No es un pastel muy dulce, y tiene un punto ácido del yogur que unido al sabor y cremosidad del queso, hacen que en la boca sientas un verdadero placer..... 

Este pastel va de categoría para sacarte de algún apuro, ya que está hecho con ingredientes que solemos tener en la nevera.....Si no tienes yogur griego, puedes hacerlo con cualquier otro tipo de yogur.

Lo he hecho con un yogur griego que me sobró cuando hice el "Helado de melocotón con yogur" ya que solo utilicé 3 de los 4 que venden juntos.
Y también tenía poco más de media tarrina de queso crema que me sobró de hacer unos champiñones rellenos (ya os pondré la receta más adelante).

Yo queso crema siempre suelo tener en casa, primero porque me encanta untado en una tostada y segundo porque lo utilizo en muchos postres.
 
El azúcar puedes ponerla a tu gusto, si te gusta mucho el dulce, añade un poco más de azúcar o acompáñalo de miel, mermelada, chocolate fundido, helado.....
Ingredientes: (Molde de 18cm. Si lo quieres más grande dobla las cantidades)
  • 120g. de yogur griego.
  • 130g. de queso crema.
  • 2 huevos L.
  • 20g. de Maizena.
  • 75g. de azúcar.

Modo de hacerlo:
  • Pon en un bol grande todo el yogur griego y el queso crema, bate un poco con unas varillas.
  • Añade los huevos de uno en uno batiendo bien cada vez y no echando el siguiente hasta que no esté bien unido.
  • Añade el azúcar y sigue batiendo.
  • Por último añade la maizena tamizada para que no hayan grumos y mezcla todo bien.

  • Unta un molde con mantequilla y echa la mezcla del pastel.
  • Hornea a 180º durante unos 30 minutos, o hasta que compruebes que está cocida, todo depende de tu horno.
  • Deja que se enfríe antes de desmoldarlo.

Quiero deciros que yo no lo he cocido en el horno normal, hace unos días me compré la freidora sin aceite, de aire caliente y la he estrenado con este pastel.

Puse el programa pastelería y en 20 minutos a 175º estaba hecho.      

No os podéis imaginar lo rico y sencillo que es este pastel de hacer.

Incluso puedes hacerlo doblando las cantidades para preparar una deliciosa tarta.....
Espero que te guste.


Y como este pastel está hecho con sobras de ingredientes que tenía en la nevera, y es una verdadera receta de aprovechamiento, va para el reto 1+/-100 Desperdicio 0 de mi amiga Marisa de Thermofan, ese reto que consiste en hacer recetas en las que podamos contribuir a aprovechar los restos de alimentos, y no desperdiciar ni tirar nada a la basura por no saber que hacer con ellos.

3 comentarios:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Helado de melocotón con yogur

julio 18, 2021 | 5 Comentarios

Hoy vamos a preparar el primer helado nuevo de este verano, y que además, es uno de los que más me gusta, ya que está hecho con fruta fresca. Es un helado cremoso, ligero, saludable.....y sobre todo muy sencillo de hacer!!

Este año, el verano ha venido con días de muchísimo calor, y la verdad es que nos apetece tomar cosas frescas como helados o bebídas frías, y si pueden ser ligeras y con pocas calorías, mejor que mejor!!

 

Este helado es bastante ligero, no lleva nata ni huevos, y si cambias el azúcar por cualquier edulcorante, se convierte en un helado sin apenas calorías al estar hecho solo con yogur griego y fruta fresca.

 

Es un helado ideal para todos, pero sobre todo para los niños y los mayores, ya que el melocotón está triturado y no se nota en la textura al probarlo, solo se aprecia su suave y delicioso sabor, por lo que es perfecto para que los niños tomen fruta sin saberlo.

Este delicioso helado ha sido mi robo a Noemí de Todocooking, para el reto Asaltablogs invisible y último de la temporada, ya que con este asalto cerramos por vacaciones hasta septiembre. Este año ha sido diferente y no ha habido ganadora, por eso, Marga de Azafranes y Canelas, nos propuso hacer uno invisible como solemos hacer en Navidad.

Este asalto es voluntario y al azar, tenemos que asaltar de forma anónima el blog que nos ha tocado por sorteo. Nadie sabe quien asalta a quien y quien entra en nuestra cocina hasta el día de la publicación, o sea, hoy.


De Noemí deciros que es una cocinillas de corazón y lleva el blog junto a Eloy, su compañero perfecto; tienen un blog lleno de deliciosas recetas, muchas están hechas en microondas, son saludables y muy variadas, perfectas para todos los gustos.


No es la primera vez que asalto a Noemí, ya que hace unos meses salió elegido su blog y entonces le robé un riquísimo bocadillo, el Serranito, un clásico andaluz.


Noemí hace este helado sin azúcar, ella le pone una cucharadita de Stevia, si quieres ver su receta pincha en helado de melocotón con yogur, sin azúcar ni huevo, pero yo le he añadido un poquito de azúcar para que les guste más a mis hijos.


No le he puesto mucha porque el melocotón, si está maduro, tiene una dulzor natural y no le hace falta añadir mucha más, pero si prefieres hacerlo sin azúcar, sustitúyela por cualquier edulcorante, o incluso por miel.....

El helado que hace Noemí lleva nata, yo no se la he puesto porque quería hacerlo más ligero, con menos grasa, es verdad que la nata hace que el helado esté más cremoso, pero te aseguro que igual queda de categoría!!

Ingredientes:

  • 3 o 4 melocotones rojos (mejor si están maduros).
  • 3 yogures griegos naturales sin azúcar.
  • 60g. de azúcar, o 1 cucharadita de miel. (opcional)
  • Zumo de limón unas gotas.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.

Modo de hacerlo:

El helado lo he hecho con la heladera, pero si no la tienes, lo único que tienes que recordar es batir el helado de vez en cuando.
Cuando tengas la crema del helado hecha como te explico más abajo, pásala a un táper y ponlo en el congelador, durante la primera hora es mejor que batas el helado enérgicamente con unas varillas cada 10 minutos, luego ves espaciando el tiempo hasta que se congele.
  • Pela y corta los melocotones en trocitos pequeños.
  • Tritura con una picadora junto con unas gotas de zumo de limón.
  • Añade el azúcar o el edulcorante, y sigue batiendo hasta que sea un puré.
  • Pasa el puré de melocotón a un bol grande.

  • Añade los yogures y mezcla bien.
  • Echa unas gotas de esencia de vainilla y remueve para que quede todo bien ligado.
  • Pasa la crema a una jarra y ponla en la nevera para que se enfríe bien.
  • Enciende la heladera y vierte la crema de melocotón en la cubeta congelada.
  • Deja que se manteque durante unos 30 o 40 minutos, hasta que veas que la crema está semicongelada y cremosa.
  • Cuando veas que el helado está cremoso, ponlo en un táper o tarrina con tapa y guarda en el congelador hasta el momento de consumirlo.

Verás lo delicioso y cremoso que está!!
 
Sirve el helado en copas, vasitos, en pipos, cucuruchos, barquillos....como más te guste!!
Aprovecha el verano para preparar tu mismo ricos helados caseros!!

Recuerda que puedes cambiar los melocotones por cualquier otra fruta fresca que te guste, y hacer riquísimos helados con frutas naturales, como el helado de fresas, el helado de moras, el helado de limón o el de sandía......y muchos más.


Si te gustan los postres frescos con melocotón, te encantará el Sorbete de melocotón, la Tarta helada de naranja y melocotón o el Pudding con caramelo de melocotón.


Espero que te guste.

Bueno Noemí, siempre es un verdadero placer entrar en tu cocina, rebuscar en ella y llevarme alguna receta como este helado tan delicioso!!

FELIZ VERANO!!

5 comentarios:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Coquita de cerezas

julio 04, 2021 | 3 Comentarios

Hoy os dejo unas coquitas de cerezas riquísimas aprovechando que ahora están en temporada, y que es cuando más ricas y dulces están!!
 
Estas coquitas están hechas con una masa tipo brioche, ahora se hacen así, pero antiguamente se elaboraban con masa de pan a la que se le añadía azúcar y manteca de cerdo, para luego colocar las cerezas por encima.

Las cerezas además de tomarlas como fruta fresca, que son una delicia, podemos probar a hacer con ellas diferentes recetas dulces, como este Brazo de gitano con nata y cerezas, una deliciosa Mermelada de cereza, o estas riquísimas coquitas tan típicas de Reus, y de la Salzadella, un pueblo de la provincia de Castellón, donde generación tras generación se han dedicado a perfeccionar el cultivo de la cereza hasta conseguir una variedad exquisita.
Este verano, los fines de semana aprovecho para encender el horno y preparar ricos dulces o pan para toda la semana....(no está la luz como para encenderlo cualquier día y a cualquier hora)

Cuando llegan estas fechas siempre suelo hacer alguna que otra coca de cerezas, este año las he hecho más pequeñas y me he decidido a publicarlas, están buenísimas y al ser más pequeñas se pueden congelar para tener durante más tiempo e ir sacándolas cuando nos apetezca.

Como muchas de las recetas de masa de pan, saladas y dulces, que hago y que ya tengo publicadas, esta también es de Ibán Yarza de su último libro "100 Recetas de pan de pueblo", con sus recetas no fallas y siempre salen de categoría!

Ingredientes:
Para la masa madre: (la noche anterior)
  • 57g. de harina panificable (o 40g. de harina normal y 17g. de fuerza).
  • 33g. de agua.
  • 1g. de levadura fresca (como una lenteja).
Para la masa final:
  • 90g. de masa madre.
  • 300g. de harina de trigo normal.
  • 100g. de harina de fuerza.
  • 1 huevo grande.
  • 80g. de agua.
  • 60g. de mantequilla.
  • 60g. de azúcar.
  • 40g. de leche.
  • 10g. de levadura fresca.
  • 8g. de sal.
  • Ralladura de medio limón
Para decorar:
  • Cerezas muy maduras.
  • Huevo batido.
  • Azúcar.

Modo de hacerlo:
La masa madre:
  • Mezcla los ingredientes en un bol y deja que fermenten al menos 12 horas por encima de los 20º. Mejor de un día para otro.
La masa final:
  • Pon las harinas tamizadas en un bol, añade la masa madre en trozos, el huevo, la sal, el azúcar y la ralladura de limón.
  • Disuelve la levadura en el agua templada y añádela al bol con los ingredientes, mezcla todo bien.
  • Añade ahora la mantequilla a temperatura ambiente y mezcla con la mano hasta que estén todos los ingredientes unidos.
  • Te quedará una masa pegajosa, pero cuando termines de mezclar, deja que repose la masa tapada unos 15 minutos y verás como ya está más suave y no se pegará tanto.

  • Pasa la masa a la mesa enharinada y amasa con el método de pliegues y reposos, hazlo unas 4 o 5 veces, irás viendo como la masa va ganando cuerpo hasta quedar bien fina. Puedes ver el método de pliegues en la receta de Pan sencillo sin amasado.
  • Haz una bola y deja que fermente durante unas 2 horas, todo depende del calor de tu cocina.

  • Divide la masa en porciones de unos 100g.
  • Bolea cada trozo suavemente.
  • Estira cada bola con el rodillo hasta formar piezas redondas de unos 15cm. de diámetro.
  • Ves poniéndolas sobre papel de horno.

  • Deja que fermenten entre unas 2 horas o 2 horas y media, hasta que estén bien hinchados y blanditos.
  • Pinta cada coquita con huevo batido y coloca por encima las cerezas deshuesadas, húndelas en la masa para que no se salgan cuando estén cociendo en el horno.
  • Espolvorea con azúcar antes de hornearlas. 

  • Hornea las coquitas entre 12 o 15 minutos a 190º con calor arriba y abajo, sin vapor, hasta que estén doradas y las cerezas hayan soltado su jugo y parezca que se haya convertido en almíbar.
  • Saca del horno y deja que se enfríen sobre una rejilla.
Quitar el hueso de las cerezas es muy sencillo, solo tienes que coger una pajita de plástico y ponerla en la base de la cereza, en el lado contrario por donde está el rabito. Da un golpe seco procurando que la pajita toque el hueso de la cereza y así saldrá por el otro lado.

Puedes ponerlas con hueso, pero cuesta poco de quitar y las cocas quedan más agradables de comer.

Si las cerezas están muy maduras, al cocerse las cocas en el horno, con el calor, las cerezas sueltan su jugo y junto al azúcar de las cocas, se convierte en un delicioso almíbar.
Son unas coquitas esponjosas y muy sabrosas....y tan sencillas de hacer que si las haces, las repetirás más de una vez.
Espero que te guste.

3 comentarios:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Crema de col, repollo

junio 15, 2021 | 5 Comentarios

Estamos a mitad de junio, pero con el calor que hace ya, nos apetece comer platos más frescos y sencillos, como esta crema de col que os dejo hoy......Es una receta sencilla, sana y saludable, una crema que bien fresquita en verano, sienta de maravilla!!

Es una crema ideal como entrante para comer al mediodía, y también es perfecta para acabar el día con una cena ligera.
La col o repollo, también puede comerse cruda en ensaladas, pero lo más normal es comerla cocida con algún tipo de aliño, o guisado.

El repollo o col, como solemos llamarlo por mi tierra, es una verdura muy habitual para hacer toda clase de cocidos y pucheros.

Hace unos años, a mi la col no me gustaba demasiado, sobre todo por su olor, pero con el tiempo he aprendido a disfrutar de su sabor cocinándola de diferentes maneras, como esta deliciosa crema de hoy, o las riquísimas Runzas....y también forma parte de la Olla de la Plana y del Cocido montañés.

Esta crema la he cocinado toda en el microondas, es una receta ideal para prepararla en poco tiempo y luego dejarla en la nevera para que se enfríe hasta el momento de su consumo.
Y además, como cocinar en las vitrocerámicas o en el horno se ha convertido en un enorme gasto, cocinar en el microondas es una buena alternativa....
Ingredientes:(6 personas)
  • 2 o 3 patatas.
  • 1 cebolla.
  • 175g. de col o repollo.
  • 250ml. de caldo de verduras, de pollo....
  • 1 brik de nata cocina.
  • Pimienta.
  • Perejil.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Modo de hacerlo:
Empezamos preparando las patatas:
  • Lava las patatas y sécalas.
  • Pincha cada patata con un palillo y ponlas en un recipiente destapado.
  • Mete las patatas en el microondas a la máxima potencia durante unos 7 minutos, pasado ese tiempo, deja que se enfríen un poco.
  • Pela las patatas, córtalas en trocitos pequeños y ponlas en el vaso de una batidora.
  • Añade un poco del caldo para que se trituren mejor con varilla eléctrica, reserva.
  • Lava y pica muy menudos la cebolla y la col, reserva.
  • Pon 2 cucharadas de aceite de oliva en un bol amplio, tapa con papel film y ponlo en el microondas a la máxima potencia durante 2 minutos para que se caliente bien.
  • Destapa el bol y añade el repollo y la cebolla picados, tapa de nuevo y ponlo en el microondas unos 5 minutos más.
  • Destapa otra vez y añade un poco del caldo, remueve y vuelve a poner en el microondas 2 minutos más y reserva.
  • Ahora añade la patata triturada a la mezcla de repollo y cebolla y echa el resto de caldo caliente, tritura todo junto con la batidora hasta que obtengas una crema fina.
  • Añade la nata, sazona con sal y pimienta y mezcla bien.

  • Sirve acompañada de picatostes de pan tostado y espolvoreada de perejil picado. 
Esta crema fría está riquísima, pero si en invierno la tomas caliente, también está de categoría!!!
Espero que te guste.

Y como esta receta está cocinada íntegramente en el microondas, va para el reto En buena onda de mis amigas Marisa de Thermofan y Elisa de Que no te falte un perejil.

Puedes saber más sobre este reto pinchando en la foto del logo:

5 comentarios:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Caracoles en salsa de mi madre

junio 07, 2021 | 4 Comentarios

Después de una semana de no parar, de idas y venidas cargando y descargando, de guardar y arreglar armarios.....ya estoy instalada de nuevo en mi lugar de veraneo, y he vuelto a abrir el ordenador para enseñaros una nueva receta.

Y vengo con una receta muy tradicional en mi tierra, ya que los caracoles forman parte de la cultura valenciana, son muy típicos a la hora del almuerzo o como aperitivo, y se pueden degustar de formas muy distintas dependiendo de la zona en la que estés.

Hacer una caracolada o caragolada como decimos aquí, para cenar con los amigos, en fiestas, en verano, o simplemente por juntarnos, es de lo más normal, es una de las recetas más usadas y que siempre atrae y satisface a los comensales.....cuando dices que vas a hacer una caragolada se apunta todo el mundo.
Ahora ya no se hace tanto, pero antiguamente, en cuanto caían cuatro gotas, era típico salir al campo o a los huertos a coger caracoles, para luego hacerlos en salsa o para ponerlos en la paella del domingo.
Una vez recogidos, se ponían en una carnera o en una bolsa de malla para que se purgaran durante un tiempo. Los caracoles más habituales de la Plana son los xanet, los cristianos y las baquetas que son las que se suelen poner en la paella.

A mi madre le encantaban los caracoles y siempre que llovía y podía, salía al campo a cogerlos, y esa afición nos la inculcó a todos sus hijos. A mi me gusta ir de vez en cuando, pero la verdad es que hace años que los compro en el mercado ya que hay para elegir y además te los venden ya purgados.No hay nada más rico que un buen plato de caracoles en salsa y caseros, hoy os dejo la receta que hacía mi madre y que heredó de la suya, mi abuelita y que ahora hacemos las siguientes generaciones para que no se pierda.

Hacía bastante tiempo que no los preparaba, prácticamente desde que ella faltó y no la recordaba bien, ahora he querido volverla a hacer para enseñaros esta delicia de receta, y me la ha pasado mi hermana ya que es una receta familiar que todos mis hermanos siguen haciendo.
Es una receta espectacular, unos caracoles donde no puedes parar de mojar pan en la salsa, y donde al momento de estar comiéndolos, te das cuenta de que tu boca se ha convertido en algo que te abrasa!!
Por eso, es imprescindible acompañar un buen plato de estos caracoles en salsa, con un buen vino o cualquier otra bebida, para contener ese ardor en la boca que nos ha dejado la guindilla.

También es cierto, que puedes cambiar la cantidad de guindilla para que no pique tanto, o simplemente, no ponerla, pero te aconsejo que le pongas aunque sea una chispita....

Hay mucha gente a la que no le gustan los caracoles, pero si te animas a comerlos, esta receta te encantará, son una verdadera delicia!!

Ingredientes:
  • 1k. de caracoles, en mi caso son xanet.
  • 1 paquete de compagno asturiano (chorizo, morcilla, panceta)
  • 4 tomates maduros o 1/2 k. de tomate triturado.
  • 1 cebolla.
  • 1 pimiento verde.
  • 2 o 3 dientes de ajo.
  • 1 cucharada de harina.
  • 2 guindillas o al gusto.
  • 1 ñora.
  • 2 hojitas de laurel.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.
Para la picada:
  • 1 puñado de almendras tostadas.
  • Perejil.
  • 2 dientes de ajo.
  • Sal.
Modo de hacerlo:
Los caracoles puedes comprarlos ya cocidos o vivos como los que yo utilizo, si están cocidos te saltas el proceso de lavar y engañar a los caracoles.
Si los caracoles los tienes vivos, lo primero que tienes que hacer es lavarlos bien para luego engañarlos. Puedes ver el paso a paso de estos procesos si pinchas en "Como limpiar caracoles"
Guarda parte del caldo de engañar los caracoles para la salsa.
  • Pon una cazuela alta al fuego con aceite de oliva virgen.
  • Pica el pimiento verde, la cebolla y los dientes de ajo, trocea la ñora en trocitos muy pequeños.
  • Corta en trocitos pequeños toda la carne del compagno, la morcilla, el chorizo y la panceta.
  • Sofríe en el aceite caliente la cebolla troceada y el pimiento verde, baja a fuego lento y añade los ajos picados.
  • Cuando las verduras estén tiernas, añade todo el compagno troceado y remueve bien, deja que se sofría a fuego lento.
  • Ahora pon la ñora troceada y las guindillas, mezcla bien.
  • Añade los tomates pelados y picados o el tomate triturado de bote, deja que cueza bien y pierda el agua que pueda soltar, añade las hojitas de laurel y sazona.

  • Pon la cucharada de harina y remueve bien.
  • Cuando el tomate esté meloso echa los caracoles a la cazuela, remueve con cuidado y añade caldo colado de los caracoles o agua cubriendolo todo.
  • Deja que cueza todo junto unos 15 o 20minutos
Mientras los caracoles se cuecen a fuego lento vamos a preparar la picada:
  • En un mortero pica las almendras, los dientes de ajo, el perejil y un poquito de sal.
  • Cuando esté casi picado, añade un poco de caldo de la cazuela y mezcla.

  • Cuando veas que los caracoles ya están cocidos, añade la picada a la cazuela.
  • Remueve para que se reparta por toda la cazuela y deja unos 5 minutos más antes de servir.

Sirve bien calientes.

Espero que te guste.

4 comentarios:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Gracias por tu visita!!
Si me dejas un comentario, me haces muy feliz ya que me ayuda mucho!!

Participo en: