Postre de limón y galletas


Este último domingo de junio os dejo un postre o tarta de lo más refrescante y rápido de preparar, creo que es una de los más fáciles que he publicado en el blog; si aún no tienes el postre para hoy, este te irá de categoría!!
El postre de limón y galletas es tan sencillo que cualquiera lo puede hacer aunque no tenga ninguna experiencia en la cocina, no necesita horno y siempre sale bien.

Es muy cómodo porque puedes hacerlo con antelación de unas horas o el día anterior, sacarlo a la hora del postre y estará perfecto y cargado de sabor!!
Es un postre muy típico y tradicional en varios paises latinoamericanos y en muchas otras partes del mundo, aunque se llame de diferentes maneras.
Este postre tan delicioso lo he sacado de un blog precioso, no sólo por sus recetas sino por todas las poesías, historias, canciones, fotos....y muchas cosas más con las que nos deleita su creadora Natalia.

Poesía Culinaria, Sabores de Nati es el nombre de su blog, imaginaros lo que puede contener sólo con el nombre que le puso a su diario de cocina.
En la descripción de ella misma, promete sacar una sonrisa, un suspiro, un deseo....en su espacio lleno de buena energía.....y os aseguro que lo consigue!!

A Nati no la conozco personalmente, pero no me hace falta para saber que es una persona encantadora, dulce y cariñosa que hace que sus recetas y sobre todo sus comentarios, me lleguen muy hondo.

Nati es de Colombia aunque ahora vive en Brasil, por eso, en cuanto vi que me había tocado en el último Asaltablogs invisible de la temporada, pensé en hacer algo típico de su tierra ya que ella es muy parecida a mi en el sentido de que nos gusta mucho hacer recetas tradicionales de casa.

Así que buscando, me encontré con el postre preferido de su casa, el postre de limón y galletas, un clásico de casa, uno de los más tradicionales para ella junto al arroz con leche, es un postre de domingo y de fin de semana.

He hecho la receta exactamente como Nati a diferencia de las galletas; ella utiliza las famosas galletas Ducales que son típicas de Colombia, pero yo aquí no las he encontrado. Según Nati esas galletas no se parecen a las María porque tienen un sabor dulce y a la vez salado que le dan a este postre el sabor de Colombia.

Cómo las galletas que utiliza son cuadradas o rectangulares y yo la tarta la he hecho para mis hijos, les he puesto galletas tipo Chiquilín que les encanta para la mayoría de las tartas que hago.....y os aseguro que estaba riquísimo!!

Aunque me costó elegir porque Nati tiene recetas riquísimas, la verdad es que quedarme con este postre ha sido todo un acierto, les encantó a todos y no dejaron ni gota.

A nosotros los postres con limón nos encantan, como la tarta fría de limón o los vasitos de tarta de crema de limón, ese punto ácido que da me chifla, y en verano son muy refrescantes, cada cucharada o bocado es una sensación única en la boca......a que se nota que me gustan!
Ingredientes:
  • Galletas cuadradas o rectangulares.
  • 400g. de leche condensada.
  • 200ml. de nata para montar o crema de leche.
  • Zumo de 2 limones o limas. (unos 150ml.)
  • Ralladura de cáscara de limón y lima.
Modo de hacerlo:
Yo lo he hecho con una batidora mecánica, pero también puedes hacerlo con unas varillas a mano, pero batiendo bastante la crema.
El zumo lo he hecho con mitad de limón y mitad de lima.
  • Pon en un bol la leche condensada.
  • Añade el zumo de limón y luego la nata, bate bien.
  • Verás como en pocos segundos la mezcla empieza a espesar hasta convertirse en una crema ligera.

  • Forra el molde que vayas a utilizar con papel film para que te sea más fácil sacar la tarta después.
  • Pon una capa de galletas en la base del molde. 
  • Ahora echa una capa de crema, luego otra de galletas....así hasta terminar con una de crema.
  • Puedes poner las capas que quieras, siempre dependerá de la cantidad de crema que pongas entre cada capa, yo le he puesto 3 de galletas y 3 de crema.

  • Deja que se enfríe bien tapado en la nevera durante al menos 3 horas, aunque cuantas más horas mejor consistencia tendrá la tarta.
  • En el momento de servir, espolvorea con ralladura de limón y de lima.

Bueno Nati, me hizo mucha ilusión que fueras mi amiga invisible y ha sido un verdadero placer entrar otra vez en tu cocina y llevarme algo muy tuyo.....

Espero que te guste.

Feliz verano a todos!!





Croquetas de huevo duro


Si hay un aperitivo delicioso que siempre apetece, o un segundo plato perfecto para esos días en los que es necesario aprovechar sobras y ahorrar......son las croquetas!!

Las croquetas son una de esas comidas que siempre nos traen recuerdos familiares; hay recetas que pasan de generación en generación en las familias.......primero las hacían las abuelas, luego nuestras madres y ahora somos nosotras las que seguimos la cadena.

Las croquetas no suelen ser caras; la mayoría se elaboran a partir de una bechamel espesa, enriquecida con diferentes ingredientes que suelen ser de aprovechamiento o no, y que también pueden hacerse con puré de patata.....

Se pueden preparar con infinidad de ingredientes como las croquetas de pollo, de jamón, de cocido, de bacalao, de merluza o pescado, de setas, de queso......y como no, de huevo duro!!

¿Que no has probado nunca las croquetas de huevo duro? Pues ya es hora de que las pruebes, están buenísimas y seguro que te encantarán.

Las croquetas no son muy difíciles de hacer, pero exigen un poco de paciencia....una bechamel en su punto, una forma y tamaño regular y una buena fritura que dé a la costra ese toque crujiente y dorado tan apetecible!!

El tamaño de las croquetas está en proporción a su finalidad, si las haces de aperitivo suelen hacerse pequeñas, pero si las preparas como comida, tienes que hacerlas de tamaño mediano...y eso se consigue según el tamaño de las cucharas que elijas para formarlas.

Estas croquetas de huevo duro o cocido tenía que haberlas publicado el mes de marzo para el reto Desafío en la cocina; pero debido al confinamiento que hemos pasado, las administradoras decidieron suspenderlo en ese momento.
Como junio es el último mes del reto y luego descansamos, han decidido que publiquemos ahora nuestras deliciosas croquetas.

La desafiadora que propuso las croquetas para marzo fue M. Luz del blog Trasteando en mi cocina.

Consejos para unas buenas croquetas:
La bechamel para preparar las croquetas ha de estar espesa, y eso se consigue a base de cocerla a fuego lento, sin necesidad de poner excesiva harina.
La masa de las croquetas debe cocinarse con tiempo para que esté perfectamente fría antes de darles la forma..
Para hacer una buena fritura de croquetas, tienes que tener la sartén con abundante aceite muy caliente.
No pongas muchas croquetas a la vez en la sartén porque se enfriará el aceite y se pueden abrir.
Ingredientes:(4 personas)
  • 4 huevos duros.
  • 50g. de mantequilla.
  • 100g. de harina.
  • 500ml. de leche.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Nuez moscada.
  • Sal.
  • Pan rallado.
Modo de hacerlo:
  • Pon una sarten al fuego con la mantequilla y un chorrito de aceite de oliva.
  • Cuando la mantequilla esté derretida añade la harina y remueve bien hasta que la harina haya absorbido toda la grasa.
  • Deja que se cueza durante dos o tres minutos para que pierda el sabor de harina.
  • Añade poco a poco la leche y deslíe en ella la harina con una cuchara de madera para que no se formen grumos.
  • Sazona con sal y espolvorea con nuez moscada, remueve bien y deja que se vaya haciendo la bechamel durante unos 20 minutos a fuego lento.

  • Pela y pica los huevos duros en trocitos pequeños y reserva.
  • Añade los huevos picados cuando la bechamel esté casi cocida y mezcla.

  • Extiende la bechamel en una fuente plana y deja que se enfríe tapada con film transparente, pegado a la masa para que no se seque.

  • Cuando la masa esté fría, forma las croquetas con dos cucharas.
  • Bate dos huevos y pasa las croquetas primero por pan rallado, luego por huevo y otra vez por pan rallado.
  • Fríe las croquetas en abundante aceite caliente hasta que estén doradas. Pásalas a un plato con papel de cocina para que pierdan el exceso de aceite.

Y a disfrutar de estas ricas croquetas!!

Estas croquetas también pueden hacerse añadiendo trocitos pequeños de jamón serrano en el momento de añadir el huevo duro.

Y acompañadas de una buena salsa de tomate es un bocado exquisito!!
Espero que te guste.

Si quieres ver la variedad de croquetas de mis compañeras de reto, pincha en la foto:
https://desafioenlacocina1.blogspot.com/2020/06/croquetas-81-desafio-en-la-cocina.html

Fartons caseros

Vamos a ir preparando el verano con recetas frescas y apetecibles, y si hay algo que apetece en cualquier momento es tomar una bebida fría que nos quite el calor, como nos lo hace la horchata de chufa......la mejor bebida refrescante que se puede tomar en verano!!

Y es hablar de horchata y pensar enseguida en fartons para mojarlos en la horchata....ummmm que rico!!

Horchata con fartons es una merienda muy típica valenciana desde hace muchos años, que nos encanta y nos trae recuerdos a los más mayores y que les sigue encantando a los más jóvenes.

La idea de crear el fartón la tuvo hace muchos años el abuelo Daniel, un horchatero del pueblo donde más chufa se cultiva, Alboraya.

Quiso hacer algo sólido y dulce que acompañara a la horchata, pero además tenía que tener unas condiciones especiales para acompañarla; como siempre se ha servido en vasos largos, quiso hacerlos alargados para que se pudiera mojar hasta el fondo y también tenía que tener una consistencia suficiente para que al mojarlo en la horchata no se rompiera enseguida.

En un horno del pueblo le hicieron lo que él estaba buscando, y como quedó una masa que al estar en contacto con la horchata se hinchaba como los mofletes de un glotón....le puso de nombre Fartón que es lo que significa en valenciano!!

Además se dieron cuenta de que si los fartóns estaban calientes, aún resaltaban más el sabor de la horchata y estaban de categoría!!
Ingredientes:
  • 250g. de harina de fuerza.
  • 50g. de agua.
  • 25g. de levadura fresca.
  • 60g. de mantequilla.
  • 75g. de azúcar.
  • 2 huevos L.
  • 1,5g. de sal.
  • 1/2 cucharadita de aroma de azahar.
Para la glasa:
  • 100g. de azúcar glass.
  • 20ml. de agua.
Modo de hacerlo:
Puedes hacerlo en un bol a mano o con la amasadora como he hecho yo.
Los ingredientes deben estar todos a temperatura ambiente.
  • Deshaz la levadura en el agua tibia.
  • Pon en el bol de la amasadora los huevos y el azúcar y bate bien.
  • Añade la harina, la sal, el aroma de azahar y la levadura disuelta en el agua, pon el gancho y amasa todo bien.
  • Ves añadiendo la mantequilla en trocitos, poco a poco y amasando a la vez, hasta que esté todo bien integrado.
  • Cuando veas que está todo bien integrado, pasa la masa a la encimera con un poco de harina y amasa hasta que no se te pegue en las manos, haz una bola.
  • Pasa la bola de masa a un cuenco untado con un poco de aceite, tapa y deja que doble su volumen durante una hora más o menos.

  • Coge porciones de masa de unos 25 o 30g. y forma bolitas con ellas.
  • Deja que reposen unos 15 minutos.
  • Coge cada bolita y estira la masa formando cilindros.
  • Con el rodillo estira y aplana cada cilindro y enróllalos formando palitos de unos 25cm. de largo.

  • Pon los fartons sobre papel de horno en la bandeja dejando espacio suficiente entre ellos porque crecen bastante.
  • Tapa la bandeja y deja que doblen o tripliquen su volumen, el tiempo dependerá de la temperatura que haga donde estén levando, pero será de dos horas o más.

  • Precalienta el horno a 200º con calor arriba y abajo.
  • Hornea los fartons durante unos 10 minutos o hasta que veas que están dorados, ten cuidado de no pasarte porque se queman enseguida.

Vamos a preparar el glaseado mientras se precalienta el horno:
  • Pon el azúcar glass en un cuenco y añade el agua poco a poco por si no te hiciera falta añadirla toda.
  • Bate bien el azúcar con el agua hasta que estén integrados.
  • Nada más saques los fartóns del horno, píntalos con el glaseado y deja que se sequen sobre una rejilla.
Si los tomas recién hechos están increiblemente buenos mojados en la horchata.
En mi casa hemos ido desde siempre a Alboraya a tomar horchata con fartóns; yo recuerdo desde bien pequeñita que cada vez que íbamos a Valencia en verano, mi padre al volver pasaba por Alboraya, nos llevaba a merendar a una horchatería que había dentro del pueblo y tomábamos fartons con horchata....

Disfruta del verano con esta típica merienda valenciana!!
Espero que te guste.

Flan de naranja sanguina, sin huevo


Flan de naranja sanguina, esta es la primera receta que publico este mes de junio, un postre ligero y muy refrescante, perfecto para este fin de semana!!

Ya hace calor y nos van apeteciendo dulces y postres que no sean muy empalagosos, por eso este flan es perfecto, no lleva huevos ni se cuece en el horno, y en un rato lo tienes hecho....sólo necesita el frío de la nevera.

El flan de naranja es de por si una delicia para el paladar, pero si lo haces con naranjas sanguinas es todo un espectáculo también para la vista.
La naranja sanguina, además de ser una fruta muy sabrosa, tiene unas virtudes nutricionales muy importantes y es excelente para hacer postres, ya que aporta sabor y un color precioso.

Ahora naranjas sanguinas o de sangre, como las llamábamos en mi casa, se ven pocas y la temporada se termina enseguida, suele ir de diciembre a mayo; pero cuando yo era pequeña habían muchas más, en mi casa no nos faltaban durante el invierno, o por lo menos eso es lo que yo recuerdo.
Me encantaba comerlas sorbiendo el zumo directamente de la naranja, las apretábamos para soltar el jugo, después se quitaba una rodaja de la parte de arriba y luego apretando la naranja y poniéndola en la boca salía el zumo.....estaban riquísimas!!

Las naranjas sanguinas que he utilizado me las dió mi amiga Paquita durante el confinamiento, las terminaban de recoger de su huerto y me trajo una bolsa llena; me dijo que seguro que iba a hacer algo bueno con ellas....me comí unas pocas, con otras hice zumo y con otras hice este delicioso flan sin huevo.

No pude darle las gracias en persona porque no me las subió a casa, las puso en el ascensor, y luego la llamé, pero os aseguro que estos detalles que se agradecen siempre, estos días pasados de confinamiento se agradecen todavía mucho más.
Así que este rico flan está hecho con todo el cariño y dedicado a Paquita y a su marido!!

La sanguina es una naranja con un sabor muy especial y con un punto de acidez perfecto para preparar ricos postres como flanes, tartas, bizcochos, mermeladas.......
Si te gustan estas naranjas y quieres probar un bizcocho de naranjas sanguinas riquísimo, pincha en el enlace, estoy segura de que te encantará!!

Este flan no termina siendo de color rojo intenso, sino que se queda entre un color naranja claro y algo rosado.
Ingredientes:
  • 250ml. de zumo de naranja sanguina.
  • 200ml. de nata para montar.
  • 180g. de leche condensada.
  • 5 hojas de gelatina.
  • 1 o 2 naranjas sanguinas.
  • 70g. de azúcar.
Modo de hacerlo:
  • Mezcla en un cazo el zumo de las naranjas, la nata y la leche condensada.
  • Pon el cazo a fuego lento hasta que hierva, sin dejar de remover para que no se pegue. 
  • Nada más empiece a hervir apaga el fuego y reserva.

  • Deja las hojas de gelatina en remojo con agua fría durante unos 5 minutos o hasta que veas que están blandas. 
  • Escurre las hojas de gelatina, añádelas a la crema de naranja y remueve bien hasta que se disuelvan.
  • Pasa la crema obtenida por un colador.

  • Haz un caramelo dorado con el azúcar y unas gotas de agua.
  • Pon el caramelo en un molde y muévelo para que se reparta por todo el fondo y por las paredes.
  • Echa toda la crema de naranja sobre el caramelo y deja que se cuaje en la nevera durante unas 12 horas, mejor de un día para otro.

  • Pela una naranja y quita con cuidado la piel blanca.
  • Separa los gajos de naranja  y quita la pielecita que los recubre. 
  • Desmolda el flan con cuidado sobre un plato o fuente.
  • Sirve el flan decorado con los gajos de naranja pelados.

Cuando desmoldé el flan, me di cuenta de que el caramelo que puse en el fondo del molde se había mezclado con la gelatina del flan y se había convertido en una gelatina de caramelo buenísima.....Si te soy sincera no sé porqué, pero si sé que estaba increiblemente rico!!                                                            
 
 Espero que te guste.

Rosquilletas de pipas


Terminamos este mes de mayo, y esperemos que último del confinamiento, con un aperitivo salado crujiente y de categoría!!

Como ya os comenté en la entrada de las rosquilletas valencianas, son unos palitos de pan crujientes, muy tradicionales en la CV desde principios del siglo pasado y muy desconocidas por aquel entonces, fuera de nuestra comunidad.

Hoy las he hecho añadiéndoles pipas, y te aseguro que están exquisitas!! Las rosquilletas con pipas es una receta sencilla de hacer y quedan muy ricas.
Como todos los últimos domingos de mes, hoy hubiera tocado el reto más mangante y divertido de todos, el Asaltablogs.
Pero este mes, y debido al largo confinamiento que llevamos y a que estamos todas un poco decaídas y con pocas ganas....nuestra jefa Marga, de Azafranes y Canelas, da por terminada la temporada oficial!!

Pero no ha querido que la temporada termine sin más, así que durante el mes de Mayo nos propuso jugar al asaltablogs invisible!!
No es obligatorio jugarlo, pero como a mi este reto me encanta, no dudé ni un momento en apuntarme y entrar en el sorteo.

La suerte quiso que me tocara el blog de Mary Fogones y Melones, un blog que os aconsejo de verdad, porque está lleno de riquísimas recetas y de lo más variadas.
Después de haberme apuntado un montón de recetas que me iban gustando, al final me decidí por hacer sus rosquilletas de pipas, ya que me encantan, y como ella dice, a ,quien no le gustaría probar la versión casera?
Ingredientes:
  • 200g. de harina.
  • 60ml. de aceite de oliva virgen extra.
  • 60ml. de agua.
  • 20g. de levadura fresca
  • Pipas peladas.
  • Una pizca de sal.
Modo de hacerlo:
  • Disuelve la levadura en el agua templada. Reserva.
  • Pon en el bol de la amasadora el aceite, el agua con la levadura, la sal y la harina tamizada.
  • Amasa unos 3 o 4 minutos hasta que tengas una masa compacta.

  • Pasa la masa a  la encimera enharinada, amasa un poco y forma una bola.
  • Deja que la masa fermente tapada durante una hora más o menos, todo depende del calor que haga en tu cocina.

  • Extiende la masa y añade las pipas.
  • Mezcla las pipas y amasa bien hasta que obtengas una masa lisa y manejable. 
  • Forma una bola y deja que vuelva a levar tapada con un trapo, para que doble su volumen.

    • Corta trocitos de la masa y estíralos formando un cilindro fino de unos 10cm. de largo, y medio centimetro de grueso.
    • Aplasta un poco cada rosquilleta con los dedos para hacerlas algo planitas.
    • Ves colocando las rosquilletas en la bandeja del horno con papel vegetal.

    • Precalienta el horno a 180º .
    • Pinta las rosquilletas con un poco de aceite de oliva y espolvorea un poco de sal gorda por encima (opcional)
    • Deja que reposen unos 10 minutos en la bandeja antes de ponerlas en el horno.
    • Hornea unos 25 o 30 minutos o hasta que veas que han tomado color.
    • Deja que se enfríen sobre una rejilla.
    Son unas rosquilletas riquísimas y que vuelan en un momento.
    Espero que te guste.

    Bueno Mary, ha sido un placer entrar en tu cocina y quedarme con varias recetas que ya iré haciendo.

    Este verano podemos y debemos disfrutar con la familia y amigos; y si puedes viajar e irte de vacaciones a algún sitio, te aconsejo que lo hagas por España.....tenemos pueblos, ciudades, montañas, rios y playas preciosos que seguro que no conoces todavía y así nos ayudamos todos!!

    Os deseo que paséis un feliz verano!!
    Tened mucho cuidado y respetad las distancias!!
    Gracias por tu visita!!
    Si me dejas un comentario, me haces muy feliz ya que me ayuda mucho!!

    Participo en: