Coca de llanda sin lactosa


Hoy en día es cada vez más frecuente tener algún familiar o amigo con alguna intolerancia alimenticia, bien sea al gluten, a la lactosa o a cualquier otra intolerancia o alergia.
Por eso tenemos que adaptar las recetas de nuestra variada cocina española, con ingredientes que hagan la misma función que los de siempre, pero que no afecten a la persona.
 
Esta tradicional coca de llanda la he adaptado para los intolerantes a la lactosa, he cambiado la leche de vaca por una bebida vegetal....la leche de almendras.
Si eres una de esas personas que tienen que eliminar la leche de su dieta, y te gustan las cocas malfetas o de llanda, esta receta es perfecta para ti!

Una receta típica española, pero sin lácteos, es lo que nos han pedido que hagamos  Verónica y Patricia para el reto Typical Spanish de este mes; una receta unida a la intolerancia a la leche en general, ya sea a la lactosa o a la proteína de la leche.

En cuanto leí lo que nos pedían para el reto, enseguida pensé en la coca de llanda porque es una coca riquísima para el desayuno o la merienda y es muy típica en mi tierra. La de toda la vida, la que ya nos hacían nuestras abuelitas, la coca mal feta o de llanda ya la tengo publicada, ahora os dejo la misma pero sin lactosa.

Yo he utilizado la leche de almendra sin azúcares porque es la que yo tomo desde hace algún tiempo y que me sienta de categoría, pero también puedes hacerla con leche de avena o cualquier otra bebida vegetal.
Ingredientes:
  • 3 huevos.
  • 250g de azúcar.
  • 250ml. de leche de almendras o avena.
  • 150ml. de aceite de oliva suave.
  • 400g de harina de repostería.
  • 2 sobres de gaseosas, con los dos colores.
  • Ralladura de limón.
  • Canela y azúcar para espolvorear la coca.
Modo de hacerlo:
Yo suelo hacer la coca de llanda con harina normal y 3 sobres de gaseosa como puedes ver en la receta de la coca, pero en esta ocasión como he utilizado harina de repostería, le he puesto 2 sobres de gaseosa. Si tu le pones la harina normal pon 3 sobres.
  • Precalienta el horno a 180º.
  • Bate los huevos con el azúcar.
  • Sin dejar de batir, añade la leche de almendras y el aceite.
  • Tamiza la harina junto con los sobres de gaseosa, y añádelo a la masa, bate todo bien hasta que quede una pasta homogénea.
  • Añade la ralladura de limón y mezcla. 

  • Forra un molde de hojalata rectangular con papel de horno y echa toda la preparación.
  • Espolvorea por encima con una mezcla de azúcar y canela.
  • Sacude un poco la llanda para que se acople toda la pasta y salgan las burbujas que pueda tener.
  • Pon en el horno unos 25 o 30 minutos, depende de tu horno, o hasta que veas que se ha formado la costra y está doradita. Pincha con un palito para ver si sale limpio.
Espero que te guste.

Si quieres ver las recetas #SinlácteosTS que han hecho mis compañeras de reto, pincha en la foto del logo:
https://lacocinats.blogspot.com/2019/05/recopilatorio-sinlacteosts.html
Y si quieres ver las otras cocas de llanda que tengo publicadas, pincha en los enlaces:
Coca de llanda, Coca de llanda de naranja, coca de llanda de chocolate.

Calamares rellenos


Hoy vamos a cocinar un plato casero tradicional, una receta clásica de la cocina española. Los calamares rellenos son una receta casera de siempre, que nos recuerdan a nuestra infancia; yo los recuerdo con mucho cariño porque mi madre los hacía de categoría.

Mi madre preparaba una cazuela llena de calamares porque éramos muchos en casa, yo ahora siempre suelo hacer un calamar grande para cada uno o para dos y suelo acompañarlo de arroz blanco.

El calamar tiene una carne muy fina y apreciada, siendo por ello uno de los mariscos más consumidos, ocupando un lugar destacado en la gastronomía de nuestro país.
Suelen cocinarse enteros, solos o rellenos con sus propias patas y alitas o con cualquier otro relleno.

Los calamares empiezan a perder sus excelentes cualidades de sabor y textura al poco tiempo de ser capturados. Cuando los compres mira que la piel aparezca entera y de un color gris claro moteado de pardo o marrón. Las patas deben estar enteras y el cuerpo blanco y terso.
Ingredientes:(4 personas)
  • 2 calamares grandes.
  • 50g. de jamón en taquitos.
  • 1 huevo cocido.
  • 1 cebolla. 
  • 3 dientes de ajo.
  • Miga de pan o 1 rebanada de pan de molde.
  • Medio vasito de vino blanco.
  • Perejil fresco.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen. 
  • Harina.
Modo de hacerlo:
Lo primero que tienes que hacer es limpiar los calamares con cuidado, puedes ver como hacerlo en la entrada de Calamares en su tinta:
  • Quita la piel, los ojos y la bolsa de tinta, enjuaga los calamares bajo el grifo.
  • Separa las aletas y los tentáculos del calamar.
  • Pica la cebolla, un diente de ajo y el jamón bien menudo.
  • Trocea los tentáculos de los calamares y las aletas muy pequeños.

  • Pon una sartén con aceite al fuego, cuando esté caliente añade la mitad de la cebolla y el diente de ajo y deja que se rehogue unos minutos.
  • Cuando esté tierna, añade el picadillo de calamar y el jamón, deja que se sofría bien.
  • Añade la miga de pan remojada en leche, el huevo cocido cortado en trocitos y perejil picado, deja cocer todo junto unos 3 minutos más.

  • Pasado el tiempo, retira la sartén del fuego y sazona.
  • Rellena con una cuchara los calamares, cierra cada uno con unos palillos y ponlos en otra sartén con un chorrito de aceite caliente.
  • Rehoga los calamares hasta que estén dorados.

  • Añade la otra media cebolla picada que tenías reservada y sofríe todo junto unos minutos.
  • Añade 2 dientes de ajo picados y un poco de perejil.
  • Echa una cucharada de harina y rehógala un poco.
  • Añade el vino blanco, remueve y deja cocer todo junto durante unos 30 o 40 minutos con la sartén tapada y a fuego lento, puedes añadir un poquito de agua o caldo si vieras que te hace falta.

Una vez cocidos, corta cada calamar en rodajas.
Acompaña los calamares de la salsa tal como queda, o también puedes triturarla y pasarla por un pasapurés.
Sirve caliente.
Espero que te guste.

Lomo con salsa de vino tinto y fresas


Hoy os dejo un plato de fiesta, una receta exquisita que nos va de categoría para celebrar este primer día de mayo con la familia.

Ahora están las fresas en plena temporada y tenemos que aprovecharlas, pero como ya debes saber, es una fruta delicada que en poco tiempo se estropea y se pone pocha; por eso, esta salsa es ideal para aprovechar esas fresas que empiezan a estropearse y que ya no nos apetece comer al natural.
Esta salsa también nos sirve para aprovechar ese vino que se queda abierto y nos ha sobrado de la comida del domingo o de cualquier otro día.
Estamos a 1 de mayo y toca el reto de Elena Miss Pimienta, el reto alfabeto salado donde tenemos que hacer un plato con los dos ingredientes elegidos con las letras que han salido por sorteo, este mes fueron la f y la v, y se eligieron las fresas y el vino!!

La fresa y el fresón son las bayas más consumidas en nuestro país, su temporada va desde mediados de primavera hasta principios del verano. El fresón es bastante mayor que la fresa y cuando está maduro tiene un color rojo vivo. Las fresas y fresones tienen un alto contenido en vitamina C y hierro.

El vino tinto consumido con mesura, puede proteger contra ciertos tipos de cáncer, mejorar la salud mental y proporcionar beneficios para el corazón, entre otras cosas.
Un estudio de la Universidad de Tufts en Boston (EE.UU.) con más de 2.400 participantes, demostró que las mujeres que beben vino tienen menos posibilidades de perder masa ósea que las mujeres que no beben, debido al efecto positivo sobre la densidad mineral ósea, tanto en el caso del vino como de la cerveza. (Fuente Muy interesante)
Ingredientes: (3 personas)
  • 200ml. de vino tinto.
  • 8 o 9 fresas.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 1/2 kilo de cinta de lomo en un trozo.
Modo de hacerlo:
La salsa de vino tinto:
  • Pon el vino en un cazo al fuego suave.
  • Deja que hierva hasta que se reduzca unos 2/3, reserva.

  • Pon una sartén al fuego, cuando esté bien caliente añade las fresas.
  • Deja que se cuezan y suelten su agua a fuego lento.
  • Cuando empiecen a ablandarse y a soltar algo de líquido, añade el azúcar y remueve.
  • Chafa las fresas con un tenedor, verás que se deshacen enseguida, pero si te gusta que la salsa esté más fina, tritúrala y luego la pasas por un colador.
  • Cuando veas que empiezan a salir burbujas y a caramelizarse, añade la reducción del vino tinto que tenías reservada.
  • Deja que cueza todo junto a fuego lento unos 5 minutos más.

La carne:
  • Salpimienta el lomo de cerdo (entero), echa un chorrito de aceite de oliva por encima.
  • Pon el lomo en una cazuela de horno y cúbrelo con la salsa.

  • Ásalo en el horno precalentado a 180º durante unos 40 minutos. 
  • Saca el lomo del horno y córtalo en lonchas más bien gorditas.

Esta salsa es perfecta para acompañar cualquier tipo de carne!!

Espero que te guste.

Huevos rellenos de mejillones en escabeche

Después de unos días de descanso, de comer demasiadas monas, y aunque aquí en la Comunidad Valenciana este fin de semana celebramos San Vicente y seguimos comiendo monas y panquemaos....... hoy os quiero dejar unos entrantes sencillos, ligeros y muy sabrosos!!
Los huevos rellenos se preparan en un momento y la verdad es que nos sacan de más de un apuro cuando tenemos que preparar un entrante para una comida familiar o de amigos.

Lo más normal suele ser rellenarlos con atún y mayonesa, y que es como más les gustan a mis hijos, pero también se pueden rellenar de muy diferentes y ricos ingredientes como son los mejillones en escabeche; si quieres ver los huevos rellenos de atún pincha aquí.

La idea de hacer hoy unos huevos rellenos se la he robado a Eva de Pekando con Eva. Estamos ya en el último domingo del mes y toca el reto más divertido de la blogosfera, el reto Asaltablogs, organizado y dirigido por Marga de Azafranes y canelas.
Yo soy muy cronoyonki, pero esta vez me he pasado un poco; estos días de Pascua me los he cogido de descanso del blog y de las redes, he hecho muchas monas pero nada más. Se me han pasado los días volando y aunque ya tenía la receta elegida desde hace tiempo, y guardados están los phoskitos que ya caerán, ayer me puse a buscar algo sencillo y que pudiera hacer.

Rebuscando en la cocina de Eva me encontré con sus huevos rellenos, pero como ya os he comentado, los de atún ya los tengo publicados, así que les cambié el relleno. A mi no me gusta cambiar la receta que robo, y de hecho, no lo suelo hacer, pero esta vez no he tenido más opción y además solo ha sido un ingrediente....el atún por los mejillones....así que espero que Eva no se enfade conmigo.
Ingredientes:(4 personas)
  • 4 huevos.
  • 1 latita de mejillones en escabeche.
  • 2 cucharadas de mayonesa.
Modo de hacerlo:
  • Pon los huevos a cocer en una cazuela con agua fría y sal durante unos 10 minutos.
  • Saca los huevos y pásalos por agua fría para que se enfríen.
  • Pela los huevos y reserva.

  • Cuela y reserva el escabeche de la lata de mejillones.
  • Corta los huevos por la mitad a lo largo, saca las yemas y guarda 1 para adornar, pon el resto en un bol.
  • Guarda unos mejillones enteros para adornar y pica el resto.
  • Pica las yemas con un tenedor. 
  • Añade los mejillones picados al bol de las yemas y echa el escabeche que has reservado de la lata.
  • Añade la mayonesa y mezcla todo bien hasta formar una pasta.

  • Rellena las claras cocidas con la mezcla de mejillones.
  • Ralla la yema que habías reservado y échala por los huevos, pon encima un mejillón entero, o adorna como tu prefieras.
Los huevos rellenos son un aperitivo tan sencillo y tan rico que no te costará nada hacerlos.
Con cualquier relleno están buenísimos, pero tengo que decirte que con los mejillones en escabeche están exquisitos!!
Espero que te guste.

Bueno Eva, ha sido un placer entrar en tu rica cocina....ya te avisaré cuando haga los phoskitos jeje.

Galletas de parmesano con aceitunas y anchoas


Hoy vamos a preparar unas galletas deliciosas, pero no, no son dulces, son unas galletas saladas con un exquisito sabor a queso parmesano.
No te puedes imaginar lo sencillas que son de hacer para el resultado tan bueno que tienen.

Yo soy superfan del queso, me encanta, y siempre que puedo lo añado en diferentes recetas, sean dulces o saladas; y tengo que decir que nunca me defrauda, es mi gran aliado!!
Las galletas saladas son un acompañamiento ideal a la hora del aperitivo, son una verdadera delicia para el picoteo del fin de semana o para cuando te apetezcan.

La genial idea de publicar una receta de galletas saladas nos la propuso M. Luz de Trasteando en mi cocina para el reto Desafío en la Cocina.
M. Luz nos dio manga ancha sobre la forma y sobre los ingredientes, podíamos hacerlas de lo que quisiéramos, sólo nos pidió que llevaran harina y se hicieran en el horno.

Así que enseguida pensé en hacer estas de queso que suelo preparar de vez en cuando y que nos encantan, las adorné con aceitunas rellenas y con anchoas que le van de categoría al queso!!
Ingredientes: (6 personas)
  • 100g. de harina.
  • 50g. de mantequilla.
  • 50g. de parmesano rallado.
  • 1 yema.
  • 1 pizca de sal.
  • Aceitunas rellenas.
  • Anchoas en aceite de oliva.
Modo de hacerlo:
  • Pon en un bol la harina, el queso, una pizca de sal, la yema y la mantequilla a temperatura ambiente.
  • Mezcla bien, y forma una bola.
  • Envuelve la masa con film de cocina y guarda en la nevera hasta que se enfríe.
  • Una vez fría, estira la masa con un rodillo sobre la encimera enharinada para que no se pegue.
  • Corta las galletas con uno o varios cortapasas.

  • Ves poniendo las galletas sobre una bandeja forrada con papel de horno. 
  • Coloca sobre algunas galletas unas aceitunas partidas en aritos y en otras un trocito de anchoa.
  • Hornea a 180º durante unos 15 minutos, o hasta que veas que están doraditas.

  • Pon las galletas sobre una rejilla para que se enfríen y queden más crujientes.
Las galletas saladas de queso quedan muy crujientes y sabrosas, y además son estupendas porque puedes añadir los ingredientes que tu quieras....y siempre están riquísimas!!

Como estamos en Pascua, con los recortes que sobran he hecho dos galletas con forma de conejito y otra de huevo.....han quedado muy originales!!!                   
Son tan sencillas de hacer, que lo que más te va a costar va a ser parar de comerlas!!

Si quieres ver las galletas de mis compañeras de desafío, pincha en la foto del logo:
                      https://desafioenlacocina1.blogspot.com/2019/04/galletas-saladas-72-desafio-en-la-cocina.html
Espero que te guste.

FELICES PASCUAS!

Tortilla de anchoas en aceite de oliva

Hoy vamos a preparar una receta sencilla pero fabulosa, una sabrosa tortilla de anchoas en aceite de oliva. 
Estoy segura de te va a gustar, es sencilla y con mucho sabor!!

Yo suelo hacer varias tortillas diferentes a la semana, sobre todo para formar parte de la cena; por eso hace mucho tiempo que no publico ninguna, las hago casi de noche y no me acuerdo de fotografiarla.

Pero hoy quería participar en el grupo de Concha, El Club de la Tortilla Perfecta, así que esta tortilla la he hecho para ella.
Si eres de los que les gustan las tortillas con diferentes ingredientes y de lo más variadas, entra en el blog de Concha que te encantará!!
Ingredientes:(para 1 persona)
  • 2 huevos.
  • 4 o 5 filetes de anchoas en aceite.
  • 1 cucharada de mantequilla.
  • 1 diente de ajo pequeño.
  • Pimienta molida.
  • Aceite de oliva virgen.

Modo de hacerlo:
  • Pica o machaca en un mortero los filetes de anchoa, el ajo picado, la mantequilla a temperatura ambiente y un poquito de pimienta molida.
  • Mezcla todo junto hasta que tengas una pasta homogénea.

  • Bate en un bol o plato los huevos y echa encima la pasta de anchoas, mezcla bien por todo el huevo.
  • Pon una sartén al fuego con un chorrito de aceite, cuando esté caliente echa los huevos con la pasta.
  • Cuaja la tortilla primero por un lado, dale la vuelta y cuaja por el otro lado hasta que esté doradita.

Como verás, no le he puesto sal, no le hace falta porque las anchoas ya son saladas.
Las tortillas quedan más jugosas si antes de que el huevo se cuaje por completo por un lado, le das la vuelta y no la tienes mucho tiempo en el fuego.
Esta tortilla acompañada de unas patatas salteadas y acompañada de una ensalada, es una excelente comida casera.

Espero que te guste.