Bizcochitos de zanahoria con frosting de queso

Hoy vamos a preparar unos pastelitos para triunfar en cualquier celebración, como postre del fin de semana, o simplemente para merendar.

Hace unos días tenía un acontecimiento familiar y no me decidía con el postre que iba a hacer, estaba dudando porque siempre intento hacer algo nuevo que no tenga en el blog, para luego poderlo publicar y que lo veáis.
Cuando les comenté a mis hijos que postre podía hacer para que me dieran alguna idea, enseguida mi yerno me dijo lo que más le gusta a él, la carrot cake.
Pero carrot cake ya tengo dos tartas publicadas le dije, la Carrot cake con frosting de queso, y la Tarta de zanahoria con cobertura de chocolate blanco, y su contestación me dio una gran idea porque me dijo.....hazla en pastelitos individuales.....y me pareció genial.
Los bizcochitos de zanahoria son increíblemente deliciosos por su sabor, jugosidad y porque tienen el toque de canela y de nuez moscada que los hacen irresistibles!!

Cortados así en pastelitos individuales va de categoría, porque los puedes hacer del tamaño que quieras, más grandes o más pequeños, cuadrados o en rectángulos, y así se sirven y se comen más facilmente.

La verdad es que las tartas de zanahoria, los bizcochitos o como quieras hacerlo, marcan un antes y un después desde que se prueban, no te imaginas antes de la primera vez, lo ricos y sabrosos que están. Aunque no te guste la zanahoria no pienses que estos bizcochitos no te van a gustar, no saben para nada a zanahoria, la mezcla del bizcocho especiado con el frosting de queso los hacen tan sabrosos que estoy segura de que te encantará!!!
Ingredientes: (He utilizado el molde donde suelo hacer las cocas de llanda, que mide 34cm. de largo, 22cm. de ancho y 3,5cm. de alto)

Para el bizcocho:
  • 300g. de zanahorias frescas.(4 o 5)
  • 200g. de azúcar.
  • 4 huevos medianos.
  • 300ml. de aceite de oliva suave, o de girasol.
  • 300g. de harina de repostería.
  • 1 sobre doble de gaseosas El Tigre.
  • 1 cucharadita de nuez moscada.
  • 1 cucharadita de canela molida.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.

Para el frosting:
  • 200g. de azúcar glass.
  • 40g. de mantequilla.
  • 200g. de queso crema tipo philadelphia.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.

Modo de hacerlo:
El bizcocho:
  • Limpia y pela las zanahorias, córtalas en trozos y tritúralas con una picadora.
  • Mezcla en un bol la harina con la nuez moscada, la canela, la sal y el sobre doble de gaseosa.
  • Pon los huevos en un bol y bátelos con la batidora eléctrica hasta que espumen.
  • Añade el azúcar, el aceite y la esencia de vainilla, bate hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.
  • Añade la harina tamizada y mezcla todo bien con varilla manual o espátula.

  • Cuando la harina esté bien mezclada, añade la zanahoria picada y mezcla con movimientos envolventes hasta que sea todo una mezcla homogénea.
  • Forra el molde o llanda con papel horno.
  • Vierte la mezcla en el molde y mete en el horno precalentado a 180º con calor arriba y abajo, durante unos 40 minutos o hasta que compruebes que está cocida. Si ves que se está tostando por la superficie tapa con una hoja de papel de aluminio.

  • Saca del horno y deja que se enfríe dentro del molde.
  • Cuando esté casi frío, desmolda y pon el bizcocho sobre una fuente plana.

El frosting de queso:
  • Pon en un bol el queso crema y la mantequilla, que debe estar a temperatura ambiente, la esencia de vainilla y el azúcar glass, bate todo con unas varillas hasta que estén bien mezclados y la crema esté esponjosa.

Los bizcochitos:
  • Corta el bizcocho en  12 o 15 cuadrados, el número depende del tamaño de tu molde y del tamaño que quieras hacer los bizcochitos.
  • Parte cada cuadrado por la mitad del grosor, si te han salido muy finos no hace falta que los partas.
  • Extiende 1 cucharada de la crema de queso por encima de cada media mitad de los cuadrados, para luego taparlo con la otra mitad.
  • Cubre toda la tapa del bizcochito con frosting y alisa bien, haz lo mismo con todos los cuadraditos. Puedes verlo mejor en las fotos.

Estos bizcochitos son una forma diferente de tomar la tarta de zanahoria!!

Espero que te guste.

Chicken pot pie, pastel de pollo



Es la primera vez que preparo una Pot pie, de hecho, hasta hace poco ni la conocía por su nombre, pero os aseguro que no será la última vez que la haga porque nos ha encantado a todos.

Me parece una receta maravillosa para cenas o comidas informales, para esos días fríos en los que no nos apetece cocinar mucho, o para terminar con restos de verduras, carnes o pescados que tengamos en la nevera.

Los pot pies son típicos de los Estados Unidos y suelen servirse como primer plato acompañados de una ensalada en las comidas o almuerzos. Su origen proviene de la gastronomía de los inmigrantes europeos, sobre todo de los italianos, irlandeses, españoles y alemanes.


Como he comentado al principio, yo no lo había probado nunca, pero si que lo he visto en muchas películas americanas, ya que es típico que cuando llega alguien nuevo al barrio, las mujeres vecinas les lleven un pastel de carne redondo....que no es más que un pot pie.

Podríamos decir que son como una empanada nuestra, pero con la diferencia de que los pot pies suelen ser redondos y se hacen dentro de una olla o fuente. Los más típicos van sin masa interior y se suelen tapar con masa de hojaldre, masa quebrada o masa de pan. Suele ir rellena de carne, normalmente pollo, y otros ingredientes como diferentes verduras o legumbres.


Este rico pastel de pollo o chicken pot pie, es mi primera receta del año para el reto Desafío en la cocina, ya que para este 97º desafío, Carolina nos propuso hacer POT PIES.

Los requisitos para hacerlo no han sido exigentes, ya que el relleno era libre....pollo, carne, pescado....La masa podía ser casera o comprada....El tamaño a nuestro gusto.....Eso sí, tenía que ir tapada!!

He hecho el relleno con pechuga de pollo y con varios restos de verduras que tenía en la nevera, 1 alcachofa, medio puerro, 1 calabacín que empezaba a estar algo pocho, y 1 cebolla morada que me sobró cuando hice la Crema de cebolla con puré de patata, y lo he tapado con masa brisa comprada. Pero como siempre digo, puedes poner de relleno lo que tu tengas en ese momento....como restos de pollo asado!!!

Ingredientes:

  • 1 pechuga de pollo, o restos de pollo asado.
  • 1 alcachofa.
  • ½ puerro
  • 1 cebolla morada o normal.
  • 1 calabacín.
  • 1 diente de ajo.
  • 200ml. de nata para cocinar.
  • 100ml. de caldo de pollo, verduras o agua.
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.
  • Tomillo y romero.
  • 1 huevo para pintar.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 1 lámina de masa brisa u hojaldre.                           

Modo de hacerlo:
  • Limpia la pechuga de la grasa que pueda tener y córtala en trozos no muy pequeños.
  • Pela la cebolla y córtala en juliana no muy fina. Pela y trocea el diente de ajo.
  • Quita las hojas más duras de la alcachofa y córtala en trocitos.
  • Quita la primera capa del puerro y córtalo en rodajitas.
  • Lava el calabacín y córtalo en trocitos.
  • Pon una sartén al fuego con aceite de oliva y sofríe el pollo, no lo hagas demasiado, solo hasta que cambie de color.
  • Añade las verduras troceadas, alcachofa, puerro, ajo y la cebolla, remueve con cuidado.
 
  • Espolvorea por encima de la verduras el tomillo y el romero, la sal y un poco de pimienta.
  • Cuando las verduras empiecen a dorarse añade el calabacín y deja que se cocine todo junto durante unos 5 minutos más a fuego medio, remueve de vez en cuando.
  • Añade la nata y deja que se reduzca y espese unos 10 minutos, añade también el caldo y mezcla bien. Prueba de sal. Tiene que quedarte con bastante salsa, si ves que te hace falta, añade más caldo o agua.
  • Aparta el relleno del fuego y ponlo en la fuente que vayas a utilizar, como yo en ese momento no tenía ninguna fuente redonda de horno, lo he puesto en el molde la hacer las quiches, pero si es más honda te quedará mejor.
  • Tapa todo el relleno con la masa brisa de manera que te quede todo bien cerrado.
  • Pinta con huevo batido toda la masa y hornea en el horno precalentado a 200º con calor arriba y abajo, durante unos 15 o 20 minutos, o hasta que veas que la masa está dorada.
  • Saca del horno y sirve caliente.



Espero que te guste.

Si quieres ver las pot pies de mis compañeras de reto, pincha en la foto del logo:


Y como esta Chicken pot pie o pastel de pollo, es una receta de aprovechamiento de las verduras que ya llevan tiempo en la nevera, o de restos de pollo asado, va directa para el reto de mi amiga Marisa de Thermofan, ese reto que consiste en hacer recetas en las que hayamos contribuido a aprovechar los restos de alimentos, y no desperdiciar ni tirar nada a la basura por no saber que hacer con ellos. 
Pincha en la foto del logo y conocerás más detalles del reto.
             

Pan de Viena, panecillos

Durante las fiestas navideñas, no solo he cocinado platos salados y dulces típicos de esas fechas, también he aprovechado para trabajar con las masas de pan, cosa que cada vez me gusta más y me relaja.

Tengo que reconocer, que las masas tipo brioche como estos panecillos de Viena, en dulce o en salado, me encantan; son ideales para tomarlos en el desayuno o en la merienda, ya que las puedes combinar con todo lo que quieras, con ingredientes salados como el jamón serrano, el york, fiambres.....y con dulces como la mantequilla, mermelada, crema de cacao.....

El pan de Viena es un pan típico de Austria, pero así hecho en panecillos o bollitos, son muy parecidos a nuestros panecillos de leche de siempre. Tienen una costra muy fina y algo crujiente, y la miga es tierna, suave y esponjosa.

Son muy saludables para los niños,  porque además de las propiedades del pan, hay que sumarles las de la leche, ya que están enriquecidos ella.

Estos panecillos se los vi hacer a Joseba en el programa de Karlos Arguiñano, me encantaron y decidí que los tenía que hacer. Joseba es muy parecido a su padre, aunque él se dedica más a las masas de pan y lo explica todo de categoría!!

Son muy sencillos de preparar y van de maravilla tenerlos en casa para la merienda de los niños, puedes hacer varios y congelarlos para después sacarlos a temperatura ambiente, ya verás que están como recién hechos.

El pan de Viena típico y tradicional se hace con formas redondas, y hay una variedad de productos de panadería elaborados con panes de trigo, centeno o de la mezcla de los dos.
 
Estos panecillos que hace Joseba Arguiñano son una versión del típico Pan de Viena, y se parecen mucho a los Bollitos de pan de leche que publiqué hace un tiempo con la receta de Xavier Barriga.
Los ingredientes son prácticamente los mismos, varían algo las cantidades, y la única diferencia entre unos u otros es que Joseba añade la mantequilla cuando ya están todos los demás ingredientes mezclados y en los bollitos se añadían desde el principio.

Ingredientes:
  • 500g. de harina de de fuerza.
  • 240ml. de leche.
  • 8g. de levadura fresca.
  • 1 huevo (55 g).
  • 40g. mantequilla.
  • 40g. azúcar.
  • 8g. de sal.

Modo de hacerlo:

  • Pon la harina en un bol, agrega la leche, el huevo, la levadura (desmenuzada), el azúcar y la sal, mezcla bien con una cuchara o lengua hasta que no se vea la harina, tapa con un paño húmedo y limpio y deja que repose unos 30 minutos.
  • Pasado el tiempo de reposo, espolvorea la mesa con un poco de harina, y coloca encima la masa, ábrela y aplástala un poco, ahora añade la mantequilla por encima, cortada en trocitos.
  • Amasa mezclando bien, durante unos 10 minutos, hasta que la mantequilla esté bien integrada. Si ves que te queda muy pegajosa, puedes espolvorear más harina sobre la mesa y recogerla con la masa.
  • Pon un poco de harina en un bol grande y coloca la masa dentro, tápala con papel film y deja que fermente durante unas 3 horas a temperatura ambiente. También puedes guardarla en la nevera durante la noche para trabajarla por la mañana.
  • Pásala a la encimera enharinada, córtala en 2 trozos y cada uno, en 7 porciones más.
  • Haz unas bolas con cada trozo y después gíralas un poco sacándoles las puntas. 
  • Pon los bollos sobre unas bandejas de horno cubiertas con papel de horno, y deja que fermenten hasta que doblen su volumen.
  • Haz unos cortes por encima de cada bollito con un cuchillo de sierra o cuchilla.
  • Pinta cada bollo con huevo batido.
  • Precalienta el horno a 190º, pon las bandejas con los bollos en el horno y deja que se horneen durante unos 12 minutos, o hasta que veas que están tomando color.
  • Saca del horno y deja que se enfríen.

Espero que te guste.

Atrévete con las masas y verás que no es tan difícil como parece!!

Crema de cebolla con puré de patatas

Que bien nos sientan los platos de cuchara bien calientes para los días fríos del invierno, y si además son recetas sencillas, suaves y muy sabrosas, mejor que mejor.
 
Así es esta crema de cebollas, que también es sana y casi sin grasas, por lo que nos viene de categoría después de todas las comidas copiosas de las fiestas navideñas.

Es una crema de cebollas con un poquito de arroz, hecha con caldo de verduras y acompañada de un suave puré de patatas que atenúa el sabor de la cebolla. 

Esta receta la he sacado del libro "La cocina de tu vida" de Karlos Arguiñano, el libro que me regaló y dedicó cuando hizo mi receta de Bacalao gratinado con ajoaceite de almendra, en su programa de televisión.

Yo utilizo mucho la cebolla junto con el ajo en mi cocina, son las verduras que más consumo, ya que forman parte de la gran mayoría de las recetas saladas, de una u otra manera.
Por eso, cuando Elena de Miss Pimienta nos dijo que los ingredientes para el primer reto Alfabeto Salado de este año, eran la cebolla y el ajo, me pareció genial.....
Con la primera he hecho la crema, y el segundo se lo he puesto en el puré de patatas que le da un toque que me encanta.
 
Hoy he hecho una crema, pero si te gusta la textura y el sabor de la cebolla, puedes probar la Sopa de cebolla, o la Sopa de cebolla en microondas......están riquísimas!!

Ingredientes:(2 personas)
  • 2 cebollas grandes normales o rojas.
  • 750ml. de caldo de verduras o de pollo.
  • 50g. de arroz.
  • 2 patatas.
  • 1 loncha de jamón o en taquitos.
  • 1 diente de ajo.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Pimienta molida.
  • Perejil picado.

Modo de hacerlo:
He utilizado cebolla roja por cambiar un poco, pero puedes poner la que tu quieras, seca, tierna, dulce.....
La crema:
  • Pica la cebolla en trozos grandes y ponla a pochar en una cazuela con aceite y una pizca de sal hasta que se dore bien y haya cambiado de color.
  • Echa el caldo y cuando empiece a hervir, añade el arroz, tapa la cazuela y deja que se cueza durante unos 10 o 12 minutos.
  • Cuando el arroz esté cocido, tritura la crema con una batidora eléctrica, lo fina que se quede la crema te lo dejo a tu elección, puedes triturar más o menos según te guste, a mi me gusta que se note un poquito.

El puré de patatas:
  • Pela y trocea las patatas, ponlas a cocer en una cazuela con agua durante 20 minutos.
  • Sofríe los taquitos de jamón en una sartén con un poco de aceite.
  • Cuando las patatas estén cocidas, retira el agua y pásalas por el pasa purés o pícalas con un tenedor.
  • Salpimenta, añade el diente de ajo picado muy pequeño y el perejil. Reserva.
  • Saca el jamón y añádelo al puré de patatas y mezcla bien.

  • Pon la crema en cuencos individuales que puedan ir al horno.
  • Coloca encima de la crema una cucharada del puré de patatas.
  • Pon los cuencos en una fuente de horno y gratina en el horno durante unos tres minutos.

  • Sirve bien caliente recién salidos del horno.

Espero que te guste.
 
Si te gustan las cremas calientes de verduras, puedes ver estas otras: Crema ligera de calabacín, Crema de maiz y puerro, Crema de verduras, Crema de col o repollo, Crema ligera de calabaza.

Roscón de Reyes con crema pastelera, en panificadora

Hoy publico la última receta de las navidades, y no podía ser otra que el dulce tradicional más famoso de el Día de Reyes, el roscón.....un dulce que todos estamos esperando y que a todos gusta.


Si este nuevo año que empezamos has decidido hacerlo tú mismo, aquí tienes una receta sencilla y con poco trabajo ya que está amasado y levado en la panificadora.

Los roscones se pueden hacer rellenos o simplemente adornados con frutas confitadas, a mi siempre me han gustado sin rellenar, para después poderlo mojar en el café con leche del desayuno, pero reconozco que los rellenos están riquísimos, bien de trufa, nata o crema pastelera.

Este año he hecho los roscones de una manera más sencilla y con menos esfuerzo porque llevo un tiempo con un dolor de manos que no me deja amasar como debería. Pero me ha ido bien, porque así me he dedicado a preparar la crema y las frutas caramelizadas de la decoración.

Si no tienes panificadora, puedes hacerlo perfectamente a mano como en la receta Roscón de Reyes, que publiqué hace un par de años.

Las frutas caramelizadas o confitadas que se utilizan en la decoración, puedes comprarlas o prepararlas tu misma en casa, como hago yo con la naranja; puedes ver como se caramelizan en la receta Naranjas y Mandarinas confitadas.


Ingredientes:

El prefermento o masa madre debes hacerlo el día antes para que fermente despacio.
Masa madre o prefermento:

  • 90g. de harina de fuerza.
  • 50ml. de leche.
  • 3g. de levadura fresca.

Masa:

  • 120g. de leche.
  • 2 huevos. (unos 110g)
  • 80g. de azúcar.
  • 143g. de masa madre.(todo el prefermento)
  • 340g. de harina de fuerza.
  • 15g. de levadura fresca.
  • 5g. de sal.
  • 60g. de mantequilla a temperatura ambiente.
Aromáticos para la leche:
  • 14g. de agua de azahar.
  • 20g. de ron.
  • Corteza de naranja y de limón.
  • Canela en rama.
Para decorar:

Para rellenar:


Modo de hacerlo:

La Masa madre o prefermento:(la noche antes)

  • Disuelve la levadura en la leche tibia.
  • Añade la harina y amasa un par de minutos hasta conseguir que esté todo unido y la masa sea homogénea.
  • Pon la masa en un bol tapada con film, y déjala a temperatura ambiente hasta el día siguiente.
 

Ahora preparamos la infusión de la leche con los aromáticos:

  • Hierve la leche con una rama de canela y las cortezas de naranja y de limón, yo las he rallado para que se note más su sabor, pero puedes ponerla cortada en trozos sin lo blanco.
  • Deja que hierva durante unos 5 minutos para que se infusionen los aromas, apaga el fuego, tapa y deja que se enfríe.
  • Cuando la leche esté fría ponla en la nevera tapada hasta el día siguiente.

Al día siguiente vamos con el roscón: 
Saca la masa madre de la nevera, ábrela un poco y verás que está esponjosa. 

Saca la leche de la nevera y pésala, porque al hervir siempre se pierde un poco ya que se evapora, y necesitas 120g en total.
  • Cuela la leche para quitar la canela y las cortezas.
  • Añade a la leche el agua de azahar y el ron.
  • Pesa ahora la leche y si te hace falta añade un poco de leche hasta completar los 120g.
 
Ya lo tenemo todo preparado, ahora vamos con la masa del roscón: Con estas cantidades yo he hecho 1 roscón grande y dos pequeños.
  • Saca la cubeta de la panificadora y añade los ingredientes en el orden que he puesto en la lista, primero los líquidos y luego los sólidos, menos la mantequilla que la añadiremos más tarde.
  • Primero de todo la leche aromatizada con el ron y el agua de azahar, luego los huevos y el azúcar.
  • Ahora añade la masa madre en trozos.
  • Rompe y deshaz la levadura en la harina y añádelas a la cubeta.
  • Echa las ralladuras de naranja y limón.
  • Pon la cubeta en su sitio y enchufa la panificadora, pon el programa número 7 (la de Lidl), que dura 15 minutos y solo mezcla.

  • Pasados los 15 minutos, añade a la masa la mantequilla en pomada cortada en trocitos, ten en cuenta que tiene que estar blanda.
  • Ahora pon el programa número 6 que es el del amasado y levado, y dura 1h y 50 minutos.

  • Saca la masa de la cubeta y ponla en la mesa algo enharinada, redondea la masa formando una bola para dar tensión.
  • Divide la masa en dos trozos y bolea cada uno, (yo he dividido también uno de los trozos en dos para hacerlos más pequeños).
  • Haz un agujero con los dedos en el centro de cada bola hasta tocar la mesa.
  • Empieza poco a poco a estirar la masa suavemente, si te sale mejor, puedes levantarla y hacerlo en el aire.
  • Pon el roscón sobre papel de horno y deja que repose unos 5 minutos, pasados los minutos puedes arreglar y estirar el roscón si ves que le hace falta porque tiende a cerrarse.
  • Coloca en el centro un aro untado de mantequilla para evitar que se cierre durante el levado, y luego sacarlo mejor, también puedes poner un vaso o una flanera.
  • Esconde la figurita y el haba en la base del roscón, aprieta bien para que no se salgan.
  • Pinta toda la masa con huevo batido y deja que fermente y vuelva a doblar su volumen durante una hora y media más o menos.


  • Pasado el tiempo de levado, vuelve a pintar cada roscón con huevo batido y decóralos con las frutas confitadas que quieras poner, naranja confitada, calabazate, guindas, almendras fileteadas, azúcar humedecido con agua de azahar.....
  • Pon las bandejas con el roscón en el horno precalentado a 190º, con calor arriba y abajo, y deja que se cuezan durante 20 o 25 minutos. Si ves que están muy dorados puedes taparlos con papel de aluminio.
  • Saca del horno y deja que se enfríen por completo sobre una rejilla.

Yo los dos pequeños los dejo sin rellenar, pero el grande este año lo he rellenado con crema, que puedes ver como se hace pinchando en Crema Pastelera.

Vamos con el relleno del roscón grande:
  • Una vez frío el roscón, córtalo por la mitad con un cuchillo largo o un corta tartas, antes de separar la parte de arriba de la de abajo, pon un palillo en cada parte a la misma altura para luego colocar la parte de arriba en su sitio.
  • Rellena con la crema pastelera a tu gusto.
  • Cubre con la parte de arriba, poniendo palillo con palillo y guarda en la nevera hasta el momento de consumir.

Puedes rellenarlo también de trufa, cabello de ángel, boniato, Nocilla.....de lo que más te guste.
Espero que te guste.
FELICES REYES!!
Gracias por tu visita!!
Si me dejas un comentario, me haces muy feliz ya que me ayuda mucho!!

Participo en: