Arroz de marisco, rossejat

Hoy empieza la estación del año, que para mi, es la más relajante y con los colores más bonitos......Y la empezamos con un arroz de marisco, un arroz marinero muy sabroso y exquisito!!

Los arroces hechos con diferentes mariscos, como pueden ser las galeras, las gambas, los langostinos, la sepia fresca, los calamares.......son de esos platos que cuando lo tienes delante notas el sabor a mar, en mi caso, al mar Mediterráneo. 

Suelen ser arroces sencillos y rápidos de preparar porque no necesitan una cocción larga, ya que el arroz, se sofríe antes de añadir el caldo.
Lo más importante de este plato tan marinero, es tener un buen caldo de pescado o fumet de marisco.

Quiero comentaros, que este arroz no lo he hecho yo, solo he estado de profesora y algo de pinche de mi hijo. Le gusta mucho la cocina, pero aún no se había atrevido con los arroces, hasta que este verano me comentó que quería aprender a hacer la paella y otro tipo de arroces en paellón.

La paella le salió riquísima y con el arroz en su punto, así que el siguiente arroz tenía que ser diferente y le propuse hacerlo de marisco y además rossejat.


Este arroz de marisco está hecho con galeras, sepia fresca sucia, gambas y chirlas. El caldo lo hicimos con pescado de roca y también preparamos un exquisito fumet de marisco casero.
Lo ideal en este tipo de arroz es hacer nuestro propio caldo de pescado, y aprovechar también las cáscaras de los mariscos que vayamos a utilizar, puedes ver como hacerlo en la entrada que publiqué el año pasado "Fumet de marisco, caldo de gambas"


Es un arroz de marisco rossejat, porque el arroz se rehoga o sofríe hasta que cambia de color y queda como dorado, antes de echar el caldo. Dorar el arroz en valenciano se dice rossejar, y es una forma de hacer diferentes arroces, sobre todo de marisco, en toda la costa valenciana desde Alicante hasta Castellón.
Este riquísimo arroz de marisco, es mi desafío para el reto Desafío en la cocina de este inicio de curso, tocaba receta dulce, pero como hemos vuelto del verano, nos ha propuesto preparar una receta salada.

Y para este primer Desafío, se han decidido por una receta muy típica española, tenemos que hacer, Paellas y Arroces!!


Como soy valenciana, los arroces no faltan en mi casa todas las semanas, ya tengo varios publicados, pero también me faltan muchos otros por publicar que ya os iré poniendo.
Del estilo de este que os pongo hoy, de marisco y rossejat, podéis ver otros como el Arroz del senyoret, el Rossejat de rape y gambas, el Arroz negro, o el Arroz con alcachofas, bacalao y setas.

Ingredientes: (8-10 personas)

  • Caldo de pescado (si es casero mejor, mira como hacerlo aquí )
  • Fumet de marisco casero con las cáscaras de las gambas.
  • 1k. de arroz.
  • 8 o 10 gambas enteras frescas o congeladas.
  • 8 o 10 galeras.
  • 1 sepia fresca sucia.
  • 1 malla de chirlas.
  • 2 tomates maduros o tomate triturado.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal.
  • Azafrán.
  • 1 ñora.
  • 1 cucharadita de pimentón.
 

 Modo de hacerlo:

  • Limpia y pela las gambas, reservando alguna para sofreir, guarda las pieles y cabezas.
  • Limpia y trocea la sepia.
  • Lava las galeras y pon las chirlas en agua con sal para que suelten la arena que puedan tener.

  • Pon la ñora en remojo en agua fría para que se ablande su carne durante unos 10 minutos, ábrela primero y quita las semillas y el rabito.
  • Pasado el tiempo, pon la ñora sobre una tabla de cortar y extrae con la punta de un cuchillo toda la carne rascando pero sin llegar a la piel, verás lo bien que sale. Reserva

Antes de echar el arroz tienes que medirlo:
Pon el arroz en un cazo para medir después la cantidad de caldo, ya que se tiene que echar el doble de caldo que de arroz. Por ejemplo, si con 1k. de arroz has llenado un cazo, tendrás que poner 2 cazos de caldo.

Empezamos con el arroz:
  • Pon aceite de oliva en un paellón o paellera, echa un puñadito de sal por todo el paellón.
  • Cuando esté calliente pon las galeras, sofríe hasta que cambien de color, saca y reserva.
  • Pon la sepia alrededor del paellón sin tocar el aceite.
  • Añade las gambas sin pelar y sofríe, saca y deja que se enfríen, quita las cáscaras de las gambas y guárdalas con las demás para preparar un fumet.
  • Sofríe ahora las gambas peladas pero solo un momento, saca y reserva.
  • Acerca la sepia troceada al centro y dale unas vueltas hasta que se evapore el agua que sueltan.
  • Cuando haya cambiado de color, añade la ñora picada y mezcla.
  • Echa el tomate picado o rallado, remueve y deja que se haga bien, espolvorea una cucharadita de pimentón y de sal, remueve bien.
  • Añade enseguida el arroz que previamente tendrás medido, remueve y deja que absorba el sofrito. Remueve continuamente a fuego lento hasta que veas que el arroz ha perdido el color blanco.

  • Añade el caldo de pescado, recuerda que tienes que poner el doble de la medida de arroz.
  • En cuanto el caldo empiece a hervir, reparte por todo el arroz las chirlas escurridas.
  • Añade el azafrán y deja que se cueza el arroz a fuego fuerte unos 5 minutos, luego baja a fuego medio y sigue cociendo durante otros 15 minutos más. No remuevas el arroz.
  • Adorna por encima con las galeras y algunas gambas peladas.
  • Apaga el fuego y deja que repose 5 minutos antes de servirlo.

Y si lo acompañas de un poquito de all i oli casero, tendrás una sensación única!!!
Tengo que decir que le salió buenísimo de sabor y con el arroz en su punto.


Consejos:

Como siempre os digo, todas las recetas admiten cambios, y este arroz puedes hacerlo con diferentes mariscos, pon los que tu tengas o encuentres en tu zona que te saldrá igual de bueno.
Lo más importante es tener un buen caldo, y si es casero mejor que mejor.
Las pautas a la hora de sofreír los mariscos también pueden cambiar, yo a veces pelo las gambas y otras no, incluso te diré que la cáscara del marisco deja muy buen sabor al sofrito.
Para que la sepia no te salpique al freirla, cuando estés friendo las gambas, colócala al rededor del paellón, fuera del aceite para que se caliente, así cuando la pondrás en el centro no te salpicará.

Espero que te guste.
 
Si queréis ver el resto de arroces que han hecho mis compañeras de reto, pincha en la foto del logo:

Ensalada de alubias, espinacas y manzana

Para empezar esta semana os propongo una ensalada muy completa, llena de vitaminas, fibra, hierro y riquísima.
Es una ensalada que va genial para el tiempo que estamos ahora, porque puedes tomarla fría o templada si calientas las alubias un poquito en el microondas.

Es una ensalada tan completa, que si la ración la haces bastante contundente, te puede servir de plato único!!
Este tipo de ensaladas van de categoría porque llevan unos ingredientes muy necesarios para nuestra alimentación, como son las legumbres, imprescindibles durante todo el año, las espinacas, cargadas de hierro y vitaminas, y la manzana, una fruta que hay que comer a diario.

Y como siempre digo, sino tienes unos ingredientes pon otros......Puedes cambiar las alubias por garbanzos o por lentejas; las espinacas por canónigos, lechugas variadas.....la manzana por melón, pera, melocotón.......
Y para el aliño o vinagreta puedes utilizar el vinagre que tengas en casa o que más te guste. Eso sí, el aceite que sea de oliva virgen, y si puedes ser, extra!!

Ingredientes: (2 personas)
  • 1 bote de alubias blancas cocidas.
  • 1 cebolla tierna pequeña.
  • 100g. de espinacas baby frescas.
  • 1 manzana pequeña.

Para la vinagreta:
  • 2 cucharaditas de mostaza de Dijon.
  • 2 cucharaditas de vinagre de manzana.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Modo de hacerlo:
  • Saca las alubias del bote, ponlas en un escurridor y enjuágalas muy bien bajo el grifo con abundante agua, reserva.
  • Pela y corta la cebolla tierna en juliana fina.
  • Lava y pela la manzana y córtala en gajos finos, echa por encima unas gotitas de zumo de limón para que no se oxiden.

Vamos a preparar la vinagreta:

  • Pon en un recipiente con tapa, la mostaza, el vinagre de manzana y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.
  • Cierra el bote y agita con fuerza para que se emulsionen bien los ingredientes.

Vamos con la presentación:
  • Haz un lecho con las hojitas de espinacas, en la fuente, plato o ensaladera donde vayas a servirla.
  • Cubre por encima con las alubias blancas y echa una pizca de sal.
  • Añade la cebolla y los gajos de manzana, repartiendo los trozos por toda la ensalada.
  • Rocía la ensalada con la vinagreta.

Es una ensalada estupenda, sana, llena de proteínas y fibra, riquísima y muy fácil de hacer.
 
Si te gustan las alubias en ensalada, puedes ver otra buenísima si pinchas en "Ensalada de patatas y habichuelas"

Espero que te guste.

Pa de pagès, pan de payés



Después de varias semanas sin encender el horno, dejamos a un lado los helados, las ensaladas, las tartas frías........y lo volvemos a encender para meter las manos en la masa y hornear un pan con un gran aroma y sabor, un pan redondo de origen catalán, crujiente por fuera y tierno y sabroso por dentro.

El pan de pagès es toda una institución, y está certificado con una Indicación Geográfica Protegida (IGP) de la UE. Además de ser muy común en Cataluña, también lo es en las Baleares y en la Comunidad Valenciana.
 
Este pan es muy peculiar y diferente a otros panes redondos como puede ser la fogassa de Castellón, ya que no se le hace ningún corte para el greñado, sino que se hornea "bocarriba" es decir, se hornea poniendo el cierre de la masa hacia arriba, al contrario de lo que pasa con el resto de los panes que se hacen.

Como la mayoría de los panes que tengo publicados, este también lo he hecho con una receta de Ibán Yarza, de su libro 100 recetas de pan de pueblo, un libro donde las recetas están perfectamente explicadas y hay panes de todos los rincones de España.
 

La verdad es que desde que descubrí a Ibán Yarza, me entró el gusanillo y mi afición por hacer diferentes panes.

El pan de payés es un pan redondo, rústico, con mucha corteza y mucho sabor; donde la miga es bastante consistente y con pocos alveolos, lo que la hace perfecta para restregar tomate y echar un buen chorrito de aceite de oliva virgen extra de nuestras tierras!


Ingredientes:

Para la masa madre:(la noche anterior)

  • 100g. de harina trigo normal.
  • 50ml. de agua.
  • 2g. de levadura fresca.
Para la masa final:
  • 160g. de la masa madre.
  • 425g. de harina panificable.
  • 35g. de harina de centeno integral.(opcional)
  • 35g. de harina de sarraceno.(opcional)
  • 10g. de sal.
  • 325ml. de agua.
  • 1g. de levadura fresca (como un garbanzo).

Modo de hacerlo:
La masa madre: 

  • La noche anterior, mezcla todos los ingredientes y deja que fermente durante toda la noche (12 horas) por encima de los 20ºC.
La masa final:
  • Disuelve la levadura en el agua ligeramete templada.
  • Pon las harinas en un bol junto a la sal, y añade el agua con la levadura disuelta.
  • Mezcla la masa madre con el resto de ingredientes, te quedará una masa no muy pegajosa.
  • Cuando esté todo bien mezclado, deja que descanse la masa unos 15 minutos en el bol tapado.

  • Pasado el tiempo vamos a amasar sobre la mesa un poco enharinada, entre 5-10 minutos, plegando, estirando y haciéndola girar hasta que quede fina.
  • Pasa la masa a un bol y deja que fermente tapada, unas 2 horas y media a 3 horas, depende de la temperatura de tu cocina.

  • Tras esa primera fermentación, pasa la masa sobre la mesa enharinada, y bolea suavemente para quitar el exceso de gas que tuviera y dar un poco de tensión.
  • Deja que repose 20 minutos más sobre la mesa.

  • Bolea plegando desde los bordes hasta el centro haciendo como un hatillo y marcando cada pliegue con el canto de la mano, hasta que quede una bola. La clave está en darle una tensión intermedia en el heñido final, para que se abra por arriba en el horno.
  • Coloca sobre una tela enharinada con el sellado hacia abajo y deja fermentar entre 45 y 60 minutos aproximadamente, más vale que te quedes corto en el tiempo que te pases porque sino, no se abrirá.
  • Gira la masa y ponla sobre papel en la bandeja del horno, déjala boca arriba para hornearla.
  • Cuece en el horno precalentado a 250º C, con calor abajo, y con una bandeja metálica en la base del horno.
  • Al comenzar la cocción, añade agua caliente en la bandeja. 
  • Tras 15 minutos, retira la bandeja con agua y sigue cociendo 45-50 minutos más a 200º C, calor arriba y abajo.
  • Deja que repose en una rejilla hasta que se enfríe por completo.



Es un pan muy sabroso, con una gran miga tupida y esponjosa!!
Que rico está el pa amb tomaqueta y oli!!
Espero que te guste.

Champiñones rellenos de queso crema y jamón

Empezamos la semana cocinando una receta muy sencilla y con un resultado espectacular!! Los champiñones rellenos de queso crema, son un bocado exquisito, que lo mismo puede servirnos como aperitivo, que como acompañantes de cualquier otro plato.

El champiñón es un alimento que está cada vez más utilizado en numerosos platos de cocina, bien como guarnición, acompañando platos de carne o de pescado, o como plato individual cococinado en forma de cremas o purés.

Puede prepararse asado, frito o salteado con otras verduras o incluso con jamón.

Los champiñones rellenos es una receta que nos va de categoría para aprovechar restos de ingredientes que tengamos en la nevera, yo les he puesto queso crema y jamón, pero puedes rellenarlos combinando lo que tu tengas o más te guste.

Estos champiñones los tenía desde hacía varios días en la nevera y ya empezaban a pedir que los cocinara. Como eran grandes, pensé en hacerlos rellenos como hice en su día los Champiñones con queso y salmón ahumado
Miré lo que tenía en la nevera y vi que quedaba media cajita de taquitos de jamón que suelo utilizar para el Salmorejo; también tenía abierta una tarrina de queso Philadelphia que me sobró de hacer el Pastel de yogur y queso......así que, ya tenía el relleno!!

Este verano me compré una freidora sin aceite, y la verdad es que todo lo que he hecho con ella está riquísimo.

¿Que no sabes que son las freidoras sin aceite? Pues son un tipo de freidora cuya principal característica es que fríe los alimentos sin nada de aceite, lo hace por medio de aire caliente a gran velocidad.
Lo mismo sirven para freir croquetas, albóndigas, alitas......todo sin aceite, que para hacer platos al horno o preparar ricos bizcochos.

Estos champiñones rellenos los he hecho en esta freidora, se cocinaron en pocos minutos y quedaron riquísimos y jugosos!!

Ingredientes:(para 2 personas)
  • 8 champiñones grandes.
  • Media tarrina de queso crema.
  • Unos 50g. de jamón serrano en taquitos.
  • Media cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • Queso rallado.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Pimienta molida.
  • Sal.

Modo de hacerlo:
  • Separa los troncos de las cabezas de los champiñones. Lávalos con agua fría y échales unas gotitas de zumo de limón para que no se pongan negros.
  • Pica los troncos en trocitos muy pequeños.


  • Pela y pica la cebolla y el ajo muy menudos.
  • Pon aceite en una sartén y saltea la cebolla y el ajo picados.
  • Cuando estén a medio hacer, añade los trocitos de champiñones, salpimenta las verduras y deja que se hagan a fuego medio durante 3 o 4 minutos.
  • Añade los taquitos de jamón y rehoga todo junto 2 minutos más, aparta del fuego y deja que se enfríen, reserva.
  • Pon una sartén o asadora al fuego y coloca las cabezas de los champiñones secas para asarlas, ponlas con la parte hueca hacia arriba.
  • Salpimenta y deja que se hagan durante unos 2 o 3 minutos.
  • Mezcla en un bol el sofrito de jamón con el queso crema hasta que esté todo bien ligado.
 

  • Rellena con la mezcla las cabezas de los champiñones.
  • Espolvorea con queso rallado.
  • Ves poniéndolos en una bandeja de horno y hornea durante unos minutos hasta que veas que están dorados.


  • Sirve calientes y recién hechos como aperitivo.
Como siempre digo, adapta la receta a tus necesidades, cambia los ingredientes por los que tu tengas o más te gusten.
Espero que te guste.
 
Y como esta receta es de aprovechamiento de ingredientes que tenía en casa, va directa para el reto 1+/-100 Desperdicio 0 de mi amiga Marisa de Thermofan, ese reto que consiste en aprovechar los restos de alimentos, y no desperdiciar ni tirar nada a la basura.

Tarta mousse de chocolate

Empezamos septiembre y volvemos de nuevo, después de unas semanas de descanso, para compartir con vosotros ricas y nuevas recetas.

 

Y volvemos con una tarta de chocolate supersencilla, rápida de hacer, y lo mejor es que no se hace en el horno, solo necesita el frío de la nevera, por lo que es ideal para hacerla con antelación y tenerla hecha para el momento en que la necesites.

 

Es una tarta mousse de chocolate perfecta para cualquier celebración o acontecimiento familiar y de amigos!!Como todas las mousses, esta tarta se deshace en la boca dejando una cremosidad y sabor de chocolate, deliciosa. El día que la haces está buenísima, pero con los días va ganando sabor y consistencia!!

 

Además está hecha con ingredientes que todos solemos tener en casa, como el chocolate, nata, huevos y azúcar. Ingredientes con los que se pueden hacer diferentes dulces y postres como es la mousse de chocolate, el brownie de chocolate, el foundant de chocolate o una mousse de chocolate, jengibre y plátano.

Ingredientes:

Para la base:

  • 100g. de mantequilla.
  • 200g. de galletas tipo Digestive.

Para la mousse:
  • 340g. de chocolate de postres.
  • 4 huevos medianos.
  • 500ml. de nata para montar muy fría.
  • 80g. de azúcar.
  • 6 hojas de gelatina.

Modo de hacerlo:
La base:
  • Tritura las galletas con una picadora o aplástalas con un rodillo hasta que estén hechas harina.
  • Derrite la mantequilla en el microondas y mezcla bien con las galletas trituradas.


  • Engrasa un molde desmontable con un poco de mantequilla, forra el fondo y los lados con papel de horno (puedes verlo mejor en las fotos)
  • Cubre todo el fondo del molde con la masa de galletas, aplástalas bien, (yo me ayudo con la base de un vaso)
  • Pon el molde en la nevera mientras preparas la mousse.


La mousse:

  • Hidrata la gelatina en un poco de agua fría durante 10 minutos.
  • Cuando estén hidratadas, calienta un poco de nata y disuelve las hojas de gelatina escurridas en la nata.
  • Pon en un bol el chocolate troceado y derrítelo en el microondas o al baño María.
  • Añade la gelatina disuelta en  nata al chocolate y mezcla bien.


  • Con una batidora eléctrica monta bien la nata fría, añade la mitad del azúcar y sigue batiendo.
  • Monta bien las claras con la otra mitad del azúcar.
  • Añade las yemas de huevo batidas al chocolate y mezcla.
  • Junta la nata y las claras montadas con movimientos envolventes, de abajo arriba para que no se pierda el aire.
  • Añade poco a poco la crema de chocolate a la mezcla de nata y claras y mezcla con cuidado.


  • Echa toda la mousse sobre la base de galletas y alisa para que quede igualada.
  • Guarda en la nevera durante unas horas, mejor toda la noche.
  • Pasado el tiempo, desmolda la tarta quitando el papel de los lados, verás que se queda perfecta.

Es una tarta exquisita y muy sencilla de preparar. Anímate y hazla, tienes el éxito asegurado porque siempre queda perfecta!!

Como siempre digo, adapta la tarta a tu gusto......ya que puedes usar chocolate negro o cambiarlo por chocolate con leche o chocolate blanco......con todos queda muy cremosa!!


Espero que te guste.

Gracias por tu visita!!
Si me dejas un comentario, me haces muy feliz ya que me ayuda mucho!!

Participo en: