Gambas al horno en salsa verde.

noviembre 30, 2016 | 0 Comentarios

Cuando tenemos una cena en casa, sobre todo si es con muchos invitados, nos pasamos el día procurando hacer con tiempo todo lo que se pueda para no estar en la cocina cuando lleguen, pero siempre hay recetas que no se pueden tener hechas, que están mejor si se hacen en el momento, como ocurre con el marisco.

Ahora que se acercan las fiestas de Navidad, son normales las reuniones familiares en las que pasa esto, la mayoría se sientan en la mesa y siempre nos toca a las mismas estar en la cocina hasta el final, pero este año no me pasará......

Suelo invitar a mis hermanos a comer o cenar en mi casa un día de las fiestas, el año pasado éramos quince en la mesa, procuré tener los platos principales hechos porque se calientan y están igual de buenos, pero el marisco me gusta hacerlo en el momento, y claro llega un momento en que están todos sentados y yo en la cocina haciendo las gambas y langostinos a la plancha....
Pero el año pasado, casi al final de las fiestas vi la publicación de Juanan del blog Cuuking, Gambas al horno con ajo y perejil, me gustaron mucho y entré a verla......decidido...no me volveré a quedar en la cocina, voy a hacerlas en el horno como Juanan. Ya las he hecho varias veces a lo largo de este año y han sido un éxito, os aseguro que están deliciosas!!!

No os podéis imaginar lo sencillas que son de hacer y lo sabrosas que están!


Ingredientes:
  • 10 o 12 gambas grandes o gambones.
  • Perejil fresco picado.
  • 2 dientes de ajo.
  • Sal gorda.
  • Aceite de oliva virgen extra.
 
Modo de hacerlo:
  • Primero de todo preparamos el majado:
  • Pica en un mortero o tritura en una picadora los dientes de ajo, el perejil y un poquito de sal hasta que tengas una pasta sin trozos grandes.
  • Añade un buen chorro de aceite y mezcla bien, reserva.
Vamos a arreglar las gambas:
  • Corta los bigotes más largos de las gambas, lávalas y ponlas una al lado de otra, en una fuente de horno.
  • Echa por encima de las gambas el majado y dales la vuelta para que se impregnen todas bien. 
  • Espolvorea con sal gorda por encima.
  • Hornea a 200ºC durante unos 10 -15 minutos, depende del tamaño de las gambas y del punto que más te guste.

     
    Sirve calientes.

    La verdad es que quedan unas gambas muy sabrosas para lo sencillas y cómodas que son de preparar.
    Espero que te guste.

    0 comentarios:

    Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

    Tarta mousse de dulce de leche

    noviembre 27, 2016 | 19 Comentarios


    Último domingo de Noviembre y último asaltablogs del año, bueno para mi no porque me he apuntado al Asaltablog invisible que se hace en Diciembre.......es que me encanta asaltar a mis compis.
    Este mes le ha tocado ser asaltada a Amalia del blog Cuadernos de cocina, y vaya recetas más ricas que tiene, menos mal que yo tenía muy claro lo que quería de su cocina......una tarta para el cumpleaños de mi hijo. En cuanto vi esta Tarta de dulce de leche, me quedé con ella!!
    Amalia ha hecho la tarta helada, pero como yo la quería para tomar enseguida la he puesto en la nevera......si me sobra (que lo dudo) la congelaré, porque es una tarta que se puede tomar de cualquier manera, está riquísima!!

    No suelo cambiar las recetas que asalto, pero esta vez he adaptado la tarta un poco a mi manera cambiando alguna cosa. La base de galletas he querido hacerla como me dijo una amiga, es una base que queda muy crujiente porque a las galletas y mantequilla le añadimos almendras caramelizadas. También le he añadido un poco de queso a la mousse porque la combinación con el dulce de leche y el chocolate me encanta!!

    Ingredientes:
    Para la base:
    • 40g. de azúcar.
    • 40g. de almendras peladas.
    • 100g. de galletas digestive, maría dorada.....
    • 40g. de mantequilla fundida.
    Para la mousse:
    • 400ml. de nata para montar.
    • 200g. de chocolate postres.
    • 360g. de dulce de leche.
    • 3 hojas de gelatina.
    • 100g. de queso mascarpone.
    • 2 cucharadas de leche.

    Modo de hacerlo:
    La base:
    • Hacemos el caramelo y bañamos las almendras
    • En una sartén pon el azúcar hasta que se haga caramelo claro, añade las almendras y remueve para que se impregnen bien del caramelo.
    • Echa las almendras sobre papel de horno untado con un poco de aceite para que no se peguen, separa las almendras y deja que se enfríen.

    • Tritura las galletas con las almendras hasta que estén bien deshechas.
    • Añade la mantequilla fundida y mezcla bien con las galletas.
    • Pon la mezcla de galletas en un molde forrado con papel de horno para que te sea más fácil de sacar, aprieta bien hasta que quede una base uniforme, reserva en la nevera.

    • Pon 200ml. de nata en un cazo a hervir, échala sobre el chocolate troceado y remueve hasta que se funda todo.
    • Saca el molde de la nevera y echa por encima de la base el chocolate derretido, vuelve a guardar en la nevera mientras preparas la mousse.

    Preparamos la mousse:
    • Pon las hojas de gelatina en remojo con agua fría para que se hidraten.
    • Bate el queso con el dulce de leche hasta que esté todo bien mezclado.
    • Calienta un poquito las dos cucharadas de leche, escurre las hojas de gelatina del agua, aprieta bien para que no quede agua y échalas en la leche, remueve hasta que se deshagan.
    • Echa la leche y gelatina sobre la mezcla de queso y dulce de leche y sigue batiendo.

    • Reserva la mezcla batida.
    • Bate 200ml. de nata hasta que esté montada, añádela a la crema de dulce de leche y mezcla con cuidado para que no se baje.
    • Vierte la mousse encima de la crema de chocolate y deja en la nevera hasta que se enfríe, mejor de un día para otro.

    • Adorna como más te guste. Yo le he puesto bolitas de diferentes chocolates.


    Como os he comentado al principio, esta tarta la hice para el cumpleaños de mi hijo, y como creo que también os he dicho.....no pude congelar nada, no sobró ni un trocito, estaba cremosa y rica rica

    Bueno Amalia, me ha encantado entrar en tu cocina, fui directa a por una tarta pero me he guardado más recetas.....ya las iré haciendo!!!

    Espero que te guste.

    19 comentarios:

    Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

    Olla de cardos, Olleta de cardets

    noviembre 22, 2016 | 16 Comentarios


    Esta olla de cardos, o como la llamamos en Vila-real, olleta de cardets, es una versión de las muchas ollas que se pueden encontrar en cualquier ciudad, pueblo o rincón de España.

    La olleta de cardets es una receta muy tradicional en todas las comarcas de la Plana de Castellón, pueden variar algunos ingredientes según pueblos o casas, hay quien pone judías blancas en lugar de garbanzos, pero esta, exactamente como yo la he hecho es típica de Vila-real, es como la hacen algunas de mis amigas y ellas como las hacían sus madres. También es igual que la publicada en el libro "Recetario de la cocina de Vila-real".

    Sea de donde sea, lo que no pueden faltar son los cardos......son imprescindibles!!!

    Antiguamente, la olla, era la mayor característica de la gastronomía valenciana hasta que el arroz dejó de ser un plato de la gente pobre y subiendo subiendo, llegó a lo más alto en nuestra gastronomía.

    La olla es un plato casero, doméstico y cotidiano, antes lo preparaban siempre las mujeres porque la ponían al fuego durante horas para que se cociera muy lentamente, y mientras hacían las labores del hogar. (Gastronomía valenciana, 1997)
    Hacía tiempo que quería poner esta olla pero nunca me acuerdo de hacer las fotos; cuando me doy cuenta, ya lo tengo todo dentro de la olla o nos la hemos terminado.

    Pero este mes, Pilar de Postres Originales, nos ha dado a elegir para el reto Color y Sabor de temporada entre las castañas (que no me gustan) y los cardos, así que me decidí enseguida por el ingrediente y por la receta!
    La olla de cardets se puede hacer en cualquier tipo de olla que tengas, pero la tradicional, la típica es la olla de barrro, con asas o sin asas. Este tipo de ollas son de uso en las cocinas prácticamente universal......desde los primeros hombres que habitaron en la Tierra.

    Esta que veis donde he hecho la olleta, no es antigua, tengo muchas cazuelas de barro, pero así en forma de olla y con su tapa.....no. Como quería hacer la olla de la forma más tradicional para ponerla en el blog, me fui al mercado que ponen los sábados y que venden verduras, frutas, salazones, frutos secos......y también objetos de barro típicos y tradicionales, nada más la vi me la compré, que ilusión me hizo!!!

    Los cardos me gustan, aunque si tengo que ser sincera no los gasto mucho, suelo comprarlos para los pucheros y para las ollas.

    El cardo es una planta parecida a la alcachofa, solo se suelen utilizar los tallos que se consumen cocidos después de quitarles las partes más duras. Su valor energético es muy bajo, por lo que suele formar parte de todas las dietas adelgazantes.

    Ingredientes:(3 o 4 personas)
    La cantidad de cada ingrediente depende de cada uno, de cada familia, a unos les gusta poner más de una cosa y a otros de otra. También le puedes añadir un hueso de jamón que a mí se me olvidó comprarlo.
    • 1 muslo de pollo.
    • 1 trozo de garreta de ternera.
    • 1 garreta de cordero.
    • 2 huesos de tuétano o rodilla.
    • 1 penca de cardos.
    • 200g. de garbanzos.
    • 2 patatas medianas.
    • 2 zanahorias.
    • 1 nabo.
    • 1 morcilla de cebolla.
    • Aceite de oliva virgen.
    • Sal.
    Modo de hacerlo:
    Primero de todo tienes que poner los garbanzos en remojo unas doce horas, de la noche al día siguiente, si haces la olleta con garbanzos cocidos no hace falta. Los que yo he utilizado los compré en León cuando estuve de viaje el mes pasado, son pequeños pero han salido buenísimos!!

    Vamos a limpiar los cardos:
    • Si utilizas las hojas exteriores tienes que quitarles los hilos porque son más duras e hilosas. Corta un trocito y luego estira sin terminar de cortar para arrastrar los hilos que tiene (mira la foto). Las hojas interiores son más tiernas y no hace falta, córtalas en trozos y ponlos en agua con zumo de limón para que no se oxiden mientras preparas las demás verduras.

    • En una olla con agua al fuego pon el pollo, la ternera, la garreta de cordero, los huesos, las zanahorias, el nabo, los garbanzos y los cardos troceados y limpios.
    • Deja que se ponga a hervir y baja a fuego medio o mínimo.

    • En cuanto empiece a hervir empezará a salir espuma, quítala y desespuma durante unos 15 o 20 minutos, luego ya no sale más.
    • Deja que cueza a fuego lento unas 2 horas más, el tiempo dependerá de la olla donde la hagas, puedes fijarte en los garbanzos, añade lo que falta cuando estén tiernos.

    • Cuando todos los ingredientes estén cocidos, añade las patatas troceadas pero cascadas no cortadas, y la morcilla.
    • Echa un chorro de aceite y pon la sal.
    • Deja que se cuezan las patatas unos 15 o 20 minutos y prueba el punto de sal.

    Cuando las patatas estén cocidas ya está listo para comer.

    Hay varias formas de servir la olleta de cardos:
    Sirve el caldo con las verduras de primero y acompaña de segundo con las carnes.
    Sirve todo junto, verduras, garbanzos, carne y caldo (que es como yo la he puesto).
    Saca el caldo y haz con él una sopa de fideos finos, luego sirve aparte las verduras y la carne.


    Espero que te guste.

    Si haces esta receta o cualquier otra del blog, mándame una foto para ver como te ha quedado y la compartiré en mis redes sociales!!!

    Puedes seguir el blog desde Facebook, Instagram y Twitter.

    16 comentarios:

    Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

    Brocheta de pollo con mostaza y miel

    noviembre 20, 2016 | 0 Comentarios


    Esta es otra receta sencilla, sana y económica pero rica rica. El pollo marinado con mostaza está de lo más sabroso, y si le añades un poquito de miel queda una combinación deliciosa, pero si no te gusta puedes no ponerla.
    Si cuando has leído que el pollo es marinado te ha parecido que eso es algo difícil, tengo que decirte que no lo es, el marinado es muy sencillo, consiste en dejar un alimento en un líquido aromatizado durante unas horas para que tome su aroma y su sabor, luego al horno o a la plancha y ya está.

    Es una forma diferente y más sabrosa de tomar las pechugas de pollo a la plancha, estoy segura de que te encantará!!

    Ingredientes:(4 personas)
    • 2 o 3 medias pechugas de pollo.
    • 2 cucharadas de mostaza.
    • 1 cucharada de miel.
    • 2 cucharadas de romero picado.
    • 2 cucharadas de tomillo picado.
    • El zumo de medio limón.
    • 1 diente de ajo.
    • Aceite de oliva virgen.
    • Sal.
    • Palitos de brocheta.
    Modo de hacerlo:
    • Corta en dados las pechugas de pollo y reserva.
    • En un bol mezcla la mostaza, la miel, el romero, el tomillo, el ajo picado, el zumo de limón, un chorrito de aceite y una pizca de sal, mezcla bien

    • Coloca los trozos de pollo en el bol con el marinado y mezcla todo para que se impregne bien el pollo, tapa con papel film y guarda en la nevera unas 4 o 5 horas, mejor toda la noche.
    • Deja los palitos de brocheta en remojo unos minutos y luego los secas con papel de cocina, esto se hace para que la carne se deslice mejor.
    • Escurre los trozos de pollo de la maceración y sin secarlos, inserta varios trozos en cada brocheta.
    • Pon una asadora en el fuego y cuando esté bien caliente rocía con unas gotas de aceite, coloca las brochetas y deja que se hagan durante 4 o 5 minutos y les das la vuelta.

    • Puedes intercalar trozos de verduras o frutas como la manzana, que le dará aún más sabor.


    Si las acompañas de una buena ensalada, tienes un plato sano y con pocas calorías!!!

    Espero que te guste.

    0 comentarios:

    Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

    Galletas de jengibre y canela.

    noviembre 15, 2016 | 6 Comentarios


    Queda poco más de un mes para que llegue la Navidad, pero me he adelantado a ella para enseñaros unas entrañables galletas que se preparan, especialmente por esas fechas, en el país donde este mes el reto Reposteras por Europa nos ha llevado de viaje virtual.
    Nuria del blog 7migas dulces ha sido la encargada de elegir destino y nos ha llevado a la República Checa.

    El pan de jengibre, ahora llamadas galletas, es el símbolo de la Navidad checa.

    La República Checa también denominada abreviadamente Chequia, es un país soberano de Europa Central sin litoral. Limita con Alemania al oeste, con Austria al sur, con Eslovaquia al este y con Polonia al norte. Su capital y mayor ciudad es Praga. La República Checa tiene territorios de lo que antaño fueron Moravia y Bohemia y una pequeña parte de Silesia.(Wikipedia)

    Cuando empecé a buscar dulces checos y vi estas galletas no miré más, siempre me han llamado la atención por lo bonitas y graciosas que son y porque el aroma y sabor del jengibre y sobre todo de la canela, me encantan!!! Y como queda poco para las fiestas navideñas, pensé que si me salían bonitas, serían un detalle para regalar a los míos.....aunque yo soy muy tradicional y me gusta lo nuestro.....un regalo es un regalo, y si se come y está bueno, mejor!!!

    Desde luego que si no fuera por el blog, jamás se me hubiera pasado por la imaginación hacerlas, antes lo veía todo dificilísimo.....

    Son muy sencillas de hacer como cualquier galleta, lo complicado es el adorno sobre todo para alguien como yo, que tengo muy poca gracia para escribir o adornar tartas.
    La combinación de especias e ingredientes que lleva, cuando están en el horno, hacen que salga un aroma que te envolverá.

    Ingredientes:
    • 500g. de harina normal.
    • 140g. de azúcar glass.
    • 80g. de mantequilla a temperatura ambiente.
    • 2 huevos.
    • 2 cucharadas soperas de cacao en polvo.
    • 3 cucharadas de miel, 100g.
    • 1 cucharadita rasa de bicarbonato.
    • 1 cucharadita de jengibre molido.
    • 1 cucharadita de canela molida.
    • 1/2 cucharadita de clavo molido, 4 o 5 picados.
    • 1/2 cucharadita de nuez moscada.
    • 1/2 cucharadita de pimienta molida.
    Modo de hacerlo:
    • Yo lo he amasado todo en la amasadora, pero sino tienes puedes hacerlo a mano que es como se ha hecho toda la vida.
    • Pon en el bol de la amasadora la harina, el azúcar glass, el bicarbonato y el cacao todo tamizado, pasado por un colador, añade las especias.
    • Mezcla con la varilla de palas planas a la mínima velocidad para que no se salga la harina.
    • Haz un hueco en el centro de la harina y añade los huevos, la miel y la mantequilla muy blanda, mezcla con cuidado.

    • Cambia la pala y pon la de amasar a velocidad mínima, cuando veas que la masa se está ligando sube la velocidad poco a poco.
    • Cuando veas que la masa se despega de las paredes ya estará lista, no se tiene que pegar en los dedos, la masa se queda de un color marrón oscuro.
    • Saca la masa del bol y ponla sobre papel film, envuélvela y guarda en la nevera unas 24 horas.

    • Al día siguiente, saca la masa de la nevera unas horas antes de que vayas a hacer las galletas para que se atempere.
    • Estira la masa con un rodillo hasta que se te quede de unos 4 o 5 mm.
    • Con los cortapasas que hayas elegido corta la masa tantas veces como tu quieras, los recortes que te sobren, vuelve a amasarlos y sigue cortando galletas.
    • Precalienta el horno a 180º.
    • Forra una bandeja con papel de horno y coloca las galletas sobre ella, ponlas separadas un poco porque aumentan de tamaño.
    • Hornea unos 10 minutos, pero depende del tamaño que le hayas dado a tus galletas, las mías como son pequeñas las he tenido 8 minutos y las he sacado.
    • Cuando saques la bandeja del horno, deja las galletas sin tocarlas porque salen algo blandas y se te romperían, espera unos minutos o hasta que al tocarlas notes que ya están algo más duras, entonces pásalas a una rejilla para que se terminen de enfriar.

    • Bate un huevo para pintar las galletas nada más salgan del horno, así se quedan con un brillo muy bonito.
    • Puedes darles color a las galletas añadiendo una gotita de colorante en el huevo batido, mezcla y pinta las que quieras de color, yo les he puesto colorante rojo a unas cuantas, luego deja que se seque unos minutos antes de decorarlas.
    • Puedes decorar las galletas con glasa, hecha con una clara de huevo y azúcar glass hasta que sea una masa algo espesa y puedas ponerla en una manga pastelera. Yo las he adornado con un lápiz pastelero blanco de Vahiné que tenía en casa.

    No me han quedado perfectas, pero solo por lo sabrosas que están y el aroma que han dejado en la cocina......ha valido la pena hacerlas.
    Espero que te guste.

    6 comentarios:

    Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

    Gracias por tu visita!!
    Si me dejas un comentario, me haces muy feliz ya que me ayuda mucho!!

    Participo en: