miércoles, 16 de abril de 2014

Torrijas de leche




    Uno de los buenos recuerdos de mi infancia es el de las torrijas que hacía mi abuelita, nunca faltaban en casa cuando llegaba la Semana Santa, era feliz viendo como las hacía, y por supuesto comiéndolas después. Era una gran pastelera y gran parte de lo que hoy hago se lo debo a ella...
    Es el postre más tradicional de la Cuaresma y de la Semana Santa.
    Una simple rebanada de pan duro mojada en leche, rebozada en huevo y frita y es un manjar exquisito.
    Os pongo la receta paso a paso.
    Ingredientes:
    • Pan de un día o dos.
    • 600cc. de leche.
    • 1 trozo de piel de limón
    • 1 rama de canela.
    • Azúcar.
    • Canela en polvo.
    • Aceite de oliva virgen.
    • 3 o 4 huevos.                                    

    Modo de hacerlo:

    • Pon la leche en un cazo al fuego, añade la rama de canela y el trocito de limón limpio. Cuando se ponga a hervir apaga el fuego y deja que se enfríe un poco, retira la canela y el limón, pásala a un bol para poder mojar el pan.
    • Bate los huevos.
    • Corta el pan en rodajas de unos 2 cm.
    • Pon bastante aceite en una sartén al fuego, calienta pero no demasiado.
    • Pasa las rebanadas de pan por la leche, dales la vuelta para que se empapen bien pero que no chorreen, luego báñalas en los huevos y enseguida ponlas en la sartén.
    • Fríe las torrijas hasta que estén doradas por los dos lados.
    • Ponlas en papel de cocina para que pierdan parte del aceite y pásalas a un plato con azúcar y un poco de canela en polvo. Esta mezcla es más o menos de dos cucharaditas de canela en polvo por cada 100gr. de azúcar





    Espero que te guste.

    2 comentarios:

    Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.