Garbanzos carmelitas picantes

octubre 01, 2021 | 6 Comentarios

Empezamos el mes de octubre con una receta ideal para el tiempo que nos viene, es una receta que pertenece a la cocina de unas instituciones medievales, "los monasterios", y que gracias a su actividad, han conseguido mantener viva parte de nuestra cultura y gastronomía.
Los monjes religiosos han sido los encargados de transmitir nuestro patrimonio gastronómico a través de su cocina hasta nuestros días.

Hace unos años me compré un libro antiguo de recetas de cocina de varios monasterios, echando un vistazo, me encontré con este guiso de garbanzos y me encantó por su delicadeza, pocos ingredientes y por su sencillez....

Los monasterios solían estar en lugares apartados, por lo que se hicieron autosuficientes, y tenían su propio huerto, árboles frutales y una pequeña granja que servía para dar sustento a la comunidad.

En las normas de los monasterios habían algunas que estaban dedicadas al ayuno o vigilia en determinadas fechas, por lo que la cocina carmelita, en este caso, tiene la característica en toda la Orden, de la ausencia de la carne.

Estos garbanzos carmelitas, a los que yo les he añadido un toque picante, es un guiso de legumbres muy económico que sienta de categoría tomarlo bien calentito!!

Estos ricos garbanzos, son mi aportación al reto de Elena Misspimienta, el reto Alfabeto salado, ya que para el inicio de esta nueva temporada, los ingredientes que han salido por sorteo han sido: los garbanzos y la guindilla.

 

Los garbanzos son uno de los ingredientes principales de muchos de los cocidos de la cocina española, y de hecho, puedes ver varias recetas publicadas en los que son el principal ingrediente, como los Garbanzos con compango, Albóndigas veganas de garbanzos en salsa de tomate, Ensalada templada de garbanzos y zanahoria, Potaje de garbanzos con bacalao y espinacas, o unos deliciosos Garbanzos con espinacas y huevo.....y otras muchas recetas de guisos y arroces de los que también forman parte.

Ingredientes:(2 personas)

  • 300g. de garbanzos cocidos.
  • 2 huevos cocidos.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 600ml. de caldo de verduras.
  • 1 o 2 guindillitas, cayenas.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal.
  • Perejil.
 
Modo de hacerlo:
  • Pela y pica la cebolla en trocitos muy pequeños y sofríela en un poco de aceite de oliva.
  • Añade la guindilla y sigue sofriendo hasta que la cebolla esté tierna.
  • Pasa la cebolla a un mortero, añade unos garbanzos y las yemas de los huevos cocidos, machaca todo bien hasta conseguir una pasta.
  • Añade un poco de caldo y remueve hasta que se haya deshecho y ligado todo bien.


  • Pon un cazo al fuego con el resto del caldo, añade los garbanzos y deja que se cuezan juntos unos 5 minutos.
  • Añade ahora la pasta del mortero a los garbanzos y cuece otros pocos minutos.

 

  • Sirve los garbanzos muy calientes con las claras de los huevos picadas y espolvoreadas por encima.
  • Espolvorea también un poco de perejil picado.

Esta receta puedes hacerla con garbanzos cocidos o con garbanzos frescos.

Si los tienes frescos, la receta es muy parecida, pero en lugar de utilizar caldo de verduras, se hace en el caldo de cocer los garbanzos:

  • Pon a cocer los garbanzos, que has tenido en remojo al menos durante 12 horas, en agua caliente con una rama de perejil fresco, 1 hoja de laurel, media cebolla pequeña con 2 clavos de olor clavados en ella, un chorro de aceite y sal.
  • Cuando la cebolla esté tierna, sácala y ponla en un mortero junto a la cebolla frita, las yemas y los garbanzos como he explicado en la receta.
  • Añade la mezcla al puchero con los garbanzos y deja que cueza unos minutos.

Espero que te guste.


6 comentarios:

  1. Hola Mavi.
    Ese libro es un tesoro. Apetece ya comer platos de cuchara, pero yo todavía no me he decidido porque estoy un poco vaga.
    Ingredientes de calidad y punto picante. Muy rico.
    Besets

    ResponderEliminar
  2. La cocina de los conventos y monasterios es todo un tesoro. Desgraciadamente muchos de los recetarios fueron expoliados durante la Guerra de la Independencia.
    Una receta muy sencilla pero deliciosa. Me encantan estos platos de cuchara. Y el puntito picante es todo un acierto.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Hola, inmejorable palto de cuchara, para levantar el alma y reanimar el cuerpo. Qué libro tan maravilloso, no lo pierdas!! Un beso enorme

    ResponderEliminar
  4. Al final lo sencillo siempre es lo más rico, me encantan!
    un besito

    ResponderEliminar
  5. Un plato de cuchara muy apetecible ahora que empieza el frío . La verdad es que me has dejado babeando

    ResponderEliminar

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Gracias por tu visita!!
Si me dejas un comentario, me haces muy feliz ya que me ayuda mucho!!

Participo en: