Roscón de Reyes

enero 04, 2019 | 2 Comentarios

Estoy segura de que el 6 de enero es el día más entrañable y especial del año, para los más pequeños de la casa......llegan los Reyes Magos!!
La última receta de las navidades y el dulce tradicional más famoso de este mágico día es el roscón; un dulce que todos estamos esperando y que a todos gusta.

Bien sea como postre para el final de la cena del roscón, o bien para desayunar o  merendar el día de Reyes después de pasar una jornada llena de nervios y alegría de los niños, el roscón les ayuda a coger fuerzas, y si va acompañado de un buen chocolate....mejor que mejor!!

El roscón de Reyes hecho en casa no tiene ni punto de comparación con la mayoría de los que compramos. En casa desde hace un par de años que lo hago yo, ya no me dejan que compre ninguno, incluso me piden mis hijos que les haga el suyo para los amigos. La verdad es que no me importa hacerlo, hago más cantidad de masa y luego la parto en 2 o 3 trozos para hacer diferentes roscones.

Lo primero que se nos ocurre cuando pensamos en hacer por primera vez el roscón, es que debe ser muy difícil de hacer, la realidad es que no lo es; pero lo que si que se tiene que tener es mucha paciencia, no tener prisa, y seguir todos los pasos, porque lo que cuesta es el tiempo de levado que se tiene que cumplir.

Recetas de roscones hay muchas, pero yo desde que hice el primero he seguido la de Ibán Yarza y me encanta!!
Como dice Ibán, "esta receta es interesante porque acerca un clásico a todo el mundo. Es una receta básica de bollería, que puedes adaptar a tus gustos cambiando los aromáticos"


Ingredientes:
El prefermento o masa madre debes hacerlo el día antes para que fermente despacio.
Masa madre de levadura:
  • 90g. de harina de fuerza.
  • 50ml. de leche.
  • 5g. de levadura fresca.
Masa:
  • 142g. de masa madre.
  • 340g. de harina de fuerza.
  • 120g. de leche.
  • 2 huevos. (110g)
  • 80g. de azúcar.
  • 15g. de levadura fresca.
  • 5g. de sal.
  • 60g. de mantequilla a temperatura ambiente.
Aromáticos:
  • 14g. de agua de azahar.
  • 20g. de ron.
  • Corteza de naranja y de limón.
  • Canela en rama.
Para decorar:
  • Naranjas confitadas.
  • Cerezas confitadas.
  • Almendras.
  • Azúcar.

Modo de hacerlo:
Preparamos el día antes la masa madre de levadura y la infusión de la leche con los aromáticos:
  • Disuelve la levadura en la leche tibia.
  • Añade la harina y amasa un par de minutos hasta conseguir que esté todo unido y la masa sea homogénea.
  • Pon la masa en un bote hermético o en un bol tapada con film, y déjala en la nevera hasta el día siguiente.

  • Hierve la leche con una rama de canela y las cortezas de naranja y de limón, yo las he rallado para que se note más su sabor, pero puedes ponerla cortada en trozos.
  • Deja que hierva durante unos 5 minutos para que se infusionen los aromas, apaga el fuego y deja que se enfríe.
  • Cuando esté fría tápala y deja en la nevera hasta el día siguiente.
Al día siguiente nos ponemos con el roscón:


Primero de todo tienes que pesar la leche porque al hervir, siempre se pierde un poco ya que se evapora, y necesitas 120g.
  • Cuela la leche para quitar la canela y las cortezas.
  • Añade el agua de azahar y el ron.
  • Pesa ahora la leche y si te hace falta añade un poco de agua hasta completar los 120g.
Vamos con la masa:
  • Saca la masa madre de la nevera.
  • Ábrela un poco y verás que está esponjosa y se huelen sus aromas.

  • Pon en un bol la masa madre junto a todos los ingredientes de la masa menos la mantequilla que la añadiremos más tarde.
  • Guarda un poco de la leche al principio por si te queda la masa demasiado líquida y no necesitas ponerla toda. La masa se tiene que pegar un poco al principio, no quedar líquida, pero si ves que está seca añade toda la leche.
  • Una vez tengas unidos todos los ingredientes pero sin amasar, deja que se repose unos 10 minutos, así verás que después se pega menos y es más fácil de amasar.
  • Ahora amasa durante 5 minutos doblando la masa sobre si misma y haciéndola girar sobre la mesa.

  • Es el momento de añadir la mantequilla ablandada y cortada en trozos.
  • Mezcla bien apretando y moviendo toda la masa con la mantequilla sobre la encimera hasta que veas que está toda incorporada y unida.
  • Cuando esté unida la mantequilla, deja que repose la masa un par de minutos.
  • Ahora trabaja y amasa durante unos 10 minutos o hasta que veas que la masa está suave, lisa y brillante.
  • Haz una bola y deja que fermente en un bol hasta que doble su volumen. Depende de la temperatura de donde la tengas, pero tardará un par de horas más o menos.
  • Una vez haya doblado el volumen, pásala a la mesa de trabajo y desgásala apretando con las manos.
  • Haz una bola con la masa y vuelve a dejar que repose tapada unos 15 minutos para que se relaje antes de darle la forma de roscón.

  • Pon un poco de harina en la mesa para poder trabajar bien la bola de masa sin que se te pegue.
  • Haz un agujero con los dedos en el centro de la bola hasta tocar la mesa.
  • Empieza poco a poco a estirar la masa suavemente, si te sale mejor, puedes levantarla y hacerlo en el aire.
  • Pon el roscón sobre papel de horno y deja que repose unos 5 minutos, pasados los minutos puedes arreglar el roscón si ves que le hace falta porque tiende a cerrarse.
  • Coloca en el centro un círculo, un bol o un vaso para que no se cierre con el levado.
  • Esconde la figurita y el haba en la base del roscón, aprieta bien para que no se salgan.
  • Pinta toda la masa con huevo batido y deja que fermente y vuelva a doblar su volumen durante una hora y media más o menos. (Es muy importante que la masa fermente las dos veces)

  • Vuelve a pintar el roscón con huevo batido y decóralo con las frutas confitadas que quieras poner, naranja confitada, calabazate, guindas, almendras fileteadas, azúcar humedecido con agua de azahar.....
  • Pon la bandeja con el roscón en el horno precalentado a 190º y deja que se cueza durante 20 o 25 minutos, con calor arriba y abajo, sin aire.
 
Saca del horno y deja que se enfríe por completo sobre una rejilla.
Como te he comentado al principio, la masa la he dividido en dos trozos para hacer dos roscones; uno lo he hecho sin nada y el otro lo he rellenado de trufa para mis hijos.
Sólo tienes que cortarlo por la mitad y rellenarlo de lo que prefieras:

Puedes rellenarlo también de crema pastelera, de cabello de ángel, de boniato, de Nocilla.....de lo que más te guste.
Espero que te guste.
Si quieres aprender a caramelizar o confitar naranjas, pincha en Naranjas y mandarinas confitadas.

FELICES REYES!!

2 comentarios:

  1. Te ha salido espectacular!! Yo lo haré mañana. Bs

    ResponderEliminar
  2. Mavi, menuda pinta tiene tu roscón, bueno, tus roscones, porque por lo visto, no has parado.
    Yo me llevo un trozo.
    Besets.

    ResponderEliminar

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.