Tartaletas de frutas


La primera receta que publico este mes de Julio es un postre riquísimo, unos pasteles deliciosos, sencillos y bonitos, ideales para que los prepares este fin de semana.

Vamos a preparar esas tartaletas de frutas tan bonitas y ricas que siempre hemos visto en las pastelerías, y que sobre todo, cuando yo era jovencita, recuerdo que era tan típico que estuvieran en la bandeja de pasteles de los domingos y días de fiesta que traía mi padre, junto a los merengues, las medias lunas, o los palos de caramelo.

Son como unas tartitas individuales de frutas con una base de masa quebrada, rellenas de crema pastelera, adornadas con diferentes frutas frescas de temporada y pinceladas con brillo de tartas o mermelada.
Las tartaletas de frutas, no son ni más ni menos, que una tarta de frutas grande como la que publiqué el año pasado, y que puedes ver en Tarta de frutas frescas, con crema pastelera, pero en pequeño e individual.

La masa quebrada casera, la hice por primera vez para la Tarta de higos y queso crema, y desde entonces no la he vuelto a comprar, me encanta como me queda y lo rica que está, pero si aún no te animas a hacerla tu en casa, puedes utilizar la que venden en los supermercados, eso sí, te aconsejo que la compres buena para que la tartaleta quede genial, o también puedes hacerlas con hojaldre.
 
Las tartaletas son muy cómodas de preparar, ya que la crema pastelera y la masa quebrada puedes tenerlas hechas el día anterior.

Ingredientes:
Para la masa quebrada casera:
  • 250g. de harina.
  • 50g. de azúcar.
  • 125g. de mantequilla muy fría.
  • 1 huevo.
  • 1 pizca de sal.
Para la crema pastelera:
  • 250ml. de leche entera.
  • 2 o 3 yemas.
  • 40g de azúcar.
  • 20g. de harina de maíz, Maizena.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla o 1 vaina. 
  • 1 nuez de mantequilla (opcional).
Para el brillo:
  • 3g. de gelatina neutra.
  • 200ml. de agua.
  • 2 cucharaditas de azúcar.
Para el relleno de las tartaletas:
Fruta fresca:
  • Kiwi.
  • Manzana.
  • Naranja.
  • Fresas.
  • Plátano.

Modo de hacerlo:
Prepara el día de antes la crema pastelera y la masa quebrada.
Puedes ver como hacerlas paso a paso y con fotos en la entrada Crema Pastelera, y en Tarta de frutas con crema y masa quebrada casera.
 
Al día siguiente, saca la masa de la nevera y deja que se atempere.
  • Estira la masa con el rodillo por todos los lados hasta que tenga un par de milímetros de grosor.
  • Corta círculos un poco más grandes que los moldes que vayas a utilizar.

  • Cubre la base y las paredes del molde, apretando bien con los dedos.
  • Recorta la masa que sobra con el rodillo.
  • Pincha la masa con un tenedor.
  • Pon los moldes en el horno precalentado a 180º C.
  • Hornea durante unos 10 minutos, ten cuidado porque llega un momento en que se quema enseguida.
Mientras se hornean las tartaletas, prepara la fruta:
  • Pela y corta el kiwi en láminas finas, pela y corta el plátano en rodajitas.
  • Pela la manzana, córtala por la mitad y quita el corazón, luego corta cada mitad en láminas.
  • Pela la naranja, saca los gajos y quítales la piel transparente de cada uno.
  • Lava y corta por la mitad las fresas, dejando alguna entera.

Prepara también el brillo:

  • Pon la gelatina en un bol con 3 o 4 cucharadas de agua, y deja que se hidrate durante cinco minutos.
  • Pon el resto del agua en un cazo y lleva a ebullición, apaga el fuego y añade el azúcar, remueve hasta que se disuelva.
  • Añade la gelatina hidratada y mezcla hasta que se disuelva por completo, deja que se enfríe un poco.
 

Montaje de las tartaletas:
  • Saca las tartaletas del horno y deja que se enfríen por completo.
  • Cuando estén frías, desmolda y cubre la base con crema pastelera, pero sin llegar al borde porque necesitarás sitio para la fruta.
  • Ves colocando las frutas sobre la crema pastelera, adornando como más te guste.
  • Pinta con el baño de brillo por toda la tartaleta sin dejarte ningún trozo porque además de brillo, impide que las frutas se resequen y oxiden.
  • Guarda las tartaletas en la nevera durante un par de horas antes de servirlas.

Estas tartaletas son una buena manera de comer fruta en los postres, ya que para el final de una buena comida, solemos pensar en repostería o en postres que no llevan fruta.

También son ideales porque puedes rellenarlas con las frutas que más te gusten, o aprovechar frutas que tengas tiempo en casa.

Si no te gusta poner gelatina en los dulces, puedes cambiar el brillo por alguna mermelada clarita como la de albaricoque.

Espero que te guste.

Coca de San Juan

  
Hoy empezamos el verano con un dulce típico de estos días, te voy a enseñar a hacer una tierna, jugosa y sabrosa Coca de San Juan, esa coca tan tradicional para la noche de San Juan, en la Comunidad Valenciana y en Cataluña.

Aunque hay diferentes versiones de esta coca, sobre todo en la decoración, la más típica es la que tiene forma ovalada y cuya masa se parece mucho al brioche. Es como un bollo dulce plano, decorado con crema pastelera y adornado con piñones, guindas, naranja confitada, almendra fileteada.....

Es una coca muy sencilla de hacer, solo hay que mantener los tiempos de levado de la masa, para conseguir una miga esponjosa y dulce, y terminar decorándola con un enrejado de sabrosa crema pastelera.                                         Todos los años suelo hacer una coca para esta noche, hasta ahora la hacía toda el mismo día, como puedes ver en la Coca de San Juan rellena de crema, pero esta vez la he hecho con prefermento y te aseguro que su sabor es exquisito, y además, aguanta mucho más tiempo tierna.

La otra receta que tengo publicada de la coca de San Juan, la hice rellena con crema pastelera y la adorné con  calabazate, piñones y guindas, es una coca riquísima, cada bocado es un placer.....pero este año he querido enseñarte la que suelo hacer más a menudo, la clásica, con la crema por encima y adornada con almendra en grano y fileteada.

Es una receta muy sencilla y además cómoda, porque puedes adelantar trabajo haciendo el prefermento, incluso toda la masa, y la crema pastelera el día de antes para no agobiarte.

Ingredientes:
Prefermento:
  • 100g. de harina de fuerza.
  • 100g. de leche.
  • 20g. de levadura fresca.
                                                        
 Masa final:
  • Todo el prefermento.
  • 350g. de harina de fuerza.
  • 2 huevos L.
  • 45g. de leche.
  • 80g. de mantequilla.
  • 60g. de azúcar.
  • 1 cucharada de agua de azahar.
  • Ralladura de limón o naranja.
Crema pastelera: (Puedes ver como se hace aquí)
  • 250ml. de leche.
  • 60g. de azúcar.
  • 20g. de maizena.
  • 2 huevos.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
Para decorar:
  • Toda la crema pastelera.
  • Almendra en grano.
  • Almendra fileteada.


Modo de hacerlo:

El prefermento:
La noche antes de hacer la coca:
  • Mezcla la leche tibia con la levadura hasta que se disuelva.
  • Pon en un bol la harina y añade la leche con levadura, mezcla bien hasta que esté todo bien ligado.
  • Deja que repose a temperatura ambiente unos 30 minutos.
  • Tapa el bol y guarda en la nevera hasta el día siguiente. 

La masa final: 

Al día siguiente prepara la masa. Para amasar yo he utilizado la amasadora porque me es muy cómodo, pero puedes hacerla perfectamente, amasando a mano.

  • Pon todo el prefermento en el bol de la amasadora, añade la harina, la leche, los huevos, el azúcar y el agua de azahar.
  • Pon la amasadora en marcha a baja velocidad, y amasa hasta que esté todo bien unido.
  • Dale fuerza a la amasadora y amasa durante unos 8 minutos.
  • Añade la mantequilla fría cortada en trocitos y sigue amasando 5 minutos más, para la amasadora y deja que repose unos 10 minutos.
  • Vuelve a amasar otros 5 minutos.
 
  • Saca la masa del bol y ponla sobre la encimera enharinada, haz una bola, tapa con un trapo de cocina y deja que leve a temperatura ambiente durante 1 hora más o menos.

Si no has hecho la crema pastelera el día de antes, mientras leva la masa, prepara la crema:
  • Pon todos los ingredientes de la crema en un cazo y mezcla con unas varillas.
  • Pon el cazo al fuego y bate sin parar de mover hasta que espese-
  • Pasa la crema a un bol y tapa con papel film tocando la crema, guarda en la nevera.
Sigue con la masa:
  • Pasado el tiempo de levado, estira la masa con la ayuda de un rodillo, dándole forma ovalada, hasta que tenga un grosor de 1,5cm. más o menos.
  • Haz unos cortes en la masa para darle la forma de enrejado.
  • Tapa la masa con un trapo y deja que leve una hora más.
  • Precalienta el horno a 180º, con calor arriba y abajo.
  • Pon la crema en una manga pastelera y rellena los cortes  con ella.
     
  • Adorna con las almendras por encima, o lo que tu prefieras.
  • Hornea durante unos 20 o 30 miutos o hasta que veas que está doradita, pero cuida de que no se queme.
  • Deja que se enfríe y sírvela el mismo día.

Recién hecha es cuando más buena y tierna está, pero aunque algo más sequita, te puede durar varios días.

Espero que te guste.

Hogaza casera al pimentón, con masa madre

Que las hogazas de pan de mi tierra me gustan, ya os habréis dado cuenta si sois seguidores de mi blog, ya que tengo varias publicadas, con diferentes métodos y sabores. 
 

Como ya os comenté en la clásica Hogaza de pan, fogassa de Castellón, conseguir una buena hogaza con su corteza crujiente y una buena miga, es una de las mayores satisfacciones que nos puede dar el hacer pan en casa......amasarla, esperar el tiempo de fermentación, darle la forma para hornearla, y luego oler el aroma de la hogaza recién hecha....no tiene precio!!

 

Ya se que cuando hace calor no apetece encender el horno, pero siempre hay algún día o algún rato en el que no molesta tanto y los podemos aprovechar para hornear.

La hogaza es un pan grande y redondo que tiene mucha miga y una corteza crujiente. Es un pan muy de pueblo, y muy antiguo, ya que en sus inicios se hacía sin levadura porque no se había descubierto.


La hogaza que se hace en los pueblos de Castellón es algo más chata que las hogazas de otros pueblos de España; es una hogaza rústica de corteza gruesa y crujiente, con una miga esponjosa, y unos cortes en la superficie con forma de cuadrado.

 

Si os animáis a hacer vuestra propia hogaza en casa, podéis optar por la clásica y amasada a mano, en panificadora, de centeno y con brócoli, de romero.....


Pero esta vez la he hecho como antiguamente, con una masa madre casera que tengo siempre en la nevera y que utilizo cada vez más para hornear mis panes. Y además le he añadido pimentón dulce y aceite de oliva virgen.......una delicia de hogaza, sabrosa y con mucho aroma!!

Ingredientes:

  • 160g. de masa madre, refrescada 2 veces.
  • 400g. de harina panificable.
  • 150g. de harina suave.
  • 340g. de agua.
  • 12g. de sal.
  • 10g. de aceite de oliva virgen, 2 cucharadas.
  • 10g. de pimentón dulce, 2 cucharaditas.

Modo de hacerlo:

Si la MM la tengo en la nevera varios días o semanas, le hago un par de refrescos o 3, depende de lo dormida que esté.

En esta ocasión le he hecho 2 refrescos en 2 días:

El 1º con 20g. de MM, 40g. de harina y 40g. de agua.

El 2º con 100g. de MM, 100g. de agua, y 100g. de harina.

Vamos con la masa:

  • Pon en un bol grande la masa madre, las harinas, el agua, la sal, el aceite y el pimentón, mezcla todo bien.
  • Como la masa te quedará algo pegajosa, déjala que descanse unos 10 o 15 minutos en el bol tapado. Pasado el tiempo verás que la masa está más unida y no se pega tanto.
  • Una vez está la masa mezclada, utiliza el sistema de pliegues, que puedes ver mejor como se hace en la receta de "Pan sencillo sin amasado"
  • Mójate un poco la mano, coge la masa por un lado como si fuera una pala y estírala con cuidado, ahora dóblala sobre si misma, haz lo mismo por los 4 lados y cierra la masa como si fuera un paquetito.
  • Espera unos 15 minutos y repite lo mismo. Haz esto del reposo y doblado unas 4 o 5 veces.
  • Tapa el bol con un trapo húmedo y deja que fermente de 2 a 3 horas.
 
  • Vuelca la masa sobre la mesa y bolea dando forma redonda con suavidad para no desgasificar demasiado.
  • Deja reposar la masa sobre una tela enharinada para que fermente 1 hora más.
  • Baja la masa de hogaza apretando suavemente con las manos y deja que fermente otra hora más.
  • Coge un poco de harina con las manos y pásala por la masa, así cuando esté cocida quedará más rústica.
  • Haz unos corte con una cuchilla bien afilada en forma de cuarado o rectángulo.
  • Precalienta el horno a 230º con calor arriba y abajo y pon una bandeja metálica en la base del horno para generar vapor.
  • Pon la hogaza en el horno y echa en la bandeja metálica agua caliente al comenzar la cocción. Pasados 15 minutos, quita la bandeja con agua y continúa otros 45 minutos a 200º hasta completar 1 hora de horno.
  • Saca con cuidado la hogaza del horno y deja que se enfríe sobre una rejilla.


Es una hogaza con mucho aroma y sabor, y queda riquísima solo con un buen chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Espero que te guste.

Cavity cake de café y chocolate


Hoy vamos a preparar un bizcocho o pastel delicioso, jugoso y con unos matices de sabores muy agradables, es un bizcocho perfecto para cualquier celebración.

Este pastel de café, relleno de chocolate con leche aromatizado con café, y adornado con una deliciosa ganache de chocolate negro, os aseguro que es increíble....está riquísimo!!

Cuando cortas un trozo de este bizcocho, y lo pruebas, cada cucharada es un combinación de sabores del chocolate junto al café, que hace que cada bocado sea exquisito!!

El cavity cake es un bizcocho que no conocía, y aunque la verdad es que ni siquiera sabía que existía, es un pastel que ya se queda en mi casa, para algún cumpleaños o comida familiar.


Hacer esta pastel que no había oído hasta ahora, ha sido gracias a Carolina y Toñi del reto Desafío en la cocina, ya que en mayo celebramos el 10º cumpleaños del reto.

Pero no todo es alegría en la celebración de este cumpleaños, ya que este desafío es el último, Desafío en la cocina se cierra.....Las desafiadoras de este reto lo empezaron con mucha ilusión, pero ya no están todas, y las que quedan no pueden con él, es mucho trabajo.

 

Yo entré en este reto de la mano de mi amiga Catina de La cocina de Catina, me dijo que me divertiría mucho y así ha sido.....Mi primer desafío fueron unas Barritas energéticas sin azúcar que no hubiera hecho nunca, como la mayoría de los desafíos del reto.


Y para despedir el reto como se merece, nos han propuesto hacer este pastel.....la Cavity cake, o lo que es lo mismo, un bizcocho o pastel cavado, vaciado con un aro y rellenado.


Ingredientes:(molde de 15cm)

Para el bizcocho:

  • 100ml. de leche o 1 yogur.
  • 100g. de azúcar.
  • 1 huevo.
  • 1 cucharada de Nescafé.
  • 75g. de aceite de oliva suave.
  • 2 cucharadas de café expreso. 
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • 1 cucharadita de levadura tipo Royal.
  • 1 pizca de sal.
  • 150g. de harina.

Para el relleno:
  • 200ml. de nata postres.
  • 150g. de chocolate con leche postres.
  • 1 cucharada de café.
Para la ganache o glaseado:
  • 125ml. de nata postres.
  • 100g. de chocolate negro.
 
Modo de hacerlo:
El bizcocho:
  • Pon en un bol grande el huevo y bátelo bien.
  • Añade el aceite, el azúcar y la leche, mezcla y bate todo bien hasta formar una crema.
  • Echa el Nescafé y sigue batiendo.
  • Echa la tacita de café expreso.
  • Añade ahora el bicarbonato, la levadura y la sal.
  • Ves echando la harina tamizada y remueve mezclando todo bien.
  • Engrasa con un poco de aceite el molde que vayas a utilizar.
  • Echa en el molde la masa del bizcocho y deja que repose unos 5 minutos, o hasta que veas que empiezan a salir burbujas. 
  • Mientras reposa la masa, precalienta el horno a 180º.
  • Hornea el bizcocho durante unos 35 o 40 minutos, el tiempo siempre depende de tu horno.
Mientras se cuece el bizcocho preparamos el relleno y el glaseado.... 
El relleno:
  • Pon la nata en un bol y caliéntala al fuego o en el microondas hasta el punto de ebullición.
  • Echa en el bol el chocolate troceado y remueve hasta que esté totalmente disuelto.
  • Añade la cucharada de café y bate todo bien hasta que quede una crema suave.
  • Deja que se enfríe un poco pero no demasiado, tiene que estar a temperatura ambiente para poderlo echar en el bizcocho.
El glaseado:
  • Calienta la nata hasta que llegue a hervir y añade el chocolate troceado.
  • Remueve y bate hasta que el chocolate se derrita y esté cremoso.
  • Deja que se enfríe y alcance la consistencia cremosa para ponerlo en la manga pastelera.
Seguimos con el bizcocho:
  • Cuando esté cocido, deja que se enfríe por completo.
  • Coge un aro de unos 10cm. y corta un círculo del bizcocho desde el centro.
  • Corta el trozo de bizcocho que has sacado con el aro en 2 trozos más finos.
  • Vuelve a poner en el centro del bizcocho uno de los dos trozos que has cortado para que sirva de base.
  • Echa todo el relleno de chocolate que has reservado, y tapa con el otro trocito de bizcocho cortado. Guarda en la nevera durante unas 4 horas, o mejor de un día para otro.
  • Pon el glaseado en una manga pastelera y adorna el bizcocho como más te guste.

No he podido poner las fotos del paso a paso del bizcocho y glaseado, porque se me paró la cámara.
Pero como es un pastel que ya se ha quedado en mi casa porque les ha encantado a mis hijos, la haré más veces y lo fotografiaré mejor.
 
Espero que te guste.

Carolina, Toñi, gracias por todo vuestro esfuerzo de estos años, espero que os vaya muy bien y que nos sigamos viendo por las redes.

Molletes con matalahúva, anisetes


Hoy vamos a preparar los panecillos más blanditos y con mejor aroma que hayas podido probar.
Los molletes ya de por sí, tienen una miga muy tierna y jugosa, pero estos que llevan anís en grano, tienen un aroma que no olvidarás!!

Hacer pan en casa es una de las cosas que más me gustan en la cocina, y probar panes nuevos o hacer variaciones de los que ya he hecho otras veces, me encanta....
Los molletes los publiqué hace poco más de un año, y nos gustaron tanto, que ahora me apetecía probar el sabor de estos tiernos panecillos, añadiéndoles semillas de anís o matalahúva, que me gustan mucho en las masas......como en las rosquilletas, rollitos o cocas.
 
La receta de estos molletes con anisetes, es de Ibán Yarza uno de mis maestros panaderos preferidos, con él es muy sencillo hacer pan por lo bien que lo explica y los consejos que da.

Estos molletes tienen una miga muy jugosa y un aroma inolvidable gracias al anís en grano. La mayor característica de estos tiernos panecillitos, es que son un pan poco cocido, tienen que quedar muy blanditos y poco hechos, esto se consigue con una alta hidratación de la masa.
Las técnicas de amasado y formado que utiliza Iban, son la del amasado a pliegues, que puedes ver en la receta Pan sencillo sin amasar, y después, la del formado en una taza.....
 
Los molletes son perfectos para el desayuno, merienda o incluso para alguna cena informal, lo mejor es calentarlos solo por fuera antes de abrirlos, y así la miga queda súper tierna y esponjosa, y con un olor a pan recién horneado que quita el sentío....para luego rellenarlo con alguna mezcla.

O también puedes cortarlo por la mitad, tostarlo y luego regarlo con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, para tomarlo solo, o acompañarlo de un buen jamón ibérico, manteca colorá....o lo que más te guste.

Ingredientes:
Para el prefermento o MM:
  • 0,2g. de levadura fresca (como una lenteja).
  • 60g. de agua.
  • 100g. de harina floja.

Para la masa final:

  • 160g. de MM, todo el prefermento.
  • 500g. de harina panificable.
  • 2g. de levadura fresca.
  • 370g. de agua.
  • 10g. de sal.
  • 2 cucharaditas de anís en grano, matalahúva
Modo de hacerlo:
 El prefermento:(el día antes)
  • Calienta un poco el agua y disuelve la levadura en ella.
  • Pon en un bol todos los ingredientes y mezcla bien con una cuchara de madera.
  • Tapa con papel film y deja que repose unas dos horas antes de ponerlo en la nevera.
  • Deja el prefermento toda la noche en la nevera.

La masa final:
Al día siguiente saca el prefermento de la nevera y deja a temperatura ambiente, una media hora antes de hacer la masa final.
  • Pon en un bol grande todos los ingredientes y mezcla bien, la masa será muy pegajosa y blanda, pero deja que repose unos 10 o 15 minutos para que se cohesione.

  • Ahora amasa con el método de pliegues, (puedes ver como se hace aquí). Con la mano mojada, coge la masa, estira y pliega la masa sobre si misma.
  • Espera unos 20 o 25 minutos y repite el pliegue.
  • Repite esta operación de pliegue y reposos cuatro o cinco veces, hasta que la masa tenga algo de cuerpo y esté más fina; a partir del segundo o tercer pliegue, notarás que la masa tiene mucho más cuerpo.
  • Deja que fermente entre 3 o 4 horas.
  • Utiliza una tacita de café, de unos 100 o 150ml. de capacidad, a modo de pala (para saber la capacidad de la tacita, pesa el agua que le cabe dentro, los gr. equivaldrán a ml). 
  • Prepara un bol con agua.
  • Sumerge completamente la taza en el bol con agua para que la masa no se le pegue, llena la taza de masa, como si fuera una pala.
  • Prepara la bandeja del horno con una cama de harina de 1cm. 
  • Tira rápidamente la masa de la taza sobre la harina para que no se pegue.
  • Espolvorea harina sobre los molletes y con la palma de la mano, corrige su forma si es que no estuvieran más o menos circulares.


  • Deja que fermenten durante 1,30 a 2 horas.
  • Precalienta el horno a 250º.
  • Ahora pasa con delicadeza los molletes a una hoja de papel de horno.
  • Antes de enhornearlos, aplástalos ligeramente con la palma de la mano. 
  • Cuece durante unos 8 o 10 minutos en el horno con calor arriba y abajo, sin vapor.
  • Deja que se enfríen en una rejilla.
Con estas cantidades me salieron 6 molletes, pero si lo prefieres, puedes hacerlos más pequeños.

Se pueden congelar y quedan perfectos.

Espero que te guste.

Nidos de pasta con espinacas y huevo

Hace tiempo que no publico un plato de pasta y como creo que ya tocaba, hoy os propongo presentarla de una manera diferente. Vamos a preparar unos deliciosos nidos de tallarines con espinacas, huevo y queso, una manera individual de servir la pasta, llena de sabor al paladar y bonita presentación para la vista.
 

Esta riquísima receta de pasta, es de mi cocinero favorito, Karlos Arguiñano, y que como casi todas las que suele hacer, es una receta muy sencilla, rápida, económica y con pocos ingredientes.....lo que siempre es un acierto!!

 

Si eres un fiel seguidor, o seguidora, de mis recetas, ya sabrás que tengo varias recetas suyas publicadas en el blog, como los Huevos a la Berrichona, las Coles de Bruselas con jamón, una riquísima Pescadilla al vapor con puré de cebolla, un espectacular Timbal de patata con manzana y queso al microondas, o una suave Crema de cebolla con puré de patata, y también alguna dulce, como este delicioso Pastel de queso japonés.

Hacer esta original receta de pasta con espinacas, ha sido gracias al reto Alfabeto salado de la mano de Elena, Mis Pimienta, ya que esos dos ingredientes son los propuestos de este mes.


La pasta es uno de los alimentos que más gustan a todos, tanto a mayores como a pequeños, y es muy importante en la dieta mediterránea, ya que es una buena fuerte de energía.

Las espinacas son una fuente excelente de vitaminas, que quedan de categoría dentro de los nidos de pasta, junto al huevo y al queso, que le dán ese punto cremoso al plato.

Esta receta la he hecho con tallarines, pero puedes utilizar el tipo de pasta larga que más te guste, como los espaguetis que siempre solemos tener en casa.


Ingredientes:

  • 200g. de tallarines o espaguetis.
  • 200g. de espinacas.
  • 4 huevos.
  • 3 dientes de ajo.
  • 4 lonchas de queso, o queso rallado.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Vinagre.
  • Sal.
Modo de hacerlo:
  • Pon a calentar abundante agua en una cazuela, cuando empiece a hervir, echa un puñadito de sal y un chorrito de aceite.
  • Añade los tallarines y deja que se cuezan el tiempo que te indique en el paquete.
  • Escurre y refresca la pasta en agua fría para que no se apelmace, cuela y reserva.
  • Calienta agua en una sartén o cazuela ancha y echa un chorrito de vinagre.
  • Cuando empiece a hervir, agrega los huevos, escálfalos durante unos 3 minutos y sácalos del agua, resérvalos en un bol con agua fría. No los cuezas más tiempo porque luego en el horno se terminan de hacer.

  • Pon una sartén al fuego con un poco de aceite, añade dos dientes de ajo pelados y cortados en láminas.
  • Añade los tallarines y saltéalos.
  • Sácalos y ponlos en una fuente que pueda ir al horno, formando 4 nidos.
  • Ahora echa otro chorrito de aceite en la misma sartén y añade el otro diente de ajo pelado y cortado.
  • Pon las espinacas en la sartén bien limpias y cortadas, tapa la sartén y saltéalas hasta que veas que han reducido y están casi hechas.
  • Rellena con las espinacas cada nido de pasta.
  • Pon un huevo escalfado sobre las espinacas y espolvorea con el queso rallado. Gratina en el horno durante unos 3 o 4 minutos.
  • Sirve los nidos bien calientes.


En el momento de servir, haz un corte en el huevo para que salga la yema y se impregne la pasta con su cremosidad.

Yo he puesto solo dos nidos con huevos para probar como estaban, con y sin huevo.....
Es un plato de pasta diferente, muy original y especialmente delicioso!!

Espero que te guste.

Si quieres ver los riquísimos platos con espinacas y pasta de mis compañeras de reto, pincha en la foto del logo:

Gracias por tu visita!!
Si me dejas un comentario, me haces muy feliz ya que me ayuda mucho!!
Que Recetas

Participo en: