Tortilla marinera


Si hay un plato que combina con infinidad de ingredientes, ese es la tortilla; la puedes rellenar con cualquier ingrediente que tengas en tu cocina, que siempre quedará riquísima y deliciosa!!

Hoy vamos a preparar una tortilla con sabor a mar, una especialidad de los pueblos marineros....sobre todo de los pueblos costeros de la Plana Alta en la provincia de Castellón, y con la que vamos a disfrutar de las sabrosas gambas rojas y mejillones de esta comarca.

La tortilla marinera o truita, como la llamamos aquí, tiene una mezcla de sabores exquisita, ya que combina el sabor del marisco con el intenso toque a mar del mejillón o clòtxina valenciana.

Hacer una tortilla casera, la mejor tortilla de la abuela, de aprovechamiento, de espárragos trigueros, de habas, de patatas, de chorizo y pimiento......del relleno que queramos, esa ha sido la propuesta de Verónica y de Patricia para el reto Typical Spanish de este mes.

La única condición que nos han puesto, es que los ingredientes de la tortilla sean típicos de nuestra tierra, típicos españoles!!

Tengo ya publicadas varias tortillas con diferentes ingredientes y a cada cual más rica, como una de anchoas en conserva, de verduras, de bacalao y papas, de canónigos y queso brie.....ahora le ha tocado a la marinera!!

En esta ocasión he utilizado mejillones normales porque ahora no es época de clòtxinas!!
Ingredientes:
  • 1 cebolla tierna.
  • 1 pimiento rojo mediano.
  • 4 huevos.
  • Gambitas pequeñas.
  • Mejillones del terreno o clòtxines.
  • Perejil.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Pimienta molida.
  • Sal.
    Modo de hacerlo:
    • Limpia bien los mejillones y ponlos a cocer en una cazuela con medio vasito de agua hasta que se abran.
    • Cuando estén abiertos escurre el caldo y saca los mejillones de las conchas, reserva.
    • Pela las gambitas y las reserva con los mejillones.
    • Pela y corta en juliana el pimiento y la cebolleta.
    • Lava y pica menudo el perejil.
    • Pon una sartén al fuego, con un poco de aceite de oliva.
    • Cuando esté caliente añade y sofríe el pimiento y la cebolleta.
    • Cuando estén casi hechos, salpimenta y añade las gambitas peladas y el perejil picado, remueve con cuidado. 

    • Cuando las gambitas hayan cambiado de color, añade los mejillones o clòtxinas.
    • Mientras se rehoga todo junto, bate los huevos.
    • Añade los huevos batidos y remueve un poco como para cualquier tortilla y deja que se cuaje por un lado.
    • Cuando ya esté jugoso, dale la vuelta y dora por el otro lado.


    La tortilla marinera también puede hacerse para aprovechar restos de mariscos y también de pescados; por lo que puede considerarse que es una receta de aprovechamiento!!

    Espero que te guste.

    Si quieres ver las tortillas que han preparado mis compañeras de reto, pincha en la foto del logo:

    Y como esta receta es una tortilla de categoría.....también quiero incluirla en el Club de la tortilla perfecta de Concha que estoy segura de que le encantará!!

    Bacalao gratinado con ajoaceite de almendra

    Que el bacalao en salazón me encanta, ya os lo he contado en alguna que otra receta de las muchas que tengo publicadas con este sabroso pescado, pero ahora os dejo una nueva, que a la vez es una receta clásica que se ha hecho siempre en las casas! 

    El bacalao gratinado al horno con ajoaceite o all i oli, es una receta sencilla y muy sabrosa....y si además le añades almendra molida al ajoaceite y le pones por encima unas almendras crudas o fritas, se convierte en un plato exquisito!

    En mi casa se ha comido siempre el bacalao en salazón, casi nunca el fresco; personalmente creo que hay recetas con bacalao salado que son una delicia insuperable, como son las albóndigas o mandonguilles, el bacalao con tomate y este plato de bacalao con all i oli!!
    El bacalao al horno con all i oli, es un plato casero y tradicional en nuestras tierras valencianas; se puede hacer tanto con bacalao fresco como salado, es un plato que aunque puede parecer una especialidad cara de nuestra cocina, no lo es, porque viene de una época donde el bacalao era uno de los recursos que sacaban de más de un apuro a quien no tenía para comer, era el recurso del pobre.....como la mayoría de los salazones, sobre todo las de pescado.

    A este plato tan nuestro le he añadido otro ingrediente que también lo es, la almendra....sobre todo la marcona que es la que yo he utilizado para esta receta y que compré en un pueblo del interior, están buenísimas y quería utilizarlas.
    La idea de ponerle almendra a este plato tan clásico ha sido para el reto de Elena, Alfabeto salado. Estamos a 1 de febrero y toca este reto tan rico y salado y al que no siempre puedo participar.....pero este mes no podía faltar, ya que la suerte de elegir ingrediente nos tocó a Mercedes de Merc´s cake y a una servidora, salieron las letras B y F, y decidimos que los ingredientes fueran el bacalao y los frutos secos!!

    Como ya he comentado al principio, tengo muchas recetas con bacalao, y tres de ellas con frutos secos, como el bacalao con pasas y piñones en microondas, las tortitas de bacalao y las albóndigas o mandonguilles de bacalao......pero con almendras ninguna; así que pensé, que añadir almendra molida al ajoaceite y ponerle unas almendras por encima a gratinar, le darían un toque diferente y exquisito a este plato.....y no me equivoqué, estaba delicioso!!
    Ingredientes:(4 personas)

    • 500g. de bacalao ya desalado, fresco o congelado.
    • All i oli o ajoaceite. Puedes ver la receta aquí.
    • Almendras crudas o fritas.
    • Almendra molida.
    • Aceite de oliva virgen extra.
    Modo de hacerlo:
    Si tienes el bacalao en salazón tienes que desalarlo primero durante 2 días con varias aguas para asegurar que ha perdido la sal, pincha aquí y verás como se hace.
    Luego córtalo en trozos o lomos más o menos iguales.

    • Mezcla dos cucharadas de almendra molida con 4 o 5 de ajoaceite.
    • Pon en una fuente grande para el horno un chorrito de aceite y encima los trozos de bacalao con la piel hacia abajo.
    • Cubre con una capa generosa de ajoaceite y almendra por encima de cada lomo de bacalao de manera que quede como una costra.
    • Coloca unas cuantas almendras crudas o fritas por encima del ajoaceite.
    • Pon la fuente en el horno precalentado a 180º y hornea durante 10 minutos, luego pon el gratinador a 200º y gratina un par de minutos. Ten cuidado de que no se queme.
    Sirve recién hecho y a disfrutar!!

    Las almendras que he puesto para adornar las he frito en aceite de oliva virgen extra, y una vez fuera de la sartén, sazonadas con un buen puñado de sal.....están riquísimas!!
    Espero que te guste.
    http://www.misspimienta.com/p/reto-alfabeto-salado.html

    Helado de moras y queso


    Yo soy de la opinión de que los helados también son para el invierno, me gustan para acompañar algún postre con el que quedan geniales; es verdad que sólo los tomamos en alguna que otra ocasión especial, pero creo que ponen un delicioso final a una buena comida de domingo o de fiesta......además, los helados siempre nos hacen estar de mejor humor!!

    Estas navidades pasadas, mi amiga Paquita me regaló un botecito lleno de moras silvestres que había recogido a finales del verano y que tenía congeladas, cuando me las dio me dijo que seguro que yo haría algo bueno con ellas.....le agradecí mucho el regalo y su confianza en mi.

    Me puse a pensar que hacer con ellas, no habían muchas, así que para mermelada no me daba.....podía ser para una tarta, un bizcocho, para magdalenas.....pero no, decidí hacer helado de moras que me encanta!!

    Para hacerlo más cremoso pensé en ponerle queso en lugar de leche, y te aseguro que fue todo un acierto; la cremosidad del queso junto al sabor y el toque ácido de la mora hacen de este helado una experiencia maravillosa!!

    Hacer este helado con queso me vino doblemente bien, por un lado por lo rico que queda, y por otro porque con él participo en el reto Tus Recetas, ya que este mes, de los ingredientes que nos propuso Elvira para que votáramos, salió elegido el queso....

    Si los helados los hacemos en casa con frutas frescas y con leche o queso, los convertimos en un alimento saludable para todos, mayores y niños, ya que nos proporcionan calcio de la leche o queso y vitaminas de las frutas.
    Ingredientes:
    Como no tenía suficientes moras silvestres compré una cajita de las que venden en el supermercado, son más grandes pero están también muy buenas.
    • 200g. de moras.
    • 100g. de azúcar.
    • 200g. de queso cremoso.
    • 70ml. de leche desnatada.
    • Moras para decorar.
    Modo de hacerlo:
    • Pon en el vaso de la picadora las moras con el azúcar.
    • Tritura hasta que se forme una crema.
    • Añade el queso cremoso poco a poco y ves triturando a la vez.

    • Añade la leche y sigue batiendo con la batidora hasta que tengas una crema lisa y homogénea.

    • Cuela o tamiza la crema obtenida con la ayuda de un colador, para que no nos encontremos con las pepitas de las moras, a mi si fueran unas poquitas no me importaría encontrarme alguna, pero es que las moras tienen muchísimas y es bastante desagradable.
    • Utiliza la base de una cuchara para apretar y así ayudar a que pase la crema.

    Si tienes heladera:
    • Ponla en marcha y echa por la abertura la crema, deja una media hora en marcha o hasta que veas que está helado y cremoso.
    Si no tienes heladera:
    • Pon la crema en un tàper o en un bol de acero y mete en el congelador unas 4 a 6 horas.
    • Remueve de vez en cuando para romper los cristales de hielo.
    • Saca el helado 10-15 minutos antes de tomarlo para que puedas disfrutarlo en su punto.

    Es un helado riquísimo, sano y económico!!
    Gracias Paquita, sin tus moras no hubiera hecho este helado!!

    Espero que te guste.

    Si quieres ver las recetas con queso que han preparado mis compañeras de reto, pincha en la foto del logo:
    https://retotusrecetas.blogspot.com/2020/01/recetas-con-queso-reto-de-enero-de-2020.html?fbclid=IwAR3GjGVpibde5kFk9v2I3zx-Xeb-JPsTrRV-z4RUCFULbFphXfZGiRVmrS0

    Flan de huevo casero


    El flan de huevo casero es una de esas recetas tradicionales que todos tenemos en el recuerdo desde la niñez. Es el clásico postre que nos hacían las abuelitas y nuestras madres, sobre todo los domingos y días de fiesta.
    Es también uno de los postres más conocidos y populares en España que no suele faltar en las cartas y menús de cualquier restaurante.

    El flan de huevo es un postre muy sencillo de preparar y que gusta a todos.....ya es verdad que hay ocasiones en que el mejor placer se encuentra en las cosas más simples!!
    El flan de huevo siempre ha sido, junto al arroz con leche, mi postre preferido, y por eso a mis familia también les encanta, lo he hecho desde siempre, de diferentes maneras y sabores.

    Casi siempre suelo hacer el flan de leche condensada que es el que tengo publicado, por eso, cuando entré en el blog de Maribel, Picoteando ideas a cogerle una receta para el reto Asaltablogs de la mano de Marga, y después de dar mil vueltas por su cocina y llenar un folio con recetas que me gustaban (casi todas dulces jeje) vi que tenía este flan de huevo casero.... y me lo quedé!!

    Maribel es una madrileña que le encanta cocinar y que lleva mucho tiempo haciéndolo; para ella, el blog es una herramienta genial para mostrar todo tipo de cocina tradicional o con algunos giros mas divertidos.
    Ingredientes: (8 raciones)
    Yo he hecho la mitad de las cantidades y me han salido 4 flanes grandecitos, pero te pongo como lo ha hecho Maribel:
    • 1l. de leche.
    • 250g. de azúcar.
    • 7 huevos.
    • 1 rama de canela.
    • Piel de limón.
    • 2cdas de azúcar y 1cda de agua para el caramelo.
      Modo de hacerlo:
      • Hierve a fuego medio la leche con la cáscara de limón, la rama de canela y el azúcar, remueve mientras esté hirviendo unos minutos.
      • Aparta del fuego y deja que se enfríe. 
      • Bate bien los huevos y mezcla con la leche reservada y fría.
      • Prepara el almíbar a punto de caramelo calentando el azúcar con el agua en una sartén hasta que veas que tiene un color dorado.

          • Recubre el fondo de las flaneras con el caramelo recién hecho y deja que se enfríe.
          • Cuela la mezcla de leche y huevos y vierte sobre los molde caramelizados.
          • Coloca las flaneras en una fuente honda con unos dedos de agua, para que lleguen a la mitad de los moldes, más o menos.
          • Hornea al baño María a 180º durante unos 35 o 40 minutos o hasta que compruebes que están cuajados.
          • Saca la fuente del horno y deja que se enfríen.
          • Cubre cada flan con papel de aluminio y ponlos en la nevera.


            No deben cocer durante más tiempo del necesario para que no se endurezcan, pero tampoco deben quedar poco cocidos puesto que se romperían al desmoldarlos.
            Para comprobar si un flan está cuajado pincha con una aguja larga, si sale limpia es que está en su punto.

            Los flanes se conservan en la nevera un par de días.

            Espero que te guste.

            Bueno Maribel, ha sido un placer entrar en tu cocina....cuando publique alguna de las recetas que me he guardado te avisaré!!


            Si te gusta el flan, pincha en los enlaces y verás toda la variedad de flanes que puedes encontrar en el blog: de chocolate, de mandarina, de café, de leche condensada, de plátano, de galletas oreo, de queso y leche condensada, de naranja, de chocolate blanco, de coco y caramelo, de leche de almendras, de manzana, y de vainilla.

            Quiche de sobras de cocido


            Si hay una receta que ha pasado de madres a hijas desde antaño es el cocido; en cada casa se hace de una manera, pero siempre heredado de como lo hacían nuestras abuelas.
            Aprovechar las sobras del cocido es algo que hemos aprendido en casa; mi madre siempre solía hacer croquetas, canelones, berenjenas rellenas.....y yo hago lo mismo.

            Lo normal es que cuando hacemos el caldo de cocido, hagamos una olla grande para que dure varios días, incluso para sacar diferentes platos de él; en la olla hay cantidad de carne, jamón, verduras y garbanzos.....y todo eso no se come en un día.
            Esta semana se me ocurrió preparar algo diferente con las sobras y las utilicé en algo que nos encanta en casa......una quiche....con sus garbanzos y todo!!
            ¿Que porqué una quiche? La idea me la dieron las chicas del reto Desafío en la cocina, ya que este mes nos propusieron preparar una quiche y así poder aprovechar los restos de platos navideños....o no!

            Sobras de estas navidades ya no me quedan, si acaso alguna que otra pastilla de turrón, pero como yo preparo todas las semanas, sobre todo en invierno, una olla de caldo, se me ocurrió hacer la quiche de las sobras del cocido.

            Por si acaso se lo comían todo como pasa alguna vez, me guardé un trozo de pollo, una patata, zanahoria y unos cuantos garbanzos.....suficiente para la quiche!!
            Vamos con la receta!!

            Ingredientes:
            • Carne del cocido, la que tu quieras.
            • 1 lámina de hojaldre o masa brisa.
            • 200ml. de leche Ideal o nata.
            • 3 huevos.
            • Sal.
            • Pimienta molida.
            • Nuez moscada.
            Modo de hacerlo:
            • Pon la lámina de hojaldre en el molde de quiche.
            • Pincha la masa con un tenedor para que no se levante y hornéala a 180º durante unos 10 minutos o hasta que veas que tiene algo de color.
            • Trocea la carne que vayas a poner; como lo normal es que esté muy cocida, solo con desmenuzarla a veces es suficiente.
            • Corta en rodajas la patata y la zanahoria.

            • Bate los huevos en un bol y añade la leche o nata, mezcla.
            • Añade la carne troceada y mezcla para que se impregne bien.
            • Sazona con un poco de sal, pimienta y una pizca de nuez moscada, a mi me encanta el sabor que le da a la crema, así que tu ponle la que te guste.

            • Saca la masa del horno y echa por encima todo el relleno de huevos, leche y carne.
            • Añade los garbanzos y mezcla.
            • Coloca por encima las rodajitas de patata y zanahoria, así le da un aspecto y color más bonito.
            • Pon la quiche en el horno precalentado a 180º y deja que se cueza durante unos 20 minutos o hasta que veas que el relleno ya está cuajado.
            • Saca y deja que se enfríe un poco antes de comerlo.
            • Sirve recién hecho.
            Ha sido la primera vez que hago una quiche con las sobras del cocido, pero te aseguro que no será la última...nos ha encantado a todos y estaba riquísima!!     

            Aprovecha las verduras y carnes que tu quieras, las que hayan sobrado o las que más te gusten!!       
            Espero que te guste.

            Si quieres ver la variedad de quiches de mis compañeras de reto, pincha en la foto del logo:                                                    
             https://desafioenlacocina1.blogspot.com/2020/01/quiche-79-desafio-en-la-cocina.html
            Y como esta receta es de aprovechamiento total, también va para el reto de mi amiga Marisa 1+/-100 Desperdicio 0 , un reto que consiste en hacer recetas en las que hayamos contribuido al reciclaje o aprovechamiento de los alimentos.
            Aprovechar los restos de nuestra cocina, nuestra nevera o despensa me parece un objetivo maravilloso con el que debemos concienciar a nuestros jóvenes!! 

            Si te gusta esta buenísima iniciativa de Marisa puedes unirte y colaborar con recetas cada vez que quieras, pincha en el logo y verás que sencillo es!!
            http://thermofan.blogspot.com/2018/05/1-100-desperdicio-0.html

            Alcachofas rehogadas con jamón

            Como ya os he comentado en alguna que otra receta, si hay una verdura que me gusta con locura es la alcachofa; asada al horno con un poquito de pimentón, aceite y sal o simplemente frita, es como más me gustan......están de categoría!!

            Pero me encantan también cocinadas de cualquier manera...en ensalada como la ensalada templada de alcachofas habitas y queso, con hojaldre o masa brisa como la quiché de alcachofas y carne, con marisco como las alcachofas con navajas, con carne como un rico pollo con alcachofas....y como no, con arroz en la rica paella!!

            Después de que las últimas recetas publicadas hayan sido todas dulces, creo que ya tocaba una salada, además, ha llegado el momento de empezar con recetas más saludables para quitarnos algún que otro kilito, que seguro hemos ganado con las fiestas.

            Las alcachofas rehogadas son una receta sencilla y sabrosa, pero sobre todo es sana y baja en calorías.
            La alcachofa tiene muy pocas calorías y regula el nivel de colesterol; nos proporciona una cocina sana, variada y equilibrada, como toda la dieta mediterránea.

            En Castellón tenemos una de las mejores alcachofas de España y además tiene Denominación de Origen...."La alcachofa de Benicarló"

            Esta alcachofa destaca por su forma chata, compacta, y por su peculiar hoyuelo, el agujero que tiene en la parte alta de las hojas.
            Para poder disfrutar de todo su sabor, la alcachofa tiene que consumirse fresca, y debe tener las hojas flexibles y estar muy apretadas.

            Cuando vayas a limpiar las alcachofas, es mejor que te pongas unos guantes finos de silicona porque manchan la piel de las manos y luego cuesta de quitar.


            Ingredientes:
            • 1Kg. de alcachofas. (por supuesto de Benicarló)
            • 200g. de guisantes o habitas congelados o frescos.
            • 150g. de jamón serrano, en taquitos.
            • Aceite de oliva virgen.
            • 1 limón.
            • 1 cucharadita de harina.
            • Un chorrito de vino blanco.
            • Sal.
            Modo de hacerlo:
            • Quita las hojas exteriores de las alcachofas.
            • Corta la parte de arriba dejando sólo el corazón de la alcachofa.
            • Pela y corta un trocito del rabo, a mi me gusta dejarlo siempre, pero si lo prefieres puedes cortarlo todo.
            • Corta las alcachofas por la mitad y frota cada trozo con limón. Ponlos en un bol con agua y el limón troceado para que no se oxiden y se hagan negros. 
            • Tira el agua del remojo y pasa las alcachofas a una cazuela con agua, sal, trozos de limón y perejil. Cuece a fuego medio durante unos 15 minutos, no las hiervas más tiempo que luego volverán a cocer y es mejor que queden algo duras.

            • Corta el jamón en taquitos y rehoga en una sartén con un poco de aceite.
            • Cuando el jamón haya cambiado de color, añade los guisantes y dales unas vueltas con cuidado.
            • Añade la harina y remueve para que pierda su sabor.
            • Vierte el vino blanco y deja que se evapore el alcohol, añade un vasito del caldo de cocción de las alcachofas, remueve y deja que cueza un par de minutos.

            • En una cazuela de barro pon los trozos de alcachofas directamente del agua de cocción sin colarlas.
            • Echa por encima de las alcachofas la mezcla de jamón y guisantes, prueba de sal y añade si hiciera falta.
            • Deja que se cueza todo junto a fuego lento, para que se mezclen los sabores, si ves que le hace falta, puedes añadir algo más de caldo.

            Sirve recién hecho.

            Las alcachofas rehogadas con jamón son muy sencillas de hacer, y es un plato perfecto para una comida o cena ligera.

            Espero que te guste.
            Gracias por tu visita!!
            Si me dejas un comentario, me haces muy feliz ya que me ayuda mucho!!

            Participo en: