Ensalada valenciana


Es indiscutible que aunque las tomamos todo el año, las ensaladas son del verano; y no la hay mejor en mi tierra, que la típica y tradicional ensalada valenciana.

Solemos llamar "ensalada valenciana" a la que está formada por productos de la huerta valenciana, hecha con las verduras que plantan los agricultores y que recogen en ese momento; como son la lechuga, el tomate, la cebolla, el pimiento y como no, siempre acompañadas de aceitunas partidas, dentro de la ensalada o en un platito aparte......y todo regado con un buen aceite de oliva virgen. (si es valenciano mejor que mejor jeje)

Las mejores ensaladas valencianas son las que nos preparamos en primavera y en verano porque es el momento del año, en que todos sus ingredientes están en su punto:
-Las lechugas están llenas de hojas tiernas.
-Las cebollas son las más tiernas, blancas y jugosas de todo el año.
-Los tomates están duros y de color verde, rojo o rosa.

Y si a todo esto le añadimos unos trocitos de tollina, mojama o unas anchoas caseras desaladas y en aceite, junto a las sabrosas aceitunas partidas o negras....se convierte en la mejor de las ensaladas.....la valenciana!!
Esta riquísima ensalada es el desafío que Toñi, de Que se cuece en mi cocina, nos ha propuesto para el reto Desafío en la cocina de este mes, tocaba receta salada y como llega el verano, nos ha hecho preparar una sencilla "ensalada".

Las ensaladas son un alimento muy importante para la salud y en la cocina; son fáciles y rápidas de preparar, se pueden decorar de mil maneras y con diversos ingredientes, además de que combinan con todo tipo de platos.

Las verduras que suelen formar parte de una ensalada tienen una gran riqueza en agua, y una escasa cantidad de proteínas e hidratos de carbono, por lo que su valor calórico es muy bajo. Son una fuente de vitaminas, minerales y fibra alimentaria, y contienen además, otras sustancias no nutrientes, que se muestran como protectoras frente a diferentes tipos de cancer.
Ingredientes:
  • 1 lechuga.
  • 2 tomates.
  • 2 cebollas secas o tiernas.
  • 1 pimiento verde o rojo crudo. (opcional)
  • Aceitunas verdes partidas.
  • Vinagre de vino.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal.
También se pueden añadir para hacerla más completa:
  • Huevo cocido.
  • Anchoas desaladas y en aceite. 
  • Mojama.
  • Tollina.
  • Zanahoria cruda rallada.
Modo de hacerlo:
  • Separa las hojas de la lechuga, lávalas y deja en remojo unos minutos para que se quede bien limpia.
  • Pela la cebolla y córtala en finas rodajas o en medias lunas.
  • Lava los tomates, quítales con un cuchillo el rabito y el corazón, y córtalos en gajos más o menos iguales.
  • Lava el pimiento verde y córtalo en rodajitas finas.
  • Escurre bien las hojas de lechuga y córtalas en trozos de tamaño que se puedan llevar a la boca con facilidad.
  • Pon en una fuente los trocitos de lechuga, luego las medias lunas de cebolla abiertas, las rodajitas de pimiento y los gajos de tomate.
  • Aliña todo con vinagre, sal y por último con un buen chorro de aceite de oliva.

Si le pones huevo duro, córtalo en gajos o medias lunas.
Si le añades mojama o tollina, córtalas en tiras finas.
La ensalada valenciana no puede faltar en la mesa cuando comemos nuestra típica paella.

El único secreto que tiene esta ensalada tan mediterránea es el de utilizar productos frescos de los agricultores de la comarca, y como no, aliñar con un buen aceite de oliva virgen!!

Espero que te guste.

Si quieres ver las ensaladas de mis otros compañeros de desafío, pincha en la foto del logo:                  https://desafioenlacocina1.blogspot.com/2019/06/ensaladas-73-desafio-en-la-cocina.html

Albaricoques en almíbar


Quedan pocos días para la llegada del verano, y si hay una fruta que me encanta de esta época del año es el albaricoque, para mi es la fruta veraniega con uno de los sabores más exquisitos del verano.

Después de la semana tan ajetreada que he tenido con el cambio de casa a donde veraneo, y después de varias recetas saladas, creo que nos hemos merecido un poco de dulce, un dulce rico y sano como estos albaricoques en conserva.

La mejor temporada de su consumo fresco va de junio a agosto; pero también puedes utilizarlos para hacer mermeladas, confituras, conservarlos en almíbar o dejarlos secar para obtener los orejones, y así disfrutar de ellos todo el año.

Hoy os propongo hacer una conserva para poder disfrutar durante mucho tiempo de su delicioso sabor. Aunque pueda parecerte que es algo complicado, te aseguro que es una receta muy sencilla y rápida de preparar. 

Además "las conservas" es el tema elegido por Rosa del blog Un toque de canela, como anfitriona de este mes, para el reto La cocina Typical Spanish, que organizan Verónica y Patricia.
Las conservas en tarros de cristal o en cualquier otro tipo de bote, las han hecho toda la vida las mujeres de los pueblos, sobre todo del interior, para conservar toda clase de frutas, verduras y también de embutidos sacados de las matanzas.

La primera vez que yo vi una despensa llena de botes con conservas fue en Terriente, un precioso pueblecito de la provincia de Teruel, allí estaba de maestro el padre de una amiga mía; fuimos a finales de los 70 durante las fiestas y me quedé encantada con el pueblo, con sus casas, su gente y sus despensas....era alucinante ver la cantidad de comida que tenían guardada; recuerdo que eran como pequeñas habitaciones con estantes en las paredes, llenos de botes con costilla, lomo, longanizas...todo en aceite, frito creo que se llama, también muchísimos con tomates enteros, frutas y mermeladas; también los había con trozos de queso en aceite.....una maravilla!! Me contaron que en invierno se quedaban aislados por la nieve y como estaban lejos de otros pueblos tenían que conservar todo lo que producían durante el año.
Tengo que explicar que yo era muy joven y vivía en una ciudad, pequeña, pero una ciudad, donde más o menos teníamos de todo; recuerdo que mi abuelita si que hacía alguna conserva de mermeladas y de tomates, pero nada más.

El albaricoque tiene un aroma suave y un color anaranjado o sonrosado, su carne es firme, pero como es una fruta que sigue madurando una vez cosechada, enseguida se hace blando y harinoso. Es una fruta de tamaño pequeño y redondo, tiene un surco que lo divide en dos mitades, su piel es aterciopelada y se puede comer con o sin ella ya que no es muy fácil de pelar.
El albaricoque aunque parece que sea muy dulce tiene un bajo contenido en azúcares, pero en cambio, tiene elevada la proporción de caroteno, vitamina C, potasio y magnesio.

Ingredientes: (para 2 tarros)
Lo primero que debes hacer es comprar los albaricoques en su justo momento de maduración para que conserven el sabor y el aroma de la fruta fresca. 
Si cuando compras los albaricoques no están bastante maduros,  al cocerse en el almíbar cogerán un tono verdoso y no estarán sabrosos; si por el contrario los compras demasiado maduros, al cocerse se deformarán y pueden convertirse en puré.
  • Un kilo de albaricoques.
  • 300gr. azúcar.
  • 300ml. de agua. 
  • Tarros esterilizados con tapa hermética.     
Modo de hacerlo:
  • Lava bien los albaricoques y no les quites la piel que al cocerse se separa ella sola.
  • Corta por la mitad y quítales el hueso. La mejor manera de quitarlo es cortando con un cuchillo por el surco que tienen hasta el hueso, luego gira cada trozo hacia un lado, como suele hacerse con los aguacates, y separa.

  • Pon en el fuego una cazuela con el agua y el azúcar, deja que el azúcar se disuelva.
  • Calienta hasta que coja el punto de ebullición y deja que hierva durante unos 5 minutos.
  • Añade los albaricoques y cuece en el almíbar, a fuego flojo, durante 2 minutos, te tienen que quedar ni duros ni muy blandos.

  • Saca los trozos de albaricoque y ves dejándolos en un plato para que se enfríen un poco. Verás como la piel sale enseguida.
  • Coloca los albaricoques en los tarros limpios y esterilizados.
  • Pon la cazuela con el almíbar al fuego fuerte otra vez y deja que se reduzca unos 2 o 3 minutos.
  • Rellena con él los tarros hasta su borde. 
  • Tapa herméticamente y deja que se enfríen boca abajo si vas a consumirlos pronto, pero si quieres guardarlos más tiempo tienes que esterilizarlos en agua hirviendo. Puedes ver como hacerlo pinchando en mermelada de cerezas.

La fruta en almíbar es una manera excelente de conservarlas para poder disfrutar de ellas todo el año, y también para preparar deliciosos postres.

Si te gustan los albaricoques tanto como a mi, también puedes preparar una riquísima mermelada de albaricoques.

Espero que te guste.                               
Si quieres ver las deliciosas conservas que han preparado mis compañeros de reto, pincha en la foto del logo:                                      
https://lacocinats.blogspot.com/2019/06/recopilatorio-conservas-caseras-tetengoenelbotets.html
Gracias Verónica por darme estos días de margen y haber permitido que mi receta entre en el recopilatorio fuera de tiempo!!

Endivias con manzana y remolacha

Seguimos en junio con recetas sencillas, sanas y rápidas de preparar. La ensalada de endivias con manzana y remolacha es un delicioso plato cargado de vitaminas y con pocas calorías, que te ayudará a controlar tu peso.

Como supongo que hacéis la mayoría, yo también me estoy cuidando para perder un poco de peso antes del verano; trato de hacerme platos ligeros pero apetecibles, para no aburrirme de comer siempre lo mismo.
Por eso, esta ensalada fresca, sabrosa y con un colorido espectacular, romperá la monotonía de tus platos, te alegrará y llenará tu mesa de color y sabor.
-La endivia contiene mucha fibra, folatos y provitamina C, potasio, fósforo, yodo y calcio.

-La remolacha es rica en yodo, sodio y potasio. Es diurética, laxante y depurativa.

-La manzana es una fuente de fibra, es la gran reguladora intestinal, asienta el estómago, trata la acidez y combate la inflamación digestiva. Tomada por las mañanas, tiene efecto depurativo. Ingredientes:
  • 2 manzanas.
  • 2 endivias.
  • 2 o 3 cucharadas de remolacha en conserva.
  • 1 limón.
Para la vinagreta:
  • 4 cucharadas de aceite de oliva.
  • 2 cucharadas de vinagre al estragón, de sidra.....como quieras.
  • Pimienta molida.
  • Sal.
Modo de hacerlo:
  • Quita el tronco duro a las endivias, separa las hojas y lávalas, seca las hojas y reserva.
  • Pela las manzanas y pártelas por la mitad, quita el corazón.
  • Corta las mitades de manzana en láminas de arriba abajo.
  • Exprime medio limón y echa unas gotitas por encima de la manzana para que no se oxide, reserva.
Prepara la vinagreta:
  • Pon en un bol todos los ingredientes y mezcla bien, sazona a tu gusto.
Vamos a emplatar:
  • Coloca en una fuente o plato las hojas de endivia en forma de flor.
  • Pon encima de cada hoja dos lonchas de manzana.
  • Coloca por encima, a tu gusto, las tiras de remolacha.
  • Aliña con un poco de la vinagreta por encima.
  • Sirve a parte el resto de la vinagreta.
Espero que te guste.

Crema fría de pepino


Empezamos junio con una receta sencilla, sana y fresca, ideal para los calores del verano; inauguramos la temporada de cremas y sopas frías!!
El ingrediente estrella de esta receta es el pepino, una verdura que me encanta, bien sea sólo con un chorrito de aceite y sal, en ensaladas, o en crema fría como esta que te pongo hoy.

El pepino es una verdura de verano que se encuentra presente en muchos de nuestros platos y que les añade frescura. ya que la mayor parte de su contenido es agua, por lo que ayuda a mantenernos hidratados.
El pepino es ligero, ya que solo aporta 15 calorías por cada 100g y contiene sales minerales y vitaminas; además es saciante, por lo que es perfecto para consumirlo en dietas de adelgazamiento.

Cuando los compres tienes que escoger los pepinos más verdes, sin manchas amarillas o defectos en la piel.
Para conservarlos bien es aconsejable guardarlos en la nevera, donde se conservan bien durante varios días.
Pero si tienes algunos pepinos varios días que ya han empezado a arrugarse y están algo feos, si además tienes algún yogur caducado que no sabes si comértelo, y alguna manzana o aguacate que están pidiendo que los utilices ya......entonces puedes aprovecharlo todo y preparar esta riquísima crema de pepino!!


Ingredientes: (2 personas)
  • 2 pepinos.
  • 1 manzana o aguacate.
  • 1 yogur natural desnatado.
  • Medio ajo pequeño.
  • Hierbabuena fresca o seca.
  • 100ml. de agua muy fría.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Pimienta molida.
  • Sal.
En la foto no está la manzana porque se me ha olvidado ponerla.

Modo de hacerlo:
  • Pela los pepinos y la manzana y córtalos en trozos.
  • Pela y pica el diente de ajo.
  • Si la hierbabuena es fresca lávala y pícala.
  • Pon el pepino, la manzana y el ajo picado en el vaso de la batidora.
  • Añade el yogur y tritura bien hasta conseguir una crema fina.
  • Añade agua fría hasta que tenga la crema la consistencia que te guste.
  • Salpimenta al gusto.

  • Sirve la crema en cuencos y espolvorea con la hierbabuena picada.
  • Aliña con un chorrito de aceite de oliva antes de servir la crema.

Puedes cambiar la manzana por aguacate o cualquier otra fruta que más te guste, o tengas a punto de estropearse.

Espero que te guste.

Con esta crema de aprovechamiento me sumo al proyecto  1+/- 100 desperdicio 0 , de mi amiga Marisa de Thermofan
Un proyecto que como ya te he comentado en otras ocasiones, es un reto que consiste en hacer recetas en las que hayamos contribuido al reciclaje o aprovechamiento de los alimentos, para no desperdiciar, ni tirar nada a la basura por no saber que cocinar.
http://thermofan.blogspot.com/2018/05/1-100-desperdicio-0.html

Chuletas de cordero con salsa de cúrcuma y miel


Si no recuerdo mal, creo que es la primera receta de cordero que publico en el blog; no es que no me guste, todo lo contrario, para mi es una de las carnes más sabrosas y suculentas por si solas, pero tengo colesterol desde hace años y no suelo comprarla.

Pero como a mi marido le encanta, de vez en cuando le hago unas chuletitas a la plancha, y muy de vez en cuando, sobre todo en las fiestas de aquí, le preparo una cazuela de cordero con patatas al horno......y es el más feliz de la tierra!!

Si te preguntas porque hoy he publicado esta receta de cordero, te diré que ha sido gracias a Elena de Miss pimienta, para el reto Alfabeto salado, ya que los ingredientes elegidos este mes han sido el cordero y la cúrcuma.
Sinceramente, mi primera impresión fue no participar este mes, pero luego pensé que le podía dar una sorpresa a mi marido y prepararle unas chuletitas más ricas.
Estas chuletas de cordero con salsa de cúrcuma y miel es una receta muy sabrosa, rápida y sencilla de hacer. La cúrcuma junto a la miel le dan un sabor increíble al cordero, es una mezcla de sabores única.

La miel, sola o con alguna especia, es una de mis preferidas para acompañar diferentes carnes, sobre todo la de cerdo, como la costilla de cerdo con mostaza y miel, o el secreto ibérico con mandarina y miel.
Con cordero no la había hecho, así que cuando vi que teníamos que hacer cordero con cúrcuma, enseguida pensé que la cúrcuma con la miel le iban a ir genial; y no me equivoqué, la salsa de miel y cúrcuma con el cordero estaba riquísima......según mi marido, claro......bueno, la verdad es que la salsa si que la probé y es una delicia!!

La cúrcuma tiene un poder antiinflamatorio que la convierte en una gran aliada frente al dolor, los problemas digestivos o el envejecimiento, y además sin efectos secundarios.

Ingredientes: (1 persona)
  • 4 o 5 chuletas de cordero.
  • 3 cucharadas de miel. (unos 50g.)
  • 1 cucharadita de cúrcuma.
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen.
  • Sal.
Modo de hacerlo:
  • Pon una sartén al fuego con la miel, caliéntala un poco para que se vaya fundiendo y así sea más fácil mezclar los demás ingredientes.
  • Tal como se vaya fundiendo la miel añade la cúrcuma. Enseguida verás que le da un color intenso y notarás el aroma de la cúrcuma.
  • Añade un poco de sal y mezcla.
  • Ahora ves echando poco a poco el aceite, pon sólo el que veas que necesita hasta conseguir una salsa líquida.

Vamos a preparar las chuletas:
  • Unta cada chuleta con la salsa de cúrcuma y miel, dale la vuelta y unta por detrás también, deja en adobo unos 5 minutos para que cojan sabor.
  • Pon una asadora o una sartén al fuego fuerte, cuando esté bien caliente pon las chuletas untadas directamente en la sartén, baja un poco el fuego y deja que se asen.
  • Dales la vuelta y asa por el otro lado. Ten cuidado con el fuego porque la salsa se quema facilmente.

Sirve recién hechas.
Como la mayoría de las salsas que llevan especias fuertes, lo mejor es que la adaptes a tu gusto, echa la cúrcuma poco a poco y ves probándola antes de echar más.

La salsa de cúrcuma y miel queda de categoría con pescados azules, con la carne de cerdo y también con aves.

Espero que te guste.

Si quieres ver las recetas de cordero con cúrcuma de mis compañeras de reto, pincha en la foto del logo:
http://www.misspimienta.com/p/reto-alfabeto-salado.html?fbclid=IwAR04XPsHHhm3enXaQW4dD3SSR18s01qr4ZIGZyR77QUj3L1LO6pTllHZXOc

Merluza gratinada con mayonesa de piquillos

Hoy os dejo una receta de pescado que para mi, es exquisita, no solo porque la merluza fresca me parece uno de los pescados blancos más buenos, sino porque va acompañada de una mayonesa de pimientos del piquillo, que hacen de esta receta un plato de categoría!!

Que me gustan los pimientos del piquillo es fácil de adivinar porque tengo varias recetas publicadas con ellos, bien sea utilizándolos enteros, en trocitos o triturados para hacer diferentes salsas. Los he utilizado en recetas al horno, en ensaladas, en bocadillo....de mil maneras, me encantan!!
Pero si hay una manera en la que están deliciosos, es haciendo una salsa o mayonesa con ellos, la hagas como la hagas está riquísima!! Puedes ver dos salsas en estas recetas: Pastel de judías verdes con salsa de piquillos, Flanecitos de atún y pimientos.

No me ha sido nada difícil pensar una receta para el reto de Elvira, Tus Recetas, ya que el ingrediente elegido este mes han sido los pimientos del piquillo, y como ya os he comentado, los utilizo bastante. Esta sencilla receta me encanta, la merluza gratinada al horno con una suave mayonesa de piquillos, es una receta llena de sabor.

La mayonesa de piquillos no puede ser más sencilla, y además está hecha con ingredientes que solemos tener en la despensa; es perfecta para acompañar cualquier plato de pescado blanco, de carne o de verduras.
Ingredientes: (2 personas)
  • 2 lomos de merluza fresca o congelada.
  • 1 cebolla pequeña.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal.
  • Pimienta molida.
Para la mayonesa de piquillos:
  • 200g. de mayonesa.
  • 150g. de pimientos del piquillo.
  • Sal.
Modo de hacerlo:
La mayonesa de piquillos:
  • Pon los pimientos en el vaso de una batidora y tritura.
  • Añade la mayonesa y sigue batiendo hasta conseguir una salsa fina.
  • Sazona con una pizca de sal.

  • Precalienta el horno a 180º.
  • Pela y corta en rodajas finas la cebolla.
  • Pon en una fuente de horno una cama con las rodajas de cebolla. 
  • Salpimenta y echa por encima un chorrito de aceite de oliva.
  • Coloca encima de la cebolla los dos lomos de merluza.

  • Cubre el pescado con la mayonesa de piquillos.
  • Hornea durante unos 20 minutos, y luego otros 5 minutos más para que se gratine la mayonesa. Ten en cuenta que el tiempo siempre depende de tu horno y de la cantidad o tamaño del pescado que pongas.

La merluza es un pescado que me gusta mucho, pero reconozco que es algo soso; cuando quiero darle sabor, esta receta va genial y además es rápida y sencilla!!

Espero que te guste.

Si quieres ver las recetas con piquillos de mis compañeras de reto, pincha en la foto del logo:
https://retotusrecetas.blogspot.com/2019/05/recetas-con-pimientos-del-piquillo-reto.html?fbclid=IwAR2UH0gvfF3Zd6D5KCvIL1ZvYt4D72KZTsVFQPz5FbdHalQ2SH0DN0bogxg