Sushi de salmón ahumado


El sushi está de moda, eso hay que reconocerlo, pero la verdad es que no gusta a todo el mundo; y eso es lo que me pasaba a mi,  ya que por más que lo he intentado no puedo con el pescado crudo.
Pero que no me guste el pescado crudo no quiere decir que no tenga que hacer sushi, ya que después de haber leído sobre él, me he dado cuenta de que en realidad, la palabra sushi se refiere al arroz con vinagre, no al relleno o a lo que lleva por encima, y que se puede preparar perfectamente con salmón ahumado, con surimi, con verduras o frutas......y está riquísimo.

Si soy sincera, sino es por el reto Desafío en la cocina, nunca se me hubiera ocurrido hacer sushi y me hubiera perdido un plato muy sabroso. Cuando Rocío de Chismes y cacharros, nuestra desafiadora de este mes, nos dio a conocer que teníamos que hacer sushi, lo primero que pensé es que este, sí que era un verdadero desafío para mi....

Después de leer las ideas y ayudas que nos dieron algunas compañeras del reto, me di cuenta de que podía hacerlo con ingredientes que no estuvieran crudos,  y como no quería perderme el reto decidí hacerlo con salmón ahumado, surimi y pepino.
No estoy muy puesta en sushi, pero creo que los que he hecho se llaman Maki y Nigiri.
El Sushi es un plato de origen japonés basado en arroz y pescado que dependiendo de los gustos puede estar crudo o ahumado, adobado con vinagre de arroz, azúcar, sal y otros ingredientes, como verduras, pescados o mariscos. Este plato es uno de los más reconocidos de la gastronomía japonesa y uno de los más populares internacionalmente.
Aunque normalmente se asocia el sushi con el pescado y el marisco, también puede llevar verduras o huevo, o incluso cualquier otro acompañante. El nombre sushi se refiere a la preparación del arroz. (Wikipedia)
Ingredientes:
  • 220g. de arroz para sushi (o cualquier otro arroz de grano corto).
  • 270ml. de agua.
  • 2 cucharadas soperas de vinagre de arroz.
  • 1 cucharada sopera de azúcar.
  • 1 pizca de sal.
  • Salmón ahumado.
  • 1 pepino.
  • Palitos de surimi.
  • Hojas de alga nori.
  • Salsa de soja.
 
Modo de hacerlo:
Primero de todo prepara el arroz:
Mide el arroz en un bol o taza grande para tomar luego la medida del agua que debe ser la misma que de arroz.
  • Pon el arroz en un recipiente grande y enjuágalo bien con agua fría, lavándolo con los dedos de forma circular.
  • Cuela el agua enseguida y repite el mismo proceso 4 o 5 veces más o hasta que veas que el agua está clara, esto es para quitarle el almidón.

  • Deja el arroz escurrido en el colador hasta que esté seco, unos 5 o 10 minutos.

  • Pon el arroz en una cazuela al fuego y echa la misma cantidad de agua que habías medido con el arroz. Una taza de arroz, una taza de agua.
  • Deja que coja el punto de ebullición y cuando empieces a ver las burbujas baja el fuego al mínimo y deja que se cueza unos 12 o 13 minutos tapado.
  • Pasado el tiempo apaga el fuego, tapa la cazuela otra vez y deja que repose otros 10 minutos.
Seguir el tiempo exacto es muy importante para que te quede bien el arroz.

Mientras reposa el arroz prepara el aderezo de vinagre:
  • En un bol pequeño mezcla las dos cucharadas soperas de vinagre, la de azúcar y la cucharadita de sal, remueve bien hasta que esté todo disuelto.

  • Pasado el tiempo de reposo del arroz, colócalo en una fuente amplia para que se airee. La fuente tiene que ser de cristal, madera o plástico pero no de metal, .
  • Añade el aderezo de vinagre por encima del arroz, remueve con cuidado con una pala de madera de arriba hacia abajo, nunca de forma circular para que no se aplaste, hasta que veas que el vinagre está por todo el arroz. Esto es lo que le da ese aspecto apelmazado al sushi.
  • Tapa con un trapo húmedo o papel film hasta que se haya enfriado.

Ahora preparamos los ingredientes para el maki:
  • Corta el salmón, el surimi y el pepino en tiras alargadas.
  • Coloca sobre una esterilla de bambú una alga nori, tienes que hacer coincidir las tiras de la alga sobre las tiras de la esterilla. Date cuenta de que el alga nori es lisa por un lado y rugosa por el otro, tienes que poner sobre la esterilla la cara lisa.
  • Cubre con una capa fina de arroz toda la alga menos un dedo del extremo de arriba para luego pegar el rollo.

    • Pon en un extremo del alga las tiras de salmón, el surimi y el pepino.
    • Empieza a enrollar ayudándote de la esterilla, hasta formar el rollo.
    • Moja con un poco de agua el trozo de alga sin arroz y pégalo al rollo. 
    • Deja que repose un rato en la nevera antes de cortarlo.

    • Corta con un cuchillo afilado el sushi por la mitad, luego cada mitad en otras dos, y cada trocito otra vez en dos, te salen 8 makis.
    • Haz lo mismo con las demás láminas de alga nori.

    Ahora vamos con los nigiri:
    Los nigiri son como unas pequeñas croquetas de arroz sobre las que se pone el pescado, en este caso salmón ahumado.
    • Corta el salmón ahumado en tiras anchas, del tamaño de una croqueta.
    • Mójate un poco los dedos de la mano y coge una pequeña porción de arroz. Colócala sobre la palma de los dedos y ves dándole forma de croqueta, con cuidado y sin aplastar los granos.

    • Pon por encima del arroz las láminas de salmón.
    Sirve los sushis acompañados de salsa de soja, wasabi.......
    Son súper fáciles de hacer, y te guste o no el pescado crudo, no dejes de probarlos, es un plato exquisito y están buenísimos!!
     
    Si quieres ver los sushis que han hecho mis compañeras de Desafío en la cocina pincha en la foto del logo!!
    https://desafioenlacocina1.blogspot.com/2018/11/crostata-67-desafio-en-la-cocina.html
    Espero que te guste.                                    

    Pan de romero en panificadora


    Hoy empezamos la semana haciendo pan, pero además es un pan muy sencillo, muy fácil, ya que lo hace todo la panificadora.
    Hacer pan en casa es una de las cosas que más satisfacción me da últimamente en la cocina, ver que con solo 3 o 4 ingredientes consigo hacer un pan recién hecho, crujiente y tierno a la vez, me encanta!!
    Si se tiene tiempo, no te puedes imaginar el placer que se siente cuando después de haber trabajado la masa y haber elaborado el pan, lo sacas del horno.....es una sensación increíble y como huele toda la cocina!!

    Pero siempre no tenemos tiempo de estar amasando, y es entonces cuando nos va de categoría tener una panificadora en casa ya que el proceso es muchísimo más rápido y cómodo, solo tenemos que poner los ingredientes en la cubeta, programar y dejar que haga su trabajo.
    El pan que conseguimos es un pan tierno muy parecido al pan de molde, pero al ser casero, es mucho más sano y sabroso.

    Este pan en panificadora es el primero del año que hacemos para el reto "El pan perfecto", un reto en el que ya llevamos varios meses intentando conseguir hacer buenos y diferentes panes, y siempre de la mano de  Marga, nuestra organizadora del reto.


    He hecho el pan con romero porque la verdad es que me encanta el aroma y el sabor que deja esta planta en el pan y en muchas de las recetas que hago.
    Tengo varios panes con romero ya publicados, si quieres verlos pincha en los enlaces: 

    Ingredientes:(1 pan de 750g.)
    • 500g. de harina de fuerza.
    • 1 sobre de levadura de panadería.
    • 350ml. de agua.
    • 1 cucharadita de sal.
    • 1 cucharada de romero seco
    • 1 cucharadita de tomillo seco.
    • 1 cucharadita de albahaca seca.
    Modo de hacerlo:
    • Saca la cubeta de la panificadora.
    • Pon primero de todo el agua y la la sal.
    • Luego añade la harina y pon por encima la levadura. 
    • Vuelve a poner la cubeta en la panificadora y elige el programa nº 1 (pan normal).
    • Selecciona el peso en 750gr. y escoge el tueste que prefieras (yo el medio).
    • Deja que la panificadora haga su trabajo.

    • Cuando haya pasado el primer amasado y la primera fermentación, oirás que la panificadora emite un pitido de aviso y en la pantalla aparece ADD y queda 1'20 de tiempo, en ese momento abre la panificadora y añade el romero, la albahaca y el tomillo. Vuelve a cerrarla y continua con el programa.
    • Cuando haya pasado la tercera fermentación y queden 0'56 minutos, justo antes del horneado, pulsa la tecla stop y saca la cubeta de la panificadora.
    • Saca la masa de la cubeta y quita las aspas de amasar y dale la forma que tu quieras a la masa.

    • Vuelve a poner la masa en la cubeta.
    • Introduce la cubeta en la panificadora, pulsa la tecla start stop y deja que finalice el horneado.

    • Para terminar desmolda el pan y lo dejas reposar sobre una rejilla.
    El pan en panificadora es un pan muy sencillo de hacer y queda muy tierno por dentro y crujiente por fuera.

    Como puedes ver en los panes que tengo publicados, se nota que me encanta el romero......y es que el pan con romero es un pan muy aromático y muy mediterráneo!!!
    Espero que te guste.

    Sardinas en escabeche


    Si hay un plato clásico de pescado en escabeche, es el de las sardinas. Es una receta de nuestra gastronomía tradicional que nunca pasa de moda y que a muchos nos trae recuerdos familiares.....
    Las sardinas en escabeche han sido y son muy cotidianas en mi familia, mi abuelita y mi madre las bordaban y yo creo que a mi tampoco me salen nada mal, ya que sigo con su misma receta....
    Además yo hago lo mismo que siempre hacían ellas, no las dejo probar a nadie hasta que no pasen un par de días; aunque la verdad es que mi marido, cuando me descuido, se come alguna, no se puede aguantar!!

    La sardina es un pescado sabroso, nutritivo y barato, muy popular y abundante en todas las costas de España.
    Las mejores sardinas son las que se capturan de mediados de la primavera hasta el final del verano, es entonces cuando están más cargadas de ácidos grasos Omega 3, que son muy beneficiosos para nuestra salud.


    Hay muchas recetas cotidianas y tradicionales en mi familia que aún no tengo publicadas, y eso es lo que me pasaba con este exquisito escabeche. Ha tenido que ser gracias al reto más español de la blogosfera, el reto Typical Spanish para que la publique; este mes, la primera anfitriona del año, Patricia de Patty's Cake, nos ha propuesto que hagamos encurtidos o escabeches.

    El escabeche es un método de conservación de alimentos en vinagre. El alimento se usa sin fermentar y se le añade vinagre además de aceite frito y especias como el laurel y la pimienta negra en grano. En el escabeche es frecuente que el alimento vaya pre-cocido o cocido antes de ser sumergido en el vinagre. El escabeche de carnes y pescados es muy común en la cocina española como las perdices o los mejillones en escabeche. (Fuente: conserva casera.blogspot.com).

    Tengo varias recetas de escabeche en el blog, os las pongo por si quieres echarle un vistazo:
    Caballa en escabeche, pollo en escabeche picante, pencas de acelga en escabeche y mejillones en escabeche.
     
    Ingredientes:
    • 1 kilo de sardinas.
    Para el escabeche:
    • 200ml. de vinagre.
    • 3 hojas de laurel.
    • 1 cucharadita de pimienta en grano.
    • 6 o 7 dientes de ajo.
    • 250ml. de aceite de oliva virgen extra.
    • Pimentón.
    • Sal. 
    • Harina para rebozar.
    Modo de hacerlo: 
    Yo he pedido en la pescadería que me limpiaran las sardinas y me las han dejado limpias y perfectas; si tu las tienes sin limpiar puedes hacerlo facilmente en casa.
    • Limpia bien las sardinas quitando las escamas, la cabeza y las tripas, lávalas bien con agua y déjalas que se escurran, sazónalas.

    • Pasa las sardinas por harina y sofríelas por tandas en abundante aceite caliente.
    • Ves pasándolas a una cazuela de barro y arréglalas por el fondo, una al lado de la otra, reserva.

    Vamos con el escabeche:
    • Pon en una sartén un poco del aceite de freir las sardinas después de haberlo colado y dejado enfriar, sofríe los dientes de ajo golpeados y con piel.
    • Añade las hojas de laurel, los granos de pimienta y el pimentón, remueve un poco.
    • Añade el vinagre y deja que se cueza a fuego lento unos 15 minutos.

    • Pasados los minutos, cubre las sardinas con el escabeche, tapa y deja que se enfríen.
    • Mueve la cazuela para que se impregnen bien todas las sardinas.
    Pasadas unas horas, o mucho mejor, un par de días en la nevera, es el momento de tomarlas.
     
    Están en su punto cuando se toman frías.

    Si quieres ver los escabeches o encurtidos de mis compañeras de reto, pincha en la foto del logo:
    https://lacocinats.blogspot.com/2019/02/recopilatorio-encurtidos-escabeches.html
    Espero que te guste.

    Arroz caldoso con verduras y galeras


    Si hay un plato que me gusta más que el "arroz", es el arroz caldoso, sea de lo que sea. Lo mismo me da que lleve carne que pescado o que sea de verduras, me gustan todos.
    El arroz caldoso es una receta muy mediterránea y muy familiar, en la mayoría de las casas se ha hecho de siempre.

    Antiguamente se utilizaba una olla a la que nuestra abuelas llamaba el perolet, por lo que al arroz caldoso, coloquialmente, se le decía Arroz en perolet!
    De todas las recetas que aprendí de mi abuelita y de mi madre, el arroz caldoso es una de mis preferidas para preparar la comida de diario.
    Hay muchísimas recetas valencianas de arroces caldosos, de carne, de pescado, de marisco, con verduras de temporada, con carne de caza.... 
    No se puede decir de donde son típicos cada uno de estos arroces porque la verdad es que hay de todo por todas partes; pero todos tienen en común la calidad del arroz de nuestra tierra y la variedad y riqueza de los ingredientes.

    El arroz caldoso, a medida que se va reposando se convierte en un arroz meloso, porque ya no es ni caldoso ni seco, sino que va perdiendo el líquido sabrosamente pero sin llegar a secarse; pero siempre con la condición de que el grano de arroz quede entero, que no se esclate, como decimos por aquí.

    Esta vez he hecho el arroz caldoso con verduras y galeras, aprovechando que ahora están muy bien de precio. El arroz con galeras es para mi uno de los más sabrosos que hay, lo mismo el seco que el caldoso, es exquisito!!

    La galera es un marisco que me encanta, pero nos pasa a la mayoría de la gente de Castellón. Desde hace unos años se ha revalorizado mucho y actualmente es uno de los productos del mar más consumidos en nuestra zona.
    Mira si nos gusta, que desde hace ocho años se celebran durante el mes de febrero, unas jornadas gastronómicas de la "Galera del Grau", en las que varios restaurantes del Grao de Castellón elaboran un menú donde el ingrediente estrella de cada plato es la galera, y donde el plato principal del menú es un arroz con el sabor especial de la galera. En estas jornadas se combina a la perfección el mar, la montaña y la huerta.

    Yo he utilizado verduras congeladas de las que me dieron en ASEVEC para el concurso #MiVerduraCongelada, y que hice con ellas recetas como el pollo al horno con verduras y el soufflé de brócoli; y aunque el concurso ha finalizado, yo sigo haciendo recetas con las verduras que aún tengo y que están riquísimas.
    Las galeras son frescas de la lonja del Grau de Castellón.
    El caldo que le he puesto es casero de pescado que tenía congelado.


     Ingredientes:(2 personas)
    • 6 galeras.
    • 140g. de arroz.
    • Medio pimiento rojo.
    • Medio pimiento verde.
    • 2 alcachofas.0
    • 1 tomate maduro.
    • Un puñado de diversas verduras frescas o congeladas.
    • 1 ñora.
    • Un chorrito de vino blanco.
    • Azafrán y colorante alimentario.
    • Pimentón de la Vera-
    • 1,5 o 2 litros de caldo de pescado.
    • Sal.
    • Aceite de oliva virgen.
    Modo de hacerlo:
    • Corta el rabito de la ñora y ponla en remojo con agua tibia.
    • Cuando esté tierna saca la carne de la ñora y reserva.

    • Lava y corta en dados pequeños los pimientos y las verduras.
    • Pon una cazuela con aceite al fuego, cuando esté caliente saltea las galeras durante unos 5 minutos.
    • Cuando tengan color, echa por encima de las galeras el vino blanco y deja que se evapore.
    • Saca las galeras de la cazuela y pásalas a un plato hondo.
    • En la misma cazuela que has salteado las galeras añade todas las verduras y sofríelas hasta que hayan cambiado de color.

    • Pela y corta en trocitos el tomate y añádelo a la cazuela con las verduras, deja que se cocinen hasta que el tomate esté hecho.
    • Ahora añade la carne de la ñora y mezcla.
    • Echa el pimentón de la Vera y el azafrán, remueve bien.

    • Añade al sofrito el arroz y remueve para que se mezclen los sabores de las verduras, deja que se sofría durante unos minutos o hasta que veas que el arroz ha cambiado de color.
    • Añade el caldo, remueve y llévalo a ebullición. Ten en cuenta que el caldo tiene que estar en proporción de 3 tazas de caldo por cada taza de arroz.
    • Echa el colorante por el caldo.
    • Reserva 2 galeras salteadas por persona y añade las otras a la cazuela.
    • Cuece a fuego fuerte durante 10 minutos, luego baja el fuego medio y termina de cocer durante 6 o 7 minutos más tapado.

    Sirve el arroz caldoso con las galeras que habías reservado por encima......y a disfrutar!!

    Espero que te guste.