Tarta de queso y chocolate blanco. 10º Aniversario


Esta entrada de hoy es muy especial para mí, hoy quiero invitaros a un trocito de esta deliciosa tarta, para que me acompañéis en la celebración del 10º aniversario de Mandarinas y miel.

Durante el mes de febrero del año 2014, empecé mi andadura por el mundo bloguero, parece mentira pero ya han pasado 10 años desde que empecé esta aventura y me adentré en un mundo desconocido para mi, animada por mis hijos para que enseñara todo lo que cocinaba, escribía y me guardaba.

Un mundo en el que he conocido gente maravillosa como son mis compañeras bloggers, que aún sin conocernos personalmente, siento a muchas como amigas, y con las que he compartido y sigo compartiendo, muchos retos y recetas.

Les doy las gracias a ellas por su apoyo y sus comentarios, que me ayudan mucho a mejorar día a día, pero también os doy las gracias a vosotros, a todos los que visitáis mi blog, o me seguís en las redes, y a todos los que veis mis recetas y me dejáis, o no, comentarios.
Han sido 10 años en los que he publicado 854 recetas de todo tipo, dulces y saladas, tradicionales y contemporáneas, nacionales y extranjeras....recetas de aprovechamiento, recetas cocinadas con microondas y en freidora de aire....

Pero sobre todo, recetas de mi tierra, de Castellón, que sé que son las que más os gustan, como la que más visitas ha tenido desde que la publiqué, las "Rosquilletas valencianas, Margarita la mustia" , y como no, también recetas con naranjas y mandarinas valencianas!!

Si alguna de mis recetas os ha sido útil, durante estos 10 años, me doy por satisfecha!!

Esta tarta de queso y chocolate blanco, sin horno y sin huevos, es una verdadera delicia. Es una tarta que me guardé hace tiempo en instagram, porque desde que la vi me encantó como estaba decorada, y siendo de queso y chocolate blanco, me imaginé que estaría riquísima, y no me equivoqué, está exquisita.
 
La tarta original es de mi querida compañera y amiga Elisa, de Especialmente dulce, un blog del que tienes montones de tartas, pasteles y dulces para elegir, a cada cual mejor....

Buscando tartas entre las que tengo guardadas, para celebrar el aniversario del blog, vi ésta y pensé que era perfecta para la ocasión. (Elisa también la hizo para el suyo)
Ingredientes: 
He cambiado algunos ingredientes de la base, y he puesto azúcar en lugar de eritritol, ya que Elisa la hizo sin azúcar y sin gluten.
 
Para la base:
  • 175g. de galletas. (del tipo que prefieras)
  • 100g. de mantequilla.
Para la tarta de queso:
  • 290g. de queso crema Philadelphia.
  • 250g. de queso mascarpone.
  • 150g. de chocolate blanco.
  • 120g. de nata para montar.
  • 50g. de azúcar.
  • 3 hojas de gelatinas neutra (6g. en total).

Para decorar:

  • Pistachos picados.
  • Fresas o fambuesas.
  • Arándanos.
  • Hojas de Menta.

Modo de hacerlo:

La textura de esta tarta queda muy cremosa, tipo mousse, porque no lleva demasiada gelatina, pero si te gusta más compacta añade otra hoja más.

La base:
  • Tritura las galletas con una picadora hasta que queden bien finas. 
  • Funde la mantequilla en el microondas.
  • Mezcla las galletas trituradas con la mantequilla fundida hasta que esté completamente integrada.
  • Forra un molde desmoldable con papel de horno, en la base y por los lados.
  • Coloca la masa de galletas en el fondo del molde, aprieta bien para que no se deshaga.
  • Guarda en la nevera mientras preparas la crema. 

La tarta:
  • Hidrata la gelatina en agua muy fría unos 5 a 10 minutos.
  • Mezcla el queso crema, con el queso mascarpone, bate con varillas hasta que se vuelva cremoso.

  • Trocea el chocolate blanco en trocitos pequeños y ponlo en un bol junto con el azúcar.
  • Pon la nata a hervir al fuego o en el microondas.
  • Echa la nata hirviendo sobre el chocolate y remueve hasta que se funda todo.
  • Deja un par de minutos y añade la gelatina bien escurrida, mezcla todo muy bien asegurándote de que la gelatina y el chocolate se han disuelto bien, y si ves que aún queda algo, pon el bol a calentar muy suavemente, hasta que se haya disuelto todos los ingredientes.


  • Ahora coge un poco de la mezcla de quesos y ves añadiéndola a la mezcla del chocolate.
  • Termina de añadir y mezclar todo el queso con el chocolate, hasta que quede una crema homogénea.
  • Echa toda la crema en el molde sobre la base de la tarta.
  • Guarda en la nevera unas 5 a 6 horas (mejor de un día para otro).
  • Desmolda.


Para decorar:

  • Tritura los pistachos y ponlos por un lado de la tarta.
  • Coloca como más te guste los arándanos y las fresas o frambuesas.



Espero que te guste.

Un año más, GRACIAS, por estar ahí, ya que sin vosotros no podría seguir.

Coulant de chocolate


Hoy vamos a preparar un riquísimo bizcocho individual para este fin de semana, un postre esponjoso y tierno por fuera, y con un interior lleno de líquido chocolate, un postre de ensueño, exquisito para los amantes del chocolate.

En mi casa nos encantan los postres o dulces de chocolate, sobre todo, las mouses y los coulants, de los que casi siempre tengo varios en el congelador preparados para cualquier ocasión.

El coulant de chocolate es un postre espectacular, se hace con tan solo cinco ingredientes básicos, y es muy sencillo de preparar.
El coulant de chocolate no es un postre demasiado antiguo, ya que se empezó a elaborar en los años 80, en el restaurante del chef francés Michel Bras, desde entonces, se fue convirtiendo en uno de los postres más famosos del mundo.

Su maravilla radica en el contraste de sus texturas, con un exterior delicadamente tierno y esponjoso, y un interior de chocolate caliente y líquido, que se derrama nada más meter la cuchara en el coulant.

Es el postre ideal cuando se tienen invitados, ya que puedes tener varios coulants en el congelador y tenerlos hechos en 6 o 7 minutos.
Parece mentira que con los años que hace que preparo coulant en casa, y que casi siempre tengo varios congelados, aún no lo tuviera publicado en el blog.


Ha sido gracias al reto "Tus recetas" de Elvira y Estela, que lo publico ahora, ya que el ingrediente elegido este mes, ha sido el "Chocolate negro", y enseguida pensé en el coulant.

El punto perfecto de horneado es fundamental, ya que se tiene que quedar tierno por fuera y fundido en su interior. El momento exacto es cuando veamos que los bordes están hechos y el centro todavía está tembloroso.

Ingredientes:(Para 4 o 5 coulants. Si quieres más cantidad, debes doblar las cantidades)

  • 100g. de chocolate negro postres.
  • 100g. de mantequilla, más un poco más para untar los moldes.
  • 2 huevos.
  • 50g. de azúcar.
  • 45g. de harina.
  • 1 pizca de sal.
  • Cacao en polvo para espolvorear.
  • Azúcar glass (opcional)

Modo de hacerlo:

Yo los he cocinado en la freidora de aire, pero puedes hacerlos en el horno a 190º durante unos 10 minutos, depende siempre de tu horno.

  • Funde el chocolate negro con la mantequilla al baño maría o en el microondas. Deja que se temple.
  • Casca los huevos en un bol, añade el azúcar y bátelos con varillas hasta que estén espumosos.
  • Añade la crema de chocolate y mezcla hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Tamiza la harina y añádela a la crema de chocolate en tres veces y sin dejar de remover, hasta que se integre bien.
  • Engrasa los moldes o flaneritas, con mantequilla.
  • Espolvorea con el cacao.
  • Rellena los moldes con la masa hasta 3/4 partes de su capacidad. (Aquí puedes congelarlos para otro momento)
  • Precalienta la freidora 2 o 3 minutos a 160º, hornea durante 8 o 10 minutos.
  • Antes de sacarlos pincha con un palillo, el interior debe quedar semilíquido y el exterior debe estarhecho.

Espero que te guste.

Si quieres ver las recetas con chocolate de mis compañeras de reto, pincha en la foto.

Pan candeal de cuatro cantos


Si hace unos años me llegan a decir que yo iba a hacer un pan candeal, no me lo hubiera creído. Este pan tan blanco, seco y tierno a la vez, con una miga increíble, lo he visto siempre que he viajado por España, y me encantaba.

Hace ya bastante tiempo que empecé a cogerle el gusto a amasar, a las masas, a los panes caseros, y es algo que cada vez me gusta más y me relaja. De hecho, ya hay bastantes panes diferentes publicados en el blog, pero con el candeal no me había atrevido aún.

Y es que este pan no se amasa, se trabaja y se refina a base de pasar el rodillo varias veces sobre la masa doblada como un tríptico, y la verdad es que al ser una masa muy poco hidratada, cuesta bastante, y es un gran trabajo de brazos y manos.

Pero tengo que decir, que vale la pena el esfuerzo, es un pan espectacular!

Este precioso pan candeal en forma de flor, que vamos a hornear hoy, es muy tradicional en algunos lugares de España, como Andalucía o Extremadura. Es una de las muchas formas que se le suele dar al pan candeal.

El pan candeal es un pan blanco, muy antiguo y tradicional, que forma parte de la cultura de nuestro país desde hace muchísimos años. Es un pan con una miga densa, como de algodón, y una corteza fina, como porcelana.

La tradición dice que este tipo de pan se tiene que hacer con harina de trigo candeal, una variedad de trigo autóctona, que poco a poco ha ido desapareciendo, y que daba lugar a una harina floja, refinada y con poco gluten. Ahora se pueden hacer también con harinas panificables suaves, de poca fuerza.
El pan candeal, sobado o bregado es una variedad de pan blanco, que se caracteriza por tener una masa con baja hidratación, lo que hace que la masa se tenga que trabajar de una forma diferente a cualquier otro pan, dando lugar a una miga apretada, densa y sin alvéolos. 
 
Hay una gran variedad con diferentes formas de pan candeal, nosotros vamos a hacer el "Pan de cuatro cantos", un pan que gracias a los profundos cortes que se hacen en la masa, ésta se abre de esta forma tan espectacular.

Este pan, es uno de los formatos de candeal más altos, y por eso, es el que más miga tiene. Sus cuatro cantos y su enorme centro, permiten que este pan se coma sin cortar con cuchillo, ya que se arrancan con las manos.

Como casi todas mis recetas de pan, ésta, también es de Iban Yarza.

Ingredientes:
La Masa madre:(la noche anterior)
  • 100g. de harina panificable suave. (W130)
  • 50g. de agua.
  • 0,2g. de levadura fresca. (1 lenteja)
La Masa final:
  • 150g. de Masa madre del día anterior.
  • 400g. de harina panificable suave.
  • 200g. de agua.
  • 9g. de sal.
  • 2g. levadura fresca.

Modo de hacerlo:
Para hacer más corto el refinado, vamos a hacer un contrafresado, una técnica que consiste en separar parte de la harina para introducirla más tarde, y así poder amasar más sencillamente.

La Masa madre:
  • La noche antes mezcla los ingredientes de la masa madre y deja fermentar al menos 12h. por encima de 20º. 
La Masa final: 
  • Al día siguiente la MM estará en su punto.
  • Mezcla todos los ingredientes en un bol reservando unos 30 o 40g. de la harina para más tarde (contrafresado).
  • Mezcla hasta que sea una masa homogénea.
  • Pasa la masa a la mesa y amasa durante 5 minutos, o hasta que quede fina. Al haber reservado parte de la harina, la masa se amasa con más facilidad.
  • Ahora añade el resto de la harina y amasa hasta que se absorba toda.

  • Ahora toca refinar con el rodillo estirando la masa hasta que mida 1 cm. de grosor.
  • Pliega en tres como un tríptico, como si fuera una hoja de papel al meterla en un sobre.
  • Vuelve a estirar y plegar. Gracias al amasado con la harina añadida después, solo tendrás que hacer lo de estirar y los pliegues unas 4 o 5 veces, hasta que quede manejable y sedosa.
  • Bolea con fuerza para dar tensión y deja fermentar sobre una tela durante 2 horas. Déjala destapada un rato para que se haga una finísima piel.
  • Pasa la bola a una hoja de papel de horno.
  • Dale cuatro cortes muy profundos a la masa, casi hasta la base, hazlos de extremo a extremo.
  • Deja que fermente 1 hora más.
  • Pasado el tiempo, y los cortes se hayan abierto, repásalos otra vez.
  • Precalienta el horno a 230º con calor arriba y abajo, sin vapor, y baja a 210º nada más meter el pan en el horno.
  • Cuece el pan durante unos 45 minutos.
  • Deja que repose tapado con una tela hasta que se enfríe por completo.


Espero que te guste.

Tarta fina de manzana

Si hay una tarta de frutas sencilla, y siempre, rica rica, es la tarta de manzana, y además, es de la que hay infinidad de recetas.

Hoy os traigo una, que creo es la más sencilla de todas las publicadas en el blog, una tarta fina de manzana, hecha con masa de hojaldre, muy fácil de hacer y con un resultado increíblemente delicioso.

A diferencia de otras tartas de manzana, algo más pesadas por la base o el relleno, ésta, es tan fina y ligera, que apetece comer más de un trocito, porque casi solo se nota la fruta.

La verdad es que a mí, la manzana, me encanta utilizarla en la repostería, el sabor y el aroma de la manzana cocinada en bizcochos, cocas o tartas, me chifla....Si eres un amante de las tartas de manzana, como yo, esta tarta es ideal para ti.
 
Por eso este mes, para el reto Homenajeblog de Elvira y Estela, en cuanto le vi a Gloria de Comideríayrepostería, esta deliciosa "Tarta fina de manzana, Gordon Ramsey" decidí que sería mi homenaje a ella.

Gloria tiene un blog delicioso, y el nombre de ella, define a la perfección lo que encuentras dentro, todas las recetas te hacen sentir en la "gloria". Hasta sus hijos, "expertos catadores" le dicen que tiene un don especial para la cocina.
Esta tarta es perfecta cuando necesitas hacer algo dulce en un momento, ya que se prepara en un santiamén, y con solo 4 ingredientes, que casi siempre solemos tener en casa.
 
Pero si te apetece probar diferentes cocas, bizcochos o tartas con manzana, te recuerdo alguna de las publicadas en el blog, como la Tarta tatín de manzana, la Tarta de manzana polaca, Szarlotka, la Tarta flan de manzana y canela, la Tarta de queso y manzana, la Coca de manzana y almendra, mi queridísima "Coca de manzana, coca de poma", el Bizcocho de manzana y calabaza, o las bonitas Rosas de manzana.

Ingredientes:
  • 1 masa de hojaldre redonda o cuadrada.
  • 2 manzanas.
  • Mantequilla derretida.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • Azúcar glass (opcional)

Modo de hacerlo:
Yo la he asado en la freidora de aire, pero puedes hacer la tarta en el horno.
  • Extiende la masa de hojaldre sobre una superficie enharinada, o sobre el mismo papel que lleva.
  • Coloca un plato en el centro, márcalo con un cuchillo y corta un círculo.
  • Pincha con un tenedor por toda la masa para evitar que suba durante el horneado.
  • Coloca la masa en la bandeja del horno o de la freidora de aire, reserva.

  • Prepara un bol con un pincel y zumo de limón (nos va a servir para pintar la manzana y que no se oxide).
  • Descorazona y pela las manzanas.
  • Corta en discos finos enteros (queda más bonito que en medias lunas y se tarda menos en cubrir la base) Si utilizas la mandolina se hacen enseguida. 
  • Ves mojando con un poco de zumo de limón las rodajas de manzana, para que no se oxiden mientras las colocas sobre la base.
  • Coloca los discos de manzana sobre la masa de hojaldre, superponiendo uno sobre otro, y poniendo uno en el centro al final de todo.
  • Pinta con mantequilla derretida por encima de toda la tarta.
  • Esparce abundante azúcar por encima de la manzana.
  • Pon la tarta en la freidora de aire a 160º durante unos 15 minutos, o hasta que veas que está dorada y crujiente. Si la haces en el horno, coloca en el horno precalentado a 200º con calor arriba y abajo, durante unos 20 minutos.
 
  • Sirve templada. (Se puede acompañar con helado cremoso de nata, vainilla o leche merengada)
Gloria siguiendo la receta de Gordon Ramsey, espolvorea con azúcar glass toda la tarta y luego la quema con un soplete, yo este paso no lo he hecho porque me ha parecido que ya tiene bastante azúcar, pero puedes hacerlo como ella.

Espero que te guste.

Bueno Gloria, ha sido un verdadero placer entrar en tu cocina, he disfrutado mucho.

Si quieres ver las recetas del homenaje que han hecho mis compañeras de reto, pincha en la foto del logo:

Pizza de anchoas y queso


Hoy es viernes y vamos a preparar una riquísima pizza, ideal para cenar y compartir con los amigos, familia o simplemente, para ti.

Es verdad que la pizza apetece todo el año y en cualquier momento, da lo mismo la época que sea ni el día, pero parece que en fin de semana, sobre todo los viernes para cenar, es cuando más pensamos en tomarnos una pizza. Y es que es genial, pensar que puedes comerte la pizza tranquilamente en el sofá de casa, viendo la tele o disfrutando de los tuyos.

Hoy vamos a hacer una de mis pizzas favoritas, la pizza de anchoas y mucho queso, me encanta el queso derretido mezclado con el sabor salado de las anchoas horneadas, casi deshechas por encima. Pero si no te gusta ese sabor, siempre puedes añadirlas nada más sacar la pizza del horno.

La pizza es un clásico del que hay infinidad de recetas, sea cambiando la forma de hacer la masa o sea por el relleno, ya que se pueden añadir una gran variedad de ingredientes al gusto de cada uno.

Hacer pizza con la masa casera, es muy sencillo, solo necesitamos harina, agua, aceite de oliva y levadura de panadero. Pero, además, con la receta tan sencilla y sin amasado de Ibán Yarza, la tienes hecha sin complicaciones. En la mayoría de mis panes utilizo recetas de Ibán, como puedes ver en el blog, son recetas muy bien explicadas y que nunca fallan.

Hacer esta Pizza de anchoas y queso ha sido para participar en el reto InternationalDay, un reto de instagram, ideado por Andrea de Andreíta come de todo. Y es que hoy día 9 de febrero se celebra el Día Internacional de la Pizza, que es cuando se le concedió la declaración de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. 
 
Si quieres ver otras pizzas diferentes de masa y de relleno, puedes pinchar en Pizza de melva, en la clásica Pizza Margarita, o en Pizza extrafina de queso de cabra.

Ingredientes:(para 3 pizzas)
  • 525g. de harina panificable.
  • 340g. de agua.(65%)
  • 20g. de aceite de oliva suave.
  • 11g. de sal.
  • 5g. de  levadura fresca o 1,5 de levadura seca.

Para el relleno:

  • Salsa de tomate frito casero o en conserva.
  • 1 lata de anchoas en aceite de oliva.
  • Queso rallado de mozzarella.
  • Aceitunas rellenas de anchoa.

Modo de hacerlo:
La mezcla de los ingredientes la he hecho en la panificadora, pero si no la tienes solo tienes que mezclar todos los ingredientes en un bol con la mano, estará pegajosa, ahora deja reposar 15 minutos en el bol, para luego pasarla a la mesa y seguir con los pliegues, como explico.
 
En la panificadora:
  • Disuelve la levadura en el agua tibia.
  • Echa los líquidos primero en la cubeta y después los sólidos.
  • Pon el programa de que dura 15 minutos.
  • Saca la masa de la cubeta y ponla sobre la mesa ligeramente enharinada, haz una bola.

  • Haz 4 pliegues sobre la masa, 1 por cada lado, deja que repose 5 minutos, haz lo mismo un par de veces y reposo de 5 minutos.
  • Divide la masa en tres trozos, haz una bolita con cada uno, ponlas en 3 tápers untados de aceite y los guardas en la nevera durante 1, 2 o 3 días, o hasta que quieras formas las pizzas.
  • Pasados esos días en la nevera, la masa habrá aumentado de tamaño en los tápers.
  • Saca la masa y ponla en la mesa enharinada, ves aplastando con las yemas de los dedos, empezando por la parte más cercana a ti y estira hacia adelante. (si te hace falta, echa más harina en la mesa)
  • Ves estirando y dando vueltas a la masa, haciendo movimientos circulares similares a un limpiaparabrisas.
  • Precalienta el horno a 250ºC.
  • Cuando esté formada, coloca rápidamente el relleno, intenta que no esté muy húmedo porque mojaría la masa.
  • Echa el tomate por toda la base, rellena todo con mucho queso y coloca por encima las anchoas y unas aceitunas, echa un poco más de queso por encima.
  • Coloca la pizza sobre papel de horno y colócala directamente sobre la base del horno, esto producirá un golpe de calor que hará que nuestra base quede crujiente, deja 2 o 3 minutos.
  • Cuando empiece a dorarse, pon la pizza en una bandeja del horno y hornea durante unos 5 minutos, o hasta que veas que la masa está hecha.
Como todas las pizzas, ésta de anchoas y mucho queso, debes tomarla recién salida del horno para que las anchoas estén caliente y el queso fundido. 

Espero que te guste.

Si quieres ver las maravillas de pizzas de mis compañeras de reto, pincha en la foto del logo:

Buñuelos de viento

Mañana es jueves lardero, y oficialmente empiezan los carnavales, aunque donde vivo no se suelen celebrar con desfiles ni a lo grande, si que lo celebramos de manera gastronómica, ya que siempre preparamos alguno de los dulces típicos de estas fechas.

Hoy vamos a preparar los buñuelos de viento, bunyols de vent, que al igual que los demás dulces tradicionales de esta época, también lo son de la Semana Santa.

Los buñuelos de viento son unas riquísimas bolitas de masa frita, elaborada con harina de trigo, mantequilla y huevos, una receta que hemos heredado de nuestras abuelas.
Se les llama de viento porque la masa, al contacto con el aceite caliente, se hincha y dobla su volumen. Los más tradicionales no llevan relleno, solo es la masa, aunque ahora se hacen diferentes versiones rellenando los buñuelos de crema pastelera, nata, chocolate......

Los buñuelos de viento son un bocado exquisito que puedes preparar en un momento, son un postre excelente, muy económico y cunde mucho.

Quedan perfectos para cualquier momento del día y del año, pero en otoño o invierno, acompañados de un café o chocolate, sientan de categoría!!

Hacía tiempo que quería publicar los buñuelos de viento, y es que los demás dulces tradicionales de Carnaval o de la Cuaresma, ya los tengo publicados, como son la Leche frita, los Frixuelos, les Orelletes, o les Casadielles.....que puedes ver en el blog.

Algunos de los buñuelos, los he rellenado de crema pastelera casera, no los relleno todos porque siempre hay alguien que los prefiere sin nada, tal cual están.

La crema pastelera no os explico como hacerla, pero puedes verla paso a paso, en el enlace Crema Pastelera.
Ingredientes:
  • 125g. de harina.
  • 125g. de leche o agua.
  • 30g. de mantequilla.
  • 50g. de azúcar.
  • 2 huevos.
  • 1 cta. de levadura.
  • Ralladura de naranja.
  • 1 pizca de sal.
  • Aceite de oliva suave para freír.
  • Azúcar para rebozar.
  • Crema pastelera (opcional)

Modo de hacerlo:
La clave de unos buenos buñuelos está en saber freír, procura que el aceite no esté demasiado caliente, para evitar que se quemen por fuera y queden crudos por dentro.
  • Pon en un cazo al fuego la lecho o el agua, la mantequilla, el azúcar, la ralladura de naranja y una pizca de sal.
  • Cuando empiece a hervir, echa la harina de golpe y remueve hasta que la masa no se pegue a las paredes del cazo. 
  • Aparta el cazo del fuego y deja que se temple.
  • Ahora añade los huevos de uno en uno y mezcla bien.
  • Deja que la masa repose durante 2 horas para que coja consistencia.

  • Pon una sartén al fuego con abundante aceite, a fuego medio.
  • Cuando esté caliente, añade una cucharada de la masa, y ayudándote de otra, deja caer la masa en la sartén formando los buñuelos.
  • Añade más cucharadas poco a poco, no pongas demasiados a la vez, ten en cuenta que ésta se hinchará y necesitará más espacio para no pegarse con otras. 
  • Dales la vuelta para que se doren por todos los lados.
  • Saca y ves dejándolos sobre papel de cocina.
  • Rebózalos enseguida por azúcar, si se enfrían, el azúcar no se adhiere tan bien.

Relleno:
  • Pon la crema en una manga pastelera.
  • Haz un pequeño agujero en el buñuelo, y con ayuda de la manga pastelera ves rellenando los buñuelos.
  • Espolvorea con azúcar.
Es la primera vez que hago buñuelos de viento, pero no será la última, porque les han gustado mucho a todos!!

Espero que te guste.
Gracias por tu visita!!
Si me dejas un comentario, me haces muy feliz ya que me ayuda mucho!!
Que Recetas

Participo en: