Albóndigas veganas de garbanzos en salsa de tomate

abril 30, 2016 | 14 Comentarios


Otro mes terminado y toca el Reto Cocinillas, reto en el que cocinamos recetas de la chef Lorraine Pascale.

Este mes toca receta salada, y entre todas las seguidoras de Lorraine, hemos elegido estas albóndigas veganas de garbanzos en salsa de tomate, romero, comino y pipas de calabaza.Tengo que decir que estaban riquísimas, en casa nos han gustado mucho. Todas esas especias que lleva le da un sabor increible a la salsa.
Las he hecho practicamente como Lorraine, he cambiado la cúrcuma que no encontré y le he puesto pimentón de la Vera que le dá un sabor que me encanta, no le he puesto los dátiles y en lugar de la passata, he utilizado tomate frito casero.

Ingredientes:(14 albóndigas)
Para las albóndigas:
  • 1 tarro de garbanzos cocidos.
  • 1 pellizco de sal gruesa.
  • 8 cucharadas de pan rallado sin gluten (o normal).
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolla.
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera.
  • Aceite de oliva virgen.
Para la salsa:
  • 2 cucharaditas de semillas de comino.
  • 2 cucharaditas de romero picado.
  • 1 puñado de pipas de calabaza.
  • 200 g de tomate frito.
  • 2 cucharaditas de salsa Worcestershire vegetariana o normal.
  • Un chorrito de vino tinto, opcional. 
 Modo de hacerlo:
  • Pica los garbanzos con una picadora o con un tenedor, hasta que queden hechos una pasta.

  • Pica finamente la cebolla y el ajo.
  • Añade a la pasta de garbanzos la sal, la cebolla, el ajo y la cucharadita de pimentón, mezcla hasta que se forme una pasta gruesa.
  • Echa un chorrito de aceite de oliva y mezcla.
  • Añade el pan rallado y mezclar suavemente.

  • Haz las albóndigas con la mezcla de garbanzos en bolitas de unos 3 cm de diámetro.
  • Pon aceite en una sartén, cuando esté caliente añade las albóndigas y sofríe hasta que estén doradas.
  • Saca las albóndigas y ponlas en un plato con papel absorvente, reserva.
  • Cuela el aceite para hacer la salsa porque las albóndigas se deshacen bastante y sueltan mucha masa en el aceite.

  • Añade el comino, el romero y las pipas de calabaza a la sartén y cocina hasta que empiece a oler el aroma de las semillas de comino.
  • Agita la sartén un poco para asegurarte de que todo se cocina igual, añade el tomate frito y dale unas vueltas.

  • Añade la salsa inglesa y un chorrito de vino tinto y cocina durante unos 8 minutos.
  • Sazona la salsa con sal y pimienta.
  • Añade de nuevo las albóndigas durante 1 minuto. Si se cocinan mucho más tiempo pueden deshacerse.

Ten mucho cuidado de no moverlas porque se deshacen enseguida, cuando he puesto las albóndigas en la sartén la salsa era ligera, y en un momento ya estaba espesa de tanto que se deshacen.

Las albóndigas en sí estaban muy gustosa, pero se deshacen demasiado aún sin tocarlas.....creo que me quedo con mis albóndigas de siempre!!!

Te dejo los enlaces de mis compañeras de reto, a ver como les ha ido a todas!!!


Blanca - http://acalablanca.blogspot.com/201...
Alicia: http://www.panuvasyqueso.com/2016/0...
Elhornodemar: http://elhornodemar.blogspot.com/20...
Chus : http://siguiendoanenalinda.blogspot.com.es/...
Mara.: http://masdulcequesaladopuntocom.blogspot.com/...
Montse: http://www.nosinmitaper.com/2016/04...
Vivi: http://hoycocinavivi.blogspot.com/2...
Marisa: http://marisaenlacocina.blogspot.com.es/...
Susana: http://teconlimonycanela.blogspot.com/...

Espero que te guste.

14 comentarios:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Espárragos trigueros con huevos trufados.

abril 26, 2016 | 2 Comentarios


Hay veces que las recetas más sencillas son las más sabrosas, la cocina diaria normalmente suele serlo, pero desde que tengo el blog, intento hacer platos nuevos, sanos y originales....aunque de vez en cuando, me doy cuenta de que no tengo que complicarme tanto para hacer un plato rico, fácil y delicioso, y eso es lo que pasa con esta receta....solo lleva tres ingredientes: espárragos trigueros, huevos y trufa.

Como ya sabéis, hay pocas cosas tan ricas como unos buenos huevos fritos, pero si además esos huevos están trufados, ya es el paraíso!!!
Y esta receta los lleva.....no os imagináis que aroma sale del huevo cuando lo abres. Si te gusta el aroma de la trufa no te puedes perder esta receta.
La trufa que he utilizado para esta receta es fresca, natural, la compré este invierno en la feria de la trufa de Catí, un pueblo de la comarca del Alto Maestrazgo; ahora la tengo congelada y la saco cada vez que quiero utilizarla.

La trufa de esta comarca se distingue por su sabor y ante todo por su aroma, es de excelente calidad.

La mejor manera de utilizar la trufa negra es consumirla fresca, tiene que conservarse en la nevera y solo unos 8 o 10 días. Aunque también la puedes congelar, para eso la tienes que limpiar bien y guardar en un recipiente hermético, cuando queramos utilizarla de nuevo, se ralla sin descongelar lo que necesitemos y se vuelve a guardar en el congelador.
Los huevos trufados son unos huevos de gallina cuya yema ha cogido el sabor de la trufa, te explico como trufar los huevos:

Tienes que poner una trufa en un tupper cerrado con varios huevos, y tenerlos 2 o 3 días para que coja el sabor... cuantos más días, más sabor.
La yema coge el aroma de la trufa, esto se produce por la porosidad que tiene la cáscara del huevo, solo toma ese aroma la yema porque la clara no tiene la suficiente grasa para que se impregne del aroma. La cáscara del huevo coge un fuerte olor que puede parecer que se han estropeado, pero no, es solo el olor que se impregna de la trufa.
Puedes utilizar estos huevos para hacer unos sabrosos huevos fritos, pero tiene que gustarte la trufa porque la yema coge un sabor muy fuerte, pero si te gusta, te encantará.....

Vamos con la receta:

Ingredientes:
  • Un manojo de espárragos trigueros o verdes.
  • Huevos trufados.
  • Ralladura de trufa.
Modo de hacerlo:
  • Limpia los espárragos y corta la parte más dura del tallo, por donde ya no se corta facilmente, pártelos en trozos grandes.
  • Pon una sartén al fuego con unas gotas de aceite, cuando esté bien caliente, dora los espárragos hasta que estén al dente, sazona, sácalos y reserva.
  • Pon un cazo con agua al fuego y coloca con cuidado los huevos para que no se rompan.
  • Cuando empiece a hervir, deja que cuezan unos dos minutos, apaga el fuego y tapa el cazo. Pasados unos 5 minutos echa agua fría y pélalos, es mejor que se queden poco hechos.
  • Coloca los espárragos en un plato, parte un huevo cocido por la mitad y ponlo encima de los espárragos ( no te puedes imaginar el aroma que sale del huevo al abrirlo.....).
  • Ralla un poco de trufa por encima del huevo.
También puedes hacer los huevos fritos!!
Sírve caliente.

Espero que te guste.

2 comentarios:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Salmorejo

abril 24, 2016 | 14 Comentarios

Cuando en verano tenemos que organizar una comida o cena, hay un sinfín de recetas fantásticas para hacer, pero hay un primer plato que me encanta.....el salmorejo, es una receta sencilla y barata de la gastronomía andaluza, más concretamente de Córdoba. 
El salmorejo es una crema de tomate, pan, ajos, aceite de oliva y una cierta cantidad de miga de pan, que se suele acompañar de huevo cocido y jamón serrano.

Es un plato veraniego, fresco, lleno de vitaminas y muy sencillo de hacer.....Como siempre digo con las recetas populares, hay tantas versiones como casas donde se prepara, yo os pongo mi receta, con un toque de ajo que me gusta mucho. Al igual que el gazpacho, me gusta que quede una crema algo espesa, pero si te gusta más ligero puedes colarlo.

Esta es la receta que le he cogido a Ivan Plademunt de El restaurante imaginario para el reto Asaltablogs. Ivan tiene un blog de lo más peculiar, con recetas riquísimas. Cuando entré en su blog no sabía por cual decidirme, tenía varias que me gustaban....empecé descartando los dulces (estoy a dieta), volví a entrar el domingo y como aquí hacía un día precioso de sol y calor, me decidí por el salmorejo que suelo hacer a menudo en verano, es que me encanta!!! 
Pincha aquí y verás su receta.

El salmorejo me gusta acompañarlo de jamón crujiente y huevo duro, pero puedes ponerle la guarnición que más te guste.


Ingredientes:(2 personas)
  • 4 tomates maduros.
  • 1 dientes de ajo.
  • 100ml. de aceite de oliva virgen.
  • 50g. de pan duro.
  • Sal.
Como guarnición:
  • Huevo duro.
  • Jamón serrano.
Modo de hacerlo:
  • Pela los tomates, quita las semillas y pícalos en trocitos.
  • Pela y pica el diente de ajo.
  • Pon el pan en remojo con un poco de agua, cuando esté tierno escúrrelo bien con las manos, reserva.
  • Pon los tomates, el ajo y el pan en el vaso de la batidora y tritura todo bien.
  • Añade la sal y el vinagre, bate para que emulsione bien durante unos minutos.
  • Añade el aceite poco a poco y bate a la vez hasta que se convierta en una crema fina.
  • Prueba otra vez de sal y de vinagre, y déjalo a tu gusto.
  • Sirve en cuencos poco hondos.
  • Corta el jamón serrano en trocitos, ásalos en el horno para que se tuesten un poco y quede crujiente.

  • Corta en trocitos el huevo duro.
  • Cubre todo el salmorejo con el huevo duro y el jamó.
  • Sirve fresco, no frío.
Los tomates deben estar maduros, así al salmorejo estará más sabroso y tendrá un precioso color.

Espero que te guste.                    

14 comentarios:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Olla de acelgas, olleta de bledes.

abril 22, 2016 | 11 Comentarios

La olleta de bledes es uno de esos platos tradicionales que se hacen en casa, y que cuando vas al mercado a comprar las verduras frescas del terreno, siempre oyes a alguna señora que quiere acelgas para hacer la olleta.

Eso fue lo que me pasó a mi el jueves pasado, me fui al mercado que hacen en la plaza mayor de Vila-real, con productos de los agricultores de la zona para comprar la verdura de la semana, calabacines, judías, tomates.... pues esperando a que me tocara el turno, una señora delante de mi pidió acelgas y comentó que iba a hacer la olleta de bledes......le pregunté como la hacía y me la explicó en un momento, con una facilidad que me hizo pensar que la debía hacer toda la vida.....y es que es un plato muy típico de aquí.
En ese momento me acordé que para el reto de Pilar, Color y sabor de temporada, la verdura elegida era la acelga....así que decidí hacer la olleta.

Ya tengo varias recetas con acelgas en el blog, como los pastelitos de acelga que suelo hacer en Cuaresma, las pencas de acelga en escabeche típicas de Cáceres, que probé cuando estuve allí y me encantaron, y las acelgas rehogadas al pimentón que están riquísimas.....y ahora la olla de acelgas.

Como la mayoría de las ollas, se puede hacer con carne o solo de verduras.....yo he elegido hacerla solo con acelgas, habichuelas y un poquito de arroz, es muy sencilla y lleva muy poco ingredientes, pero el resultado es realmente sorprendente.


Ingredientes:(4 personas)
  • 200g. de acelgas, 5 o 6 pencas.
  • 1 bote pequeño de habichuelas cocidas, o 100g de alubias frescas puestas en remojo.
  • 2 patatas pequeñas.
  • 200g. de arroz.
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cabeza de ajos.
  • 1 trozo de apio.
  • 1 hojita de laurel.
  • Sal.
  • Azafrán.
Modo de hacerlo:
  • Limpia bien las acelgas con agua, corta en trozos las hojas y las pencas.
  • Pela y corta la patatas en taquitos.
  • Sofríe en una olla con aceite la cabeza de ajos, hazle un corte transversal para que suelte el gusto.
  • Añade las acelgas troceadas, dales unas vueltas para que se rehoguen bien.
  • Echa la cucharadita de pimentón y remueve, pon la hoja de laurel y sazona.
  • Cubre de agua o caldo hasta tapar las acelgas, deja que se cueza todo unos 20 minutos a fuego medio.

  • Añade las patatas troceadas y las habichuelas, remueve con cuidado y deja que cueza todo hasta que las patatas estén algo tiernas, unos 10 minutos, prueba de sal.

  • Cuando las patatas estén a media cocción, mira a ver si hace falta que le pongas más agua, cuando hierva de nuevo echa el arroz y un poco de azafrán, estará cocido en unos 15 o 17 minutos. No tiene que quedar demasiado caldoso, sino un poco denso y meloso.

Tienes que prestar un poco de atención a lo que haces cuando lo estás comiendo, siempre hay una hojita graciosa de acelga bien caliente que cuelga del borde de la cuchara, y que se te pega en la barbilla, aunque la recompensa merece el riesgo.

Espero que te guste.
Si haces esta receta o cualquier otra del blog, mándame una foto para ver como te ha quedado y la compartiré en mis redes sociales!!!

Puedes seguir el blog desde Facebook, Instagram y Twitter.

11 comentarios:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Marmitako de atún a la guindilla.

abril 20, 2016 | 4 Comentarios


El marmitako es una receta de pescadores, tiene su origen en los barcos de pesca asturianos, cántabros y vascos. Es una receta que se puede preparar tanto con atún rojo como con atún blanco o bonito del norte.

Es un guiso de atún con pocos ingredientes como patata, cebolla, pimientos y tomate.
Su nombre proviene de la palabra marmita que es el recipiente donde se preparaba este guiso a bordo de los barcos. Como en la mayoría de recetas populares, hay infinidad de variantes, lo más importante es que el guiso quede más bien picante y con sabor, que soso, y sobre todo que el atún quede jugoso.

Como me gusta mucho el toque picante en algunas comidas y sobre todo en algunos pescados, os he puesto la receta como la hago en casa y que ya hacía mi madre y nos encantaba a todos.
He hecho el marmitako con atún rojo, pero podéis hacer lo mismo con bonito, es una receta muy sencilla, sana y rápida de preparar.

El atún se conoce también con el nombre de cimarrón y atún rojo, siendo una especie distinta a la albacora, bonito del norte o atún blanco.
La principal diferencia morfológica entre el atún y el bonito del norte está en la aleta pectoral, que es corta en el atún y muy larga en el bonito.
Su carne es menos apreciada que la del bonito del norte, pero tiene un gran valor nutritivo. Al igual que los demás pescados azules, es muy abundante en minerales y vitaminas.

Ingredientes:(3 personas)
  • 500g. de atún fresco.
  • 1 pimiento choricero.
  • 1 pimiento rojo.
  • 2 pimientos verdes.
  • 1 cebolla mediana.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 guindillas.
  • 1 hoja de laurel.
  • Perejil fresco.
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera.
  • 1 tomate natural o 2 cucharadas de tomate frito.
  • 3 patatas.
  • Medio vasito de vino blanco.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Aceite de oliva virgen extra.
Modo de hacerlo:
  • Pon en remojo el pimiento choricero, cuando esté blando sácale la carne.
  • Limpia y corta los pimientos en trozos, la cebolla en juliana y los ajos bien picaditos.
  • En una cazuela con aceite rehoga los pimientos, los ajos y la cebolla, echa un poquito de sal.
  • Cuando esté todo bien pochado añade la carne del pimiento choricero, mezcla todo bien.
  • Añade las patatas peladas y troceadas en dados, echa la cucharadita de pimentón y mezcla.
  • Incorpora el vino y la hoja de laurel, deja que se reduzca el vino y se evapore el alcohol.

  • Cubre con agua las patatas, añade las guindillas y el perejil, sazona y deja que cueza despacio hasta que estén tiernas las patatas, unos 25 minutos.

  • Añade el atún cortado en tacos y el tomate frito, cuece solo 5 minutos más.
  • Deja que repose tapado unos 10 minutos después de haber apagado el fuego para que quede en su punto.
El único secreto que puede tener este plato es que el atún se haga con el calor del caldo, casi sin cocer al fuego para que quede más jugoso.
Si puedes guisarlo en cazuela de barro siempre queda mejor.

Como el marmitako es una receta de pescadores, las proporciones no tienen por qué ser exactas, hay quien pone más patatas, hay quien solo pone pimiento verde......

Pero lo que si que tienes que tener en cuenta (según me dijo la pescatera), es que nunca cortes los trozos de atún con cuchillo o tijera.....tienes que empezar el corte con cuchillo pero luego desprender el trozo con los dedos.
Espero que te guste.

4 comentarios:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Ensalada a la arlesiana.

abril 18, 2016 | 11 Comentarios


Estamos de nuevo con el reto de la Marquesa de Paraberes, el reto que viene de la mano de Estela, Mi Dornillo. Este mes, Estela ha contado con una colaboradora de lujo para elegir una receta, Merche de Hogar y brasas......si entras en el blog de Merche te encantará, es un blog precioso, con mucho estilo y con un lujazo de recetas!!!

Como es habitual en mí casi siempre suelo escoger recetas dulces, pero este mes me había hecho la idea de preparar una receta salada y algo ligera....así que cuando vi que Merche había propuesto una ensalada no me lo pensé, por partida doble iba a hacerla, primero porque es lo que ha elegido mi amiga y segundo porque se adaptaba a lo que quería hacer....así que aquí está mi "ensalada a la arlesiana".
Las ensaladas son una fuente excepcional de vitaminas, minerales y fibra alimentaria. Son un alimento de la mayor importancia en la salud y en la cocina.

Decorativas, fáciles y rápidas de preparar, combinan con todo tipo de platos y permiten conseguir fórmulas muy sabrosas.
Las verduras, componente fundamental de las ensaladas tienen una gran riqueza en agua y una escasa cantidad de proteínas e hidratos de carbono simples, por lo que su valor calórico es muy bajo.
El aliñado de las ensaladas ha de hacerse en el mismo momento de servirlas.
El término "a la arlesiana", hace referencia a una guarnición de la cocina francesa, se basa en un acompañamiento de verduras como berenjena, calabacín, judías verdes.....

Según dice la Marquesa, esta ensalada es un conjunto de hortalizas y anchoas a la vinagreta.

Te pongo la receta tal como la tiene la Marquesa en su libro, y luego como la he hecho yo.
Ingredientes: (3 personas)
  • 2 tomates.
  • 60g. de judías verdes.
  • 2 patatas.
  • Aceitunas.
  • Anchoas en aceite de oliva.
  • Aceite de oliva al romero.
  • Vinagre de Módena.
  • Sal.
Modo de hacerlo:
  • Cuece las patatas sin pelar en agua con sal, cuando estén frías, pela y corta en cuadraditos.
  • Limpia las judías verdes, corta las puntas y con un cuchillo o pelapatatas quita los hilos de las vainas.
  • Corta en cuadraditos y ponlas a cocer en agua hirviendo con sal, unos 10 minutos o hasta que veas que están cocidas pero algo crujientes, que no estén demasiado blandas. Si las judías son muy tiernas no hace falta que le quites los hilos.

  • Limpia y corta los tomates en cuadraditos.
  • En una fuente o plato, coloca los tomates y las patatas formando una cruz.
  • Rellena la cruz con las judías verdes.
  • Adorna con las anchoas y las aceitunas. 
Hacemos la vinagreta:
  • En un cuenco o mortero echa el aceite de romero, un chorrito de aceto y una pizca de sal, mezcla para que se emulsione todo.
Yo le he puesto aceite de romero hecho por mi y que le da un sabor riquísimo, pero puedes utilizar cualquier aceite de oliva virgen.

  • Echa la vinagreta por encima de la ensalada en el momento de servirla.

Como dice la Marquesa, conviniendo se podrá forzar el condimento, ya que las ensaladas compuestas requieren estar bien sazonadas.


Espero que te guste.
Te dejo el enlace para que puedas ver las versiones que han hecho mis compañeras, de las recetas de la Marquesa, pincha aquí.

11 comentarios:

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.

Gracias por tu visita!!
Si me dejas un comentario, me haces muy feliz ya que me ayuda mucho!!

Participo en: