martes, 11 de febrero de 2014

Mousse de chocolate blanco

El domingo pasado quería hacer de postre una mousse de chocolate negro, pero me di cuenta de que no me quedaba, así que lo hice de blanco y la verdad es que fue un éxito ya que les encantó a todos, sobre todo a mi hijo que le gusta mucho el chocolate blanco.
Es muy fácil y rápido de preparar pero os recomiendo que lo hagáis de un día para otro, o con unas horas de reposo en la nevera.



Ingredientes:(4 personas )
  • 150gr. de chocolate blanco de postres. 
  • 300ml. de nata para montar.  
  • 1 hoja de gelatina. 
  • 1 cucharadita de azúcar.  
Modo de hacerlo:
  • Antes que nada si no tienes la nata muy fría métela en el congelador 5 o 10 minutos, es que así se te montará mejor después. Guarda una poquita para el chocolate y la gelatina.  
  • Ahora pon en un bol el chocolate troceado con un poco de la nata reservada y a fuego muy lento deja que se funda, remueve con una espátula de goma.
  • Un poco antes de que se funda del todo apaga el fuego y sigue removiendo, que con el calor que hay en el bol se acabará de deshacer.
  • Pon la hoja de gelatina en agua muy fría, déjala unos minutos. 
  • Calienta un poco la nata reservada que te ha sobrado, escurre la gelatina y échala en la nata caliente, remueve hasta que se disuelva y ponla en el bol con el chocolate. Reserva. 
  • Ahora es el momento de montar la nata. Si las varillas con las que vas a montar la nata son manuales te recomiendo que utilices un bol de cristal o de acero ya que montan mejor, si son eléctricas, da lo mismo. También depende de la nata el que suban mas o menos, te aconsejo que utilices una nata o crema de leche que tenga un mínimo de 32% de materia grasa ya que cuanto más grasa tenga montará mejor, y sobre todo, la nata tiene que estar muy fría. 
  • Empieza a batir y cuando ya tenga una textura cremosa añade la cucharada de azúcar y sigue batiendo hasta que estén bien montadas.  
  • Añade al chocolate fundido una cucharada de la nata montada, mezcla con una espátula de goma.
  • Echa poco a poco la mezcla de chocolate en el bol de la nata y remueve a la vez con la espátula, de arriba abajo y con movimientos envolventes para que no se baje. 
  • Pon la mousse en los recipientes elegidos y adórnalos con chocolate negro rallado, hojas de menta, guindas..
Espero que te guste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.