domingo, 13 de julio de 2014

Tarta de leche merengada.




















  La leche merengada es uno de los postres que no suelen faltar en verano en toda la costa mediterránea. Si el helado de leche merengada es una delicia, la tarta no se queda atrás, se prepara en un momento, no necesita horno y se puede tener en el congelador.
  La tarta mousse de leche merengada tiene un sabor a canela y limón que suele gustar a todo el mundo, además es muy fácil de preparar y queda genial para las comidas y cenas del verano. 
  Hace unos años que la hice por primera vez, estaba buscando algún postre con leche merengada y la vi, estaba en el blog de La cocina de Auro, y desde entonces la hago cada verano, no he cambiado nada porque es deliciosa tal como la hace Auro.                             
            






















Ingredientes:
  Para la base:
  • 250gr. de galletas tipo napolitanas.
  • 70gr. de mantequilla.
  Para la mousse:
  • 600gr. nata para montar.
  • 5 claras de huevo.
  • 5 hojas de gelatina.
  • 380gr. de leche condensada.
  • 200ml. de leche entera.
  • 1 rama de canela.
  • Cáscara de limón.
  • Ralladura de limón.
  • Canela molida.
Modo de hacerlo:
  La base:
  • Tritura las galletas, añade la mantequilla fundida y mezcla.
  • Coloca la mezcla de galletas en un molde desmoldable, aprieta bien.
  • Mete el molde en el congelador.                                                      

  Mousse de leche merengada:
  • Pon la gelatina en agua fría para hidratarla.
  • En un cazo al fuego, pon la leche entera con la cáscara de limón y la rama de canela, cuando hierva apaga el fuego y deja unos 5 minutos.
  • Pon la leche colada en un bol grande, añade la gelatina y  mezcla, echa la leche condensada y mueve hasta que se disuelva, deja que se enfríe un poco.
  • Monta las claras hasta que estén duras, añade la ralladura de limón y un poco de canela molida, sigue montando.
  • Vierte las claras en el bol con las leches y mueve con cuidado.
  • Monta la nata y ves echándola en la mezcla de las leches poco a poco y con movimientos envolventes (de arriba a abajo) para que no se baje.                               
  


  • Prueba para ver si le falta canela o azúcar.
  • Vierte la mousse en la base de galletas y pon en la nevera unas 6 horas como mínimo, mejor si la haces de un día para otro.       

      También puedes hacer la base con galletas normales, bizcocho, magdalenas...con todo queda bien pero el gustito de la canela en las napolitanas queda genial.                   


                                                                                                                         


Espero que te guste.

3 comentarios:

  1. Me ha encantado esta tarta... me la apunto, y me quedo por aquí de seguidora. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Que tarta más buena, sin duda la voy a hacer. Gracias¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Gracias Cari por tu comentario, ya verás lo fácil que es y lo buena que está. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.