domingo, 30 de abril de 2017

Sopa de ajo negro


Que poco nos podemos fiar de este tiempo, hace unos días apetecía estar en la playa del calor que hacía, y ahora han bajado tanto las temperaturas que vuelven a apetecer cosas calientes.
Buscando en el blog de Pilar, Per sucar-hi pa, una receta que llevarme al mío para el reto Asaltablogs, me encontré con esta deliciosa sopa que no dudé en mangarle, si quieres ver su receta pincha aquí.
El primer día que entré en el blog de Pilar me paseé por toda su cocina y no me decidía....me gustaba todo; al final me llevé 3 deliciosas recetas dulces (como es costumbre en mí), pero el viernes volví a entrar y me quedé con esta sopa....aunque tengo guardadas las recetas dulces que ya irán cayendo!!


He cambiado un poco la sopa de Pilar porque la sopa de ajo ya la tengo publicada, la he hecho con ajo negro que ya le tenía ganas desde que se la vi a mi amiga Merche de Hogar y brasas y me dijo que estaba riquísima.
Yo no soy muy amante del ajo negro, pero a mi marido le encanta, así que esta vez la receta estaba pensada para él, se la preparé para cenar.......y fue todo un éxito, le encantó!!
Ingredientes: (2 personas)
  • 4 o 5 ajos negros.
  • 2 rebanadas de pan de pueblo, hogaza o barra dura.
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera.
  • 2 huevos.
  • 1l. de caldo suave de pollo o agua.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal.
Modo de hacerlo:
  • Pela y corta en láminas los dientes de ajo.

  • Corta y trocea el pan en trozos pequeños. 
  • Pon una cazuela al fuego y calienta tres o cuatro cucharadas de aceite de oliva, cuando esté caliente, añade los ajos y sofríelos. 
  • Cuando cambien de color, añade el pan cortado y sofríe ligeramente.
  • Añade la cucharadita de pimentón y una pizca de sal, rehoga unos minutos para que se impregne bien el pan.
  • Cubre todo con el caldo caliente y deja que hierva unos 10 minutos o hasta que veas que el pan empieza a deshacerse, prueba de sal.

  • Pasado ese tiempo es el momento de echar los huevos para que se cuajen, remueve enseguida para hilar la clara.
Aparta del fuego y sirve bien caliente.

Como ya os he dicho antes no soy muy amiga del ajo negro, pero os puedo asegurar que esta sopa está riquísima, no tiene un color muy apetecible pero de sabor es una delicia.
Ha sido un placer entrar en tu cocina Pilar!!
Espero que te guste.

18 comentarios:

  1. Me la apunto, porque soy como tu marido: el ajo negro me encanta!
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Nos encantan las sopas de ajo y la verdad, nunca la hemos probado con ajo negro pero tenemos que hacerlo, tiene pinta de ser una delicia!!

    ResponderEliminar
  3. Jooo pues mi marido es todo lo contrario, no puede ni ver el ajo y claro luego yo sufro las consecuencias y no puedo probar delicias como esta.
    Besoss

    ResponderEliminar
  4. Yo cada vez que veo una sopa de ajo , me viene a la memoria mi padre al que le gustaba mucho esta sopa y se la preparaba muchas noches para cenar ( era un cocinillas maravilloso ) Seguro que con ajo negro le habria gustado mucho. Con esto te lo digo todo amiga , no es la primera vez que me emociono con una de tus recetas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Mavi!!!! ya veo que te ibas preparada als peregrins!!!! menudo asalto rico te has marcado!!!! Genial!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Curiosa cuando menos! Ajo negro para una sopa de ajo... interesante. Más suave, y ligeramente ahumado, no puede quedar mal.

    ResponderEliminar
  7. Todo un acierto para estos días fresquitos que se han colado. Me la guardo, que con ajo negro tiene que estar riquísima. Kissess

    ResponderEliminar
  8. Riquisima sopa, y cob el ajo negro queda mucho mejor!! Bs.

    ResponderEliminar
  9. Todavía no he preparado ninguna receta con ajo negro, esta es una buena idea. Tiene que tener un sabor muy rico. Besos

    ResponderEliminar
  10. Suelo hacerla a menudo en invierno , pero la de ajo normal, probaré a hacerla con ajo negro a ver como queda, si sale como la tuya , exito asegurado!!

    ResponderEliminar
  11. Es una pequeña vuelta de tuerca a la sopa de ajo tradicional, lo cual es una buena idea, queda muy... chef!

    ResponderEliminar
  12. tengo que probar esta variante con el ajo negro, porque las sopas me encantan, y si son de pastor como la sopa de ajo ya muero de amor!! <3
    besitos!!

    ResponderEliminar
  13. Ya estoy aquí, desde que vi la foto ayer, supe que te había quedado buenísima y al entrar veo que no me he equivocado, te ha quedado como dices tu, de categoría y con un color genial.
    Buen asalto y muchas gracias.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  14. Por fin puedo pasarme a visitaros! Rica rica esta sopita y con el toque de ese ajo! Buen asalto!

    ResponderEliminar
  15. Nunca he probado el ajo negro pero las sopas me encantan.
    Buen asalto Mavi, besos.

    ResponderEliminar
  16. Me encanta lo de hacerla con ajo negro!! Una receta tradicional pero con un toque moderno y diferente que tiene que estar buenísimo.
    Genial asalto! Muás
    Ni Blanco Ni en Botella

    ResponderEliminar
  17. Hola Mavi, cuando el termómetro se enfila hacia bajo siempre es buen momento para degustar una sopa, y en este campo la de ajo es la reina. Genial la aportación del ajo negro, se ha de probar si o si. Buen asalto y ya me dirás como van las "dulces" :)

    Besos,
    Pilar

    ResponderEliminar

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.