Natillas caseras con galleta, sopada

marzo 25, 2018 | 18 Comentarios

Si hay un postre que me recuerda la niñez son las natillas caseras, sobre todo porque me las hacía mi abuelita y estaban riquísimas!!
Las natillas son un postre tradicional, sencillo y tan bueno que creo que la mayoría de los niños lo tienen entre sus favoritos....y los mayores también.

Siempre que hago y publico un dulce tradicional y sobre todo de los de toda la vida pienso en mi abuelita, era la mejor. Cuando sabía que iba a ir a su casa me preparaba de todo, rosegons, pastissets de cabello, rollitos de anís.......era muy golosa y yo era y soy igual que ella, aunque ahora ya casi no los pruebo, pero los hago para mi familia que les encantan.

Estoy muy contenta con esta receta porque tenía ganas de publicarla y nunca le tocaba el turno. He tenido que entrar en la cocina de Verónica de Cocinando para mis cachorritos y mangarle esta deliciosa receta para por fin ponerla.

Estamos en el último domingo de marzo y toca un reto con el que disfruto un montón, no solo porque entramos en las cocinas de nuestros compañeros y nos llevamos lo que queremos, sino porque, como en esta ocasión aprovecho para publicar recetas habituales en casa y que siempre voy dejando porque nos las comemos y ya está........es el reto Asaltablogs!!

Este mes, Marga de Azafranes y canelas, la jefa, hizo el sorteo y le tocó ser asaltada a Verónica, una madrileña que tiene un blog de lo más completo y variado, con recetas tradicionales pero también modernas, con recetas para todos los problemas alégicos de hoy en día y como no, recetas para los niños...para sus cachorritos!!!
Si quieres ver la receta de sus natillas caseras pincha en el enlace.

Vamos con este sencillo y delicioso postre!!


Ingredientes:
  • 4 yemas de huevo.
  • 500ml de leche.
  • 100g de azúcar.
  • 15g de harina de maíz.
  • 1 rama de canela.
  • 1 limón.
  • Galletas María.

Modo de hacerlo:
  • Reserva un poco de la leche y pon el resto a calentar con la corteza de limón y la rama de canela sin que llegue a hervir.
  • Pon la leche que has reservado en un bol y añade la maicena, remueve bien hasta que se haya disuelto y no queden grumos, reserva.
  • Pon en otro bol las yemas con el azúcar y bate hasta que esté todo bien unido.
  • Echa sobre los huevos batidos con el azúcar la leche con la maicena y remueve.

  • Cuela la leche caliente y échala sobre la mezcla de huevos, remueve con unas varillas.
  • Pasa toda la mezcla a un cazo y ponlo a fuego lento hasta que empiece a espesar pero sin que llegue a hervir, remueve continuamente para que no se pegue en el fondo.

  • Cuando esté en su punto, viértelo en las cazuelitas o donde lo quieras servir.
  • Pon una galleta sobre las natillas y espolvorea con canela molida.
  • Deja que se enfríen y guarda tapadas con papel film en la nevera.

Hay otra forma más clásica de poner la galleta que es colocándola primero en la cazuelita y luego echando por encima las natillas, la galleta sube enseguida y se coloca encima, pero a mi me gusta más poniéndola al final....pero eso va a gustos.

También puedes hacerlas sin galleta y servirlas solo con canela.

Son unas natillas muy cremosas, rápidas y fáciles de preparar, un postre sano y casero que no tienen nada que ver con los comprados en las tiendas.

Ha sido un placer entrar en tu cocina Verónica, tienes cosas riquísimas!!!

Si quieres saber más sobre este divertido reto, pincha en la foto!!
Espero que te guste.

Puedes seguirme en:
https://www.facebook.com/mandarinasymiel
https://twitter.com/mandarinasymiel
https://instagram.com/mandarinasymiel/

18 comentarios:

  1. Vaya delicia! En mi casa las natillas vuelan cuando las hago. Estas están divinas! besitos!

    ResponderEliminar
  2. Las natillas caseras están bien ricas! :D

    ResponderEliminar
  3. Me encanta las natillas caseras, un gran reto. Un besote y feliz semana desde La Cuchara en la Maleta!!

    ResponderEliminar
  4. esto me devuelve a mi infancia , no había placer mas grande que comerme unas buenas natillas con su galleta encima

    ResponderEliminar
  5. buenísimas se ven...dan ganas de catarlas!!
    un beso

    ResponderEliminar
  6. Menudas natillas ricas, ricas, me encantan y como las has presentado.
    Muy buen asalto.
    Bs

    ResponderEliminar
  7. snif snif... lloro porque nunca me han salido las natillas, no se, no le cojo el punto, se me suelen cortar o me salen super líquidas, mi abuelita no hacía natillas por lo que no pude aprender jejeje... y también lloro de lo ricas que te han quedado, son para llorar de maravillosas.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  8. Te han quedado perfectas. Se ven tremendamente ricas. Buen asalto el que has hecho con estas natillas

    ResponderEliminar
  9. Maravillosas natillas Mavi. Me traen muy buenos recuerdos, aunque en mi casa se hacían de sobre (chino mandarin, el niño...ya sabes)

    Es una bonita manera de recordar a tu abuela

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  10. A mi cachorrita, que es quien se come las natillas en casa, no le gusta la galleta por encima porque dice que se queda blanda, que digo yo que es la gracia del tema... Pero no, por eso yo no se las pongo.
    Por lo demás, me ha encantado que aprovecharas la incursión a mi cocina para hacer este homenaje a tu abuela,¡muchas gracias! 😘😘

    ResponderEliminar
  11. Me las llevo para después de la cena! buen asalto :)

    ResponderEliminar
  12. Que ricas las natillas caseras te han quedado estupendas. Me encanta la presentación tradicional con los cuenquitos de barro
    Besitos itos

    ResponderEliminar
  13. Toda una delicia! Mi hija no deja de pedirme que las prepare y con lo fáciles que son, es más pereza. Te han quedado estupendas. Buen asalto!

    ResponderEliminar
  14. Mavi recuerdos de infancia que alimentan esos recuerdos tan bonitos que compartimos con nuestras dulces abuelas, estas natillas son de esos postres ligeros y ricos, llenos de magia y sutileza. Esas copas finales que nos propones con canela me la apunto para mi, tal cual me parece deliciosa. Gran asalto!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Mira que están ricas las natillas!!! Mi madre nos las hacía y nos volvíamos locos por coger las galletas, porque la hacía en una fuente grande, jajaja!!! Un asalto fantástico!! Besitos

    ResponderEliminar
  16. Lo mejor de las natillas es la galleta :) Para mi, sin galleta es como si le faltase su esencia jajaja Nunca he probado a hacerlas porque mi madre nunca las hacía pero me las estáis vendiendo como super sencillas, me habéis animado :)

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  17. Te han quedado con pintaza. Yo soy un poco raro, debo ser el único niño al que no le gustaban las natillas (aunque en general no me gustaban los dulces, era más de pepinillos en vinagre, va con el carácter avinagrado y tal... :)). La cosa es que me gustan más de adulto y sobre todo como complemento para algunos postres, es decir, como ingrediente a su vez de elaboraciones más complejas

    ResponderEliminar
  18. Por fin tengo un momento para pasarme por tu cocina y ver la delicia que has preparado! Llamame rara pero no soporto las natillas con la galleta encima, me puede agggggggggggg pero eso no quita para que me quede con tu receta de las natillas tal cual jajajaja. De rechupete! Estupendo asalto! Un beso

    ResponderEliminar

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.