viernes, 10 de abril de 2015

Duelos y quebrantos. Reto Typical Spanish.



Ya estamos en abril, y es día 10, así que toca el reto Typical Spanish, y como las integrantes de este reto, además de aficionadas a la cocina, también lo son a la literatura, se les ha ocurrido celebrar este mes, con nuestro particular día del libro.
El 23 de abril se celebra el Día Internacional del Libro, se eligió ese día porque coincide con el fallecimiento de Miguel de Cervantes, William Shakespeare y Garcilaso de la Vega, (aunque en realidad no fue así).
Para celebrarlo, tenemos que publicar una receta unida a la literatura, una receta que aparezca en un libro que hayamos leído, en cualquier libro, y cualquier receta. 
Mi primer pensamiento fue este, los duelos y quebrantos, era lo más significativo para celebrar ese día y además este año se cumplen 400 años desde que se escribió la segunda parte del Quijote. 
No quiero decir con esto que me haya leído el Quijote entero, creo que no, la verdad es que no lo recuerdo, hace muchos años que lo leí en el Instituto cuando estudiaba el bachillerato, pero no el de ahora, el bachillerato de 6 años, soy del antiguo jeje; en la clase de Literatura nos hacían leer libros clásicos, y entre ellos estaba el Quijote.

Los “duelos y quebrantos” los hace populares Cervantes al principio del Quijote, cuando nos explica la personalidad del hidalgo manchego y nos hace una descripción de lo que come Alonso Quijano, Don Quijote, cada día de la semana.
El lugar del Quijote donde aparecen los duelos y quebrantos es este:

"En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lantejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda"

Por salir en este libro tan mundialmente conocido, los duelos y quebrantos, se han convertido en un plato tradicional de la cocina manchega, no faltan en la carta de ningún restaurante que se precie. 
La verdad es que no se sabe mucho sobre el origen de este plato, y hay diferentes teorías acerca de sus ingredientes y origen del nombre.
Sobre la idea de «duelo y quebranto» algunos estudiosos sostienen que el nombre hace alusión al «quebranto» del ayuno impuesto sobre las carnes de cerdo, tanto en las religiones judía, como islámica y su posterior «duelo» tras haber violado los preceptos del ayuno. (Whikipedia)

Los ingredientes principales son el huevo, chorizo y tocino, también hay quien le pone sesos, pero como no me gustan nada, les he puesto un poco de jamón.
Bueno, vamos con la receta como la he hecho yo, que es como la recuerdo de una vez que estuve en el Toboso.
Ingredientes:(para 2 personas)
  • 2 huevos.
  • 2 lonchas de panceta o tocino.
  • 1 chorizo.
  • 100g. de jamón serrano.
  • Rodajas de pan.
  • Aceite de oliva virgen.
Modo de hacerlo: 
  • Corta en tiritas la panceta y el jamón, y el chorizo en medias rodajas.
 
  • Pon una sartén con aceite al fuego, sofríe la panceta hasta que esté bien tostada, retira a un plato.
  • En el mismo aceite, sofríe el chorizo hasta que esté bien tostado también, aparta y reserva.
  • Pon el jamón en la misma sartén y sofríelo pero solo un poco para que no se queme.
  • Si ves que hay mucho aceite, quita un poco para que no se queden los duelos muy grasientos, pero tampoco que no falte.
  • Añade la panceta y el chorizo fritos y mezcla.                                        

  • Echa los huevos en la sartén, y rompe directamente sin batir.
  • Añade un poquito de sal y revuelve todo junto.               
                                                      

Sofríe unas rebanadas de pan para acompañar los duelos.
Se suelen servir en cazuelas de barro.

    Espero que te guste.

    El reto de este mes me ha encantado, me ha hecho recordar libros que hace tiempo que leí y sobre todo me ha hecho darme cuenta de que, con lo que me gustaba leer, desde que tengo el blog, la verdad es que no le dedico nada de tiempo a los libros; me voy a organizar mejor y voy a sacar tiempo para todo.

    Gracias chicas!!! 

    Si quieres ver las maravillas de recetas que han sacado de los libros, mis compañeras de reto, pincha aquí.

    13 comentarios:

    1. me quedo con tu receta tal cual ! lo de añadirle sesos...mejor no
      bs

      ResponderEliminar
    2. Otra version deliciosa de un calsico que muchas hemos leido en el colegio. Yo aun me acuerdo de la primera frase de memoria! Excelente elección, un besito

      ResponderEliminar
    3. Viva El Quijote y la comida manchega!! jejejeje. Pintaza Mavi!! un beso :)

      ResponderEliminar
    4. He visto otra versión de esta receta y las dos estupendísimasssss!!!!

      bss.

      ResponderEliminar
    5. Un plato delicioso, pero mejor sin sesos :) El libro no me lo he leído, pero queda para pendientes. :)
      Un beso!
      Raquel

      ResponderEliminar
    6. que casualidad!!! y que ricos son estos duelos y quebrantos, los tuyos con jamoncíto uhmmmm para perder el sentido , como Don Quijote!!! no me extraña que confundiese los molinos!!
      un besazo, me quedo por aquí!!

      ResponderEliminar
    7. Estuve a punto de hacer esta receta, soy manchega y aún no la tengo en el blog...pero me decidi por otra. Un revuelto de los mas ricos y consistentes!! Bs.

      ResponderEliminar
    8. Madre mi que ricura de plato, un día de estos la voy a hacer, encima sencilla y rápida, me la llevo con permiso,besos

      ResponderEliminar
    9. mmmm que reto mas apeteciblee!!y que rico lo que nos has preparado mavi!!
      besotes guapetona!

      ResponderEliminar
    10. que buena propuesta Mavi, me encanta como te ha quedado tiene una pintaza increible ;) bss

      ResponderEliminar
    11. no he leido el libro pero esa receta me parece bestial, esto es una delicia!!me encanta!!
      un beso!!
      http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

      ResponderEliminar
    12. ¿Y yo por qué no he probado esto? ¡Si es de mi tierra! ¡No tengo remedio! El Quijote sí me lo leí en los tiempos de instituto y después lo he releído un par de veces más. Pues nada, ya tengo un reto: Probar los duelos y quebrantos que además es que tienen una pinta de chuparse los dedos.
      Un besito

      ResponderEliminar

    Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.