Cordiales

diciembre 10, 2017 | 9 Comentarios


Cada vez estoy más convencida de que las casualidades existen; hace cosa de un mes llamé a mi amiga Catina porque hacía mucho tiempo que no hablábamos, estuvimos más de media hora pegadas al teléfono hablando de todo un poco, durante la conversación le dije que quería hacer polvorones y no tenía la receta, Catina tan amable como siempre, me dijo que tenía un par de recetas y que me las enviaría por email. Hablando de las navidades y de los dulces navideños me dijo que allí, en Cartagena, eran muy típicos los cordiales (yo no había oído hablar de ellos), y que cuando los hiciera para estas fiestas me mandaría unos pocos para que los probara ya que según ella son riquísimos, así quedamos y nos despedimos.

Por la tarde recibo un correo de las chicas del reto Typical Spanish donde me dicen que blog me había tocado del amigo invisible para el reto de diciembre, y no os podéis imaginar que blog era.......pues si, La cocina de Catina, no me lo podía creer!!

El blog de Catina ya me tocó por sorteo el año pasado en otro reto de los que participo y entonces le robé una riquísima quiché de espárragos.

Pero ahora tenía que elegir una receta navideña o si no lo era teníamos que navideñizarla, o lo que es lo mismo, hacerla con aire navideño; no me ha hecho falta porque Catina tiene varias recetas navideñas y mirando mirando me encontré con los cordiales que ella me había comentado, así que sin pensarlo decidí que iba a hacerlos.

Los cordiales son un postre navideño, típico de la Región de Murcia, sobre todo de Cartagena. Sus ingredientes fundamentales son las almendras y el cabello de ángel, por tanto es un postre con ingredientes muy naturales.

La llegada de los cordiales a las casas es síntoma de que se acerca la Navidad. Los cordiales como tantos otros dulces tradicionales se inventaron dentro de los muros de un convento. Pero su popularidad se ha extendido a todo el territorio nacional. (Estos datos los he sacado de la web regmurcia)


Ingredientes:
  • 250gr de almendra molida.
  • 150gr de azúcar.
  • 2 huevos.
  • Ralladura de un limón.
  • 1 cucharadita de canela molida.
  • cabello de ángel.
  • Una bolsita de obleas (opcional).

Modo de hacerlo:
  • Pon la almendra molida en un bol y añade el azúcar, la canela y la ralladura de limón, remueve un poco.
  • Añade el cabello de ángel y mezcla.
  • Pon un huevo y mezcla con los demás ingredientes, añade el otro huevo y sigue mezclando hasta que la masa sea uniforme y estén los ingredientes bien integrados.
  • Deja reposar la masa al menos una hora para que la almendra se empape bien del resto de ingredientes.

  • Precalienta el horno a 180º.
  • Prepara la bandeja de horno con papel de hornear.
  • Con la ayuda de dos cucharas coge trocitos de la masa y ves formando montoncitos y colócalos sobre el papel, como esta masa no sube con el calor del horno puedes colocarlas cerca unas de otras.
  • Hornea durante 15 o 20 minutos más o menos o hasta que veas que se están doraditos.
  • Deja que se enfríen sobre una rejilla.

Lo típico es hacer los cordiales sobre una oblea pero se me olvidó comprarlas cuando me puse a hacerlos y han quedado igual de ricos.

Si utilizas las obleas ponlas sobre el papel de horno y luego sobre cada una un montoncito de masa.

Catina tiene toda la razón son un bocado exquisito!!! Son como un mantecado pero además con cabello de ángel.....toda una delicia!!

Los cordiales junto a los polvorones, las marquesas, los turrones y otros muchos dulces navideños típicos de cada lugar se suelen tomar en la sobremesa de las comidas y cenas de Navidad, acompañando el café y licores.

Como siempre Catina ha sido un placer entrar en tu cocina y aprender algo nuevo y exquisito!!


Si quieres ver las recetas de los amigos invisibles de todos los que participamos en el reto Typical Spanish, pincha en la foto:
Espero que te guste.

Si preparas esta receta sube una foto a cualquier red social y etiquétame en Facebook, Twitter, Instagram, Google+.

9 comentarios:

  1. No me lo puedo creer!!!!Que alegria mas grande me estoy llevando,desde luego que vaya casualidad que te haya tocado mi blog para el amigo invisible y has escogido uno de mis dulces favoritos de la navidad. Que por cierto te han quedado perfectos. Yo todavia no me he puesto con los dulces de navidad , siempre los hago una semana antes para que esten recien hechos y lleguen a la famila que los estan esperando con ansia. Mavi gracias por todo el cariño y por esa receta . Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. No son casualidades sino causalidades jejejeje. Estabas destinada a hacerlos! Y que bien te han quedado! Un besito y felices fiestas!

    ResponderEliminar
  3. Casualidades de la vida...eso es que estáis conectadas en espíritu jajaja. Te han quedado de lujo! Un beso!

    ResponderEliminar
  4. que cosa más rica y además con cabello de angel !! me apunto a esta delicia
    besos
    Rosa

    ResponderEliminar
  5. Qué dulce tan rico...no lo conocía. Me lo apunto para probar de hacerlo algún año! Tienen muy buena pinta! :D

    ResponderEliminar
  6. Qué casualidad que el reto te dirigiera hacía tu amiga. Una alegría. No conozco estos dulces pero leyendo la receta debe quedar riquísimo. Me gusta. Las almendras son un ingrediente bastante común en las mesas dulces de navidad en España. Un auténtico placer.

    ResponderEliminar
  7. La vida es así. Yo también tengo muchas anécdotas parecidas. Catina es un encanto y esta receta la había oído, pero no la conocía.
    Te han quedado espectaculares. Todo lo que lleva es para que sepan a gloria.
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  8. No te imaginas como me tientas con estos cordiales seguro que estaban de rexupete no lo siguiente ,te han quedado de relujo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  9. Las he hecho de dos maneras: una siguiendo la receta al pie de la letra y otra sustituyendo parte de la almendra molida por granillo grueso. Están increibles. Muchas gracias.

    ResponderEliminar

Si tienes alguna duda o quieres comentar algo de las recetas, escribeme.